RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Lucha contra la tala y el comercio ilegal de madera en los países en desarrollo

Archivos

La Unión Europea, que es una gran consumidora de productos derivados de la madera, define un proceso y un conjunto de medidas destinados a luchar contra el creciente problema de la tala ilegal de madera y el comercio asociado a esta práctica. El principal objetivo es mejorar la gobernanza de los países productores de madera y crear asociaciones voluntarias con ellos para que sólo entre en la Unión Europea (UE) madera talada legalmente.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo: «Aplicación de las leyes, gobernanza y comercio forestales (FLEGT) - Propuesta de plan de acción de la Unión Europea» [COM (2003) 251 final – no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

ÁMBITO Y OBJETIVOS DEL PLAN DE ACCIÓN

Esta Comunicación propone la aplicación de un proceso y un conjunto de medidas para afrontar el creciente problema de las talas ilegales y el comercio asociado a esta práctica. Se considera que los bosques se explotan clandestinamente cuando la madera se tala en contravención de las leyes nacionales.

El objetivo principal de dicha Comunicación es mejorar la gobernanza de los países productores de madera y crear asociaciones voluntarias con ellos para que sólo entre en la Unión Europea (UE) madera talada legalmente.

El plan de acción propuesto va dirigido a cuatro regiones y países clave que, en conjunto, poseen aproximadamente un 60% de la superficie forestal mundial y representan una parte importante del comercio internacional de madera, a saber, África central, Rusia, la franja tropical de Sudamérica y el Sudeste asiático.

ASPECTOS DEL PLAN DE ACCIÓN

El plan de acción cuenta con varios aspectos:

Apoyo a los países madereros

Se prestará especial atención a la promoción de soluciones al problema de la explotación clandestina de los bosques que sean justas y no tengan una incidencia negativa sobre los grupos más pobres. Por ejemplo, la Unión Europea podrá prestar ayuda a la gestión colectiva de los bosques y contribuir a divulgar lo aprendido de sus iniciativas anteriores en cuestión de legislaciones y políticas nacionales. Asimismo, podrá cooperar con los gobiernos socios con la finalidad de que determinados factores clave subyacentes, tales como la propiedad de las tierras y el acceso a los recursos forestales, inciten a la población local a participar en la lucha contra la explotación clandestina de los bosques.

También se ayudará a los países asociados a crear sistemas para comprobar si la madera se ha talado legalmente. Para poner en marcha dichos sistemas será necesario reforzar las capacidades técnicas, institucionales y de otro tipo de los poderes públicos, de la sociedad civil y del sector privado.

Comercio de madera

La UE va a iniciar un proceso de diálogo a largo plazo con países productores y consumidores de madera para ampliar la colaboración internacional destinada a abordar el problema de la explotación clandestina de los bosques y a desarrollar un marco multilateral en el que se puedan basar las acciones.

A corto plazo, se propone un régimen voluntario de autorización mediante el cual los países que se adhieran a dicho régimen expedirán una licencia que atestiguará la legalidad de la madera exportada a la Unión Europea. La Comisión presentará una propuesta de reglamento para aplicar este régimen. Dicho reglamento definirá los productos contemplados y especificará la licencia o la autorización exigidas.

La Comisión estudiará también las opciones de adopción de nuevas medidas y sus consecuencias y, concretamente, de no producirse avances en el ámbito multilateral, la posibilidad de aplicar una normativa destinada a controlar las importaciones en la UE de madera talada ilegalmente.

Contratación pública

Se facilitará información práctica a los órganos de contratación sobre la forma de precisar el origen legal de la madera en el contexto de los procedimientos de contratación públicavigentes en la UE.

La normativa de contratación pública vigente en la UE, al igual que la normativa propuesta, ofrecen múltiples posibilidades de integración de aspectos ambientales en los procedimientos de licitación.

Iniciativas del sector privado

La Comunicación propone medidas para fomentar iniciativas del sector privado sobre buenas prácticas en el sector forestal, concretamente, la adopción de códigos de conducta voluntarios consistentes en abastecerse únicamente de madera de origen legal.

Financiación y garantías de inversión

Se pedirá a los bancos y las instituciones financieras que invierten en el sector forestal que elaboren procedimientos que tengan en cuenta, dentro de las precauciones que han de tomarse, el impacto medioambiental y social de los préstamos al sector forestal, incluido el cumplimiento de la legislación aplicable.

Por otra parte, se debería alentar a los organismos de crédito a la exportación a que elaboren orientaciones para mejorar los procedimientos de examen y los códigos de buenas prácticas para los proyectos del sector forestal.

Lucha contra el blanqueo de capitales

La Comisión incitará a los Estados miembros a calificar de delito la explotación clandestina de los bosques con vistas a la aplicación de la Directiva europea relativa al blanqueo de capitales.

Actualmente, sólo unos pocos Estados miembros han incluido oficialmente los delitos vinculados con la explotación clandestina de los bosques en su legislación contra el blanqueo de capitales.

Madera de zonas en conflicto

La Comisión trabajará para abordar el problema que plantea la financiación de los conflictos armados mediante la venta de madera talada ilegalmente y lo hará, entre otras formas, mediante sus programas de cooperación al desarrollo.

Ejecución

Para contribuir a la ejecución de las actividades anteriormente citadas, se propone que la UE dé una respuesta coordinada que explote los puntos fuertes y las capacidades de la Comisión y los Estados miembros de la UE. Se elaborará un programa de trabajo común con estos últimos para facilitar este proceso.

CONSECUENCIAS NEGATIVAS DE LA EXPLOTACIÓN CLANDESTINA DE LOS BOSQUES

La explotación clandestina de los bosques está estrechamente ligada a la corrupción y la delincuencia organizada, ya que amenaza al Estado de Derecho, a los principios de la gobernanza democrática y al respeto de los derechos humanos.

En algunos casos, la explotación clandestina de los bosques está también asociada a conflictos violentos. Los beneficios de la explotación clandestina de los bosques (y de otros recursos naturales) se usan a menudo para financiar y prolongar dichos conflictos.

La explotación clandestina de los bosques y el comercio asociado socavan la competitividad de las operaciones legales de la industria maderera tanto en los países exportadores como importadores de madera, lo que limita la capacidad de estas industrias de realizar operaciones que impulsen la gestión sostenible de los bosques y, en general, el desarrollo sostenible.

La explotación clandestina de los bosques causa igualmente graves perjuicios al medio ambiente y empobrece la biodiversidad. A largo plazo, puede terminar por tener una repercusión negativa sobre pueblos cuya supervivencia depende del bosque y que con frecuencia se encuentran entre los más pobres y marginales del planeta.

La explotación clandestina de los bosques socava así muchos de los objetivos de desarrollo esenciales de la UE: la financiación pública del desarrollo enfocado hacia los pobres, la paz, la seguridad, la buena gobernanza, la lucha contra la corrupción y la gestión sostenible del medio ambiente.

ACTOS CONEXOS

Propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de octubre de 2008, por el que se establecen las obligaciones de los agentes que comercializan madera y productos derivados [COM(2008) 644 final – no publicada en el Diario Oficial].

El Reglamento impone obligaciones a las empresas y personas que comercializan madera y productos derivados con el fin de reducir la comercialización de productos procedentes de la tala ilegal. De este modo, la Comunidad pretende luchar sobre todo contra la deforestación y la pérdida de biodiversidad en la Tierra. Los agentes deben utilizar un marco de procedimientos que:

  • facilite la disponibilidad de información relativa a la comercialización de la madera y productos derivados;
  • incluya un procedimiento de gestión de riesgos;
  • contemple auditorías para garantizar la aplicación efectiva del sistema.

El Reglamento establece una lista de los productos a los que se aplican estas normas.

Procedimiento de Codecisión (COD/2008/0198).

Reglamento (CE) nº 2173/2005 del Consejo, de 20 de diciembre de 2005, relativo al establecimiento de un sistema de licencias FLEGT aplicable a las importaciones de madera en la Comunidad Europea [Diario Oficial L 347 de 30.12.2005].
Este Reglamento establece un sistema comunitario de regulación de la importación de determinadas maderas y productos derivados con miras a la aplicación del sistema de licencias FLEGT. Se trata de medidas destinadas a luchar contra la explotación ilegal de los bosques y el comercio de la madera procedente de dicha actividad ilegal, un problema que acarrea pérdidas considerables para los países en desarrollo y causa degradaciones medioambientales. Las medidas adoptadas consisten en crear asociaciones voluntarias destinadas a apoyar y alentar la mejora de la gobernanza en los países más perjudicados por la explotación ilegal de los bosques, y establecer un sistema de licencias con los países socios para garantizar que en la Unión Europea sólo entre madera de origen legal procedente de éstos.

Última modificación: 25.07.2006
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba