RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Estrategia para Asia

Archivos

1) OBJETIVO

Definir una política respecto a Asia para incrementar la presencia económica de la Unión Europea (UE) en dicha región y contribuir a la estabilidad y el desarrollo económico de los países de la región y a la consolidación de la democracia y del Estado de Derecho en Asia.

2) ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo, de 13 de julio de 1994 - Hacia una nueva estrategia para Asia [COM (94) 314 - No publicado en el Diario Oficial]

3) RESUMEN

En esta comunicación, la Comisión propone conceder mayor importancia a las relaciones con Asia habida cuenta del creciente peso económico y político de esta región en el mundo. Así pues, propone reorientar las políticas vigentes y abordar ámbitos nuevos de cooperación.

Tras examinar los diversos instrumentos de que dispone la UE en sus relaciones con Asia, la Comisión define las principales orientaciones estratégicas para una política voluntarista de la Unión respecto a los países asiáticos (Asia Oriental, Sudeste Asiático y Asia Meridional) y propone, en particular, incrementar la presencia económica de la Unión en Asia, contribuir a la estabilidad de dicho continente, fomentar el desarrollo económico de los países y regiones menos prósperos y alentar el respeto de los derechos humanos y la consolidación de la democracia en Asia.

Nuevo enfoque político

En el marco de la política exterior y de seguridad común, la UE debe contribuir al mantenimiento de la paz y la estabilidad en Asia con el fin de proteger sus intereses económicos y de seguridad. Así pues, la Unión debe desarrollar su propia capacidad para desempeñar un papel importante en la región estrechando las relaciones bilaterales con cada país y cada región de Asia.

Con objeto de contribuir a la estabilidad en Asia, la UE debe, por una parte, apoyar los esfuerzos realizados por los países asiáticos para cooperar, a escala regional e infrarregional, con vistas a consolidar la paz y la seguridad en la región y, por otra parte, fomentar la comprensión a nivel internacional ampliando y profundizando las relaciones políticas con los países y agrupaciones regionales de Asia a través de un diálogo político tanto bilateral como en las organizaciones internacionales.

Por otra parte, la UE debe involucrar a los países asiáticos en la gestión de los asuntos internacionales, alentarlos a desempeñar un papel más activo en las actuaciones multilaterales destinadas a mantener la paz y la seguridad internacional y fomentar su participación en las organizaciones multilaterales.

La Comisión considera que los temas siguientes han de ser objeto de debates políticos:

  • El control y la no proliferación de armas. Se trata de conceder especial importancia a aspectos como las armas convencionales, el incremento del control de seguridad del Organismo Internacional de Energía Atómica, las políticas de exportación de productos y tecnologías sensibles, los convenios por los que se prohíben las armas químicas y biológicas, y la elaboración de un tratado global sobre el cese de los ensayos nucleares.
  • Los derechos humanos. Se trata de favorecer la consolidación de la democracia y de los principios de derecho, así como el respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales.
  • La droga. Se trata de incrementar la capacidad y de asentar la voluntad de compromiso en la lucha contra la droga de los países asiáticos afectados.

Nueva estrategia de la UE relativa al comercio y la cooperación con Asia

Esta nueva estrategia responde al crecimiento económico importante, rápido y duradero que registran varias regiones de Asia y debe, por otra parte, tener presente la influencia de Japón y los Estados Unidos en la región. La estrategia debe caracterizarse por su voluntarismo para incrementar la presencia económica de la UE en Asia y mantener su liderazgo en la economía mundial.

Si bien es cierto que la estrategia de la UE abarca toda la región asiática, incluidas las relaciones con las agrupaciones regionales como la ASEAN (Asociación de Naciones del Asia Sudoriental), las políticas se refieren a cada país y deben tener presentes sus características.

La estrategia requiere necesariamente consolidar la reputación y la notoriedad de Europa en Asia, así como una política de información de la opinión pública asiática. La UE debe asimismo estrechar sus lazos con Asia en el ámbito de la enseñanza superior, la formación y los intercambios culturales. Debe fomentar la cooperación descentralizada entre las entidades de la sociedad civil y difundir los conocimientos técnicos europeos en Asia apoyando una red de centros europeos especialistas en dicha región.

El incremento de la presencia económica de Europa en Asia requiere la instauración de una cooperación económica para ofrecer al sector privado europeo un entorno comercial y un clima de inversión que favorezca el crecimiento económico y el comercio internacional.

Con el fin de incentivar las inversiones y el comercio europeos en Asia, debe lograrse que los socios asiáticos modifiquen la legislación y las normas administrativas que obstaculizan el desarrollo del comercio y de las inversiones directas europeas. Por otra parte, es preciso respaldar y asesorar a los países asiáticos que han emprendido reformas económicas para preparar la transición a la economía de mercado (como China, Mongolia, Laos y Vietnam) en su integración a un sistema comercial mundial abierto y que obedece a las leyes del mercado.

La UE debe asimismo fomentar la cooperación comercial e industrial entre empresas europeas y asiáticas proporcionando mayor información sobre las posibilidades comerciales y de inversión en Europa y Asia y creando asociaciones de empresas. Además de ello, la Unión debe incrementar la ayuda a las inversiones europeas directas en Asia mediante incentivos financieros a la creación de empresas mixtas y ayudas a la promoción comercial. Por otra parte, debe intensificarse la cooperación en los ámbitos de la ciencia, la tecnología, la investigación, el desarrollo y el medio ambiente.

Por lo que respecta a la cooperación en el ámbito de la lucha contra la pobreza, la UE debe contribuir al desarrollo sostenible y a la reducción de la pobreza en los países menos prósperos de Asia incrementando la coordinación de los Estados miembros y de la Comisión en la gestión de la ayuda al desarrollo para que dichos países puedan participar en el crecimiento.

4) MEDIDAS DE APLICACIÓN

5) TRABAJOS POSTERIORES

Última modificación: 20.11.2002
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba