RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 10 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Innovación y estrategia de Lisboa

Archivos

1) OBJETIVO

Definir el proceso de innovación y la política de innovación, así como presentar un programa de acción para la Comunidad y los Estados miembros destinado a contribuir a la realización de los objetivos adoptados en el marco de la estrategia de Lisboa.

2) ACTO

Comunicación de la Comisión, de 11 de marzo de 2003, «Política de la innovación: actualizar el enfoque de la Unión en el contexto de la estrategia de Lisboa» [COM (2003) 112 final - no publicada en el Diario Oficial].

3) SÍNTESIS

Contexto. En esta Comunicación se analizan el proceso de innovación y la estrategia de Lisboa, que se puso en marcha en marzo de 2000 con el objetivo de convertir la Unión Europea en la economía más dinámica y más competitiva del mundo de aquí a 2010. Esta Comunicación, junto con el Libro Verde sobre el espíritu empresarial y la Comunicación sobre política industrial en una Europa ampliada, contribuye al desarrollo de la política empresarial orientada hacia la competitividad de las empresas y el crecimiento económico.

Definición. La innovación consiste en la producción, la asimilación y la gestión con éxito de la novedad en los ámbitos económico y social.

Importancia de la innovación para las empresas. La innovación permite a las empresas conquistar nuevos mercados o hacer frente a la competencia. Presenta formas muy distintas, que van desde la invención que resulta de la investigación y el desarrollo hasta la creación de nuevos conceptos de comercialización, pasando por la adaptación de procedimientos de producción, la explotación de nuevos mercados o la utilización de nuevos enfoques organizativos.

La carrera hacia la innovación resulta tan importante como la competencia por precios. Así pues, las empresas han de desempeñar un papel activo en este ámbito, en concreto a la hora de recibir los resultados de la investigación y de contribuir al crecimiento de la competitividad de la Unión Europea.

La política de innovación. En el ámbito político, la diversidad de la innovación plantea dificultades para abarcar el proceso en su globalidad. Aunque resulta más adecuado seguir un enfoque sistémico que incluya todos los elementos que intervienen en la innovación, al principio se siguió un enfoque lineal, que tomaba la investigación como base. Para poder comprender otras formas de innovación, además de la tecnológica, conviene desarrollar el modelo sistémico. Por ello, la Unión Europea se ha impuesto la tarea de ampliar sus conocimientos sobre este proceso, a fin de elaborar una política eficaz.
La integración de la innovación en las diversas políticas permitiría fortalecer la empresa, que se sitúa en el núcleo del proceso de innovación. De este modo, formar al personal en el espíritu empresarial le permitiría aprovechar mejor las oportunidades que ofrece el mercado. Para cooperar con éxito con otras empresas y con los poderes públicos, es necesario crear «conglomerados de empresas» (clusters) complementarios, concentrados geográficamente, interdependientes y competitivos. Las condiciones del mercado y la demanda de los consumidores también desempeñan un papel importante. Determinados parámetros como la competencia, la aportación de capital, un entorno reglamentario poco exigente o la existencia de una mano de obra cualificada y móvil también son necesarios para el desarrollo de procedimientos innovadores. Debido a este contenido múltiple, la puesta en marcha de la política de innovación resulta delicada, por lo que las administraciones comunitarias, nacionales y regionales han de abordarla con el máximo de flexibilidad.

Los retos. La Unión Europea tendrá que recuperar el retraso que tiene con respecto a sus principales rivales, ayudar a los nuevos Estados miembros a cubrir sus lagunas, desarrollar los conocimientos necesarios y sacar partido de su situación económica y social.
Así pues, a pesar de que en el momento de elaborar los cuadros de indicadores de la innovación para 2001 y 2002 se identificaron algunos resultados alentadores, la Unión Europea sigue acusando un retraso importante en comparación con los Estados Unidos y Japón. Sin embargo, algunos Estados miembros han progresado más que otros, lo que permite a los demás avanzar con mayor rapidez, gracias al método de coordinación abierta. La Unión Europea también tendrá que superar las reticencias internas ante la adaptación a los procedimientos innovadores.
La ampliación de la Unión Europea obliga a realizar acciones particulares. Los habitantes de los países candidatos han demostrado con frecuencia tener espíritu innovador, al adaptarse a la tranformación de su economía. Pese a que los problemas que se plantean en estos países y en los Estados miembros a menudo son idénticos, habrá que conceder una importancia especial a la formación, a la adaptación y a la instauración de circuitos financieros adecuados.
Por regla general, deben mejorar las cualificaciones especializadas o generales de los trabajadores europeos.
Además, debido a la evolución demográfica que conlleva el envejecimiento de la población, habrá que revisar la organización profesional, haciendo hincapié en la flexibilidad para fortalecer, en concreto, la formación profesional.
Asimismo, en el ámbito comunitario, habrá que sacar partido de las particularidades de la UE, como son la importancia del sector público o la creciente urbanización.

El marco de la política de innovación. En el ámbito europeo se han realizado esfuerzos de coordinación, en particular en el contexto de los programas marco de investigación, a fin de mejorar la relación entre investigación e innovación. En los demás ámbitos, también habrá que fortalecer el aspecto «innovación». Las cinco prioridades identificadas por la Comisión en su Comunicación sobre la innovación en una economía del conocimiento siguen siendo válidas, pero es necesario intensificar el fomento. Para ello, se va a establecer un marco de acción propicio para la coordinación:

  • Los Estados miembros deberán elaborar y fortalecer sus estrategias nacionales de innovación y coordinar la acción de los ministerios implicados.
  • En el ámbito europeo debería fortalecerse el enfoque sistémico a través de la creación del Consejo de competitividad, que agrupará las actividades vinculadas con el mercado interior, la investigación y la industria. En el seno mismo de la Comisión, los Comisarios han intensificado su cooperación para favorecer la innovación. Además, la Unión Europea deberá intervenir para sacar el máximo partido al carácter europeo de la innovación, sin por ello limitar la actuación de los Estados miembros.
  • En los ámbitos nacional y comunitario es necesario ampliar los conocimientos en materia de innovación y, en particular, de herramientas estadísticas.

Se adoptarán medidas para todo ello. La Comisión Europea tiene previsto impulsar el procedimiento de aprendizaje. Asimismo, se pondrá en marcha un proyecto piloto cuyo objetivo es mejorar el sistema de apoyo al fomento de la innovación y se prestará especial atención a los países candidatos.

Otras acciones. Conviene estudiar nuevas ideas para fortalecer el proceso de innovación.
En primer lugar, se trata de mejorar el entorno de las empresas a través del fortalecimiento de la interacción con otras políticas, como la competencia, el mercado interior, la política regional, las medidas fiscales, la educación y la formación profesional, el medio ambiente, la normalización o la patente comunitaria.
La innovación sólo progresará si recibe una acogida positiva por parte del mercado. En este caso, se puede estudiar la reacción de los consumidores en mercados piloto que, debido a sus características, puedan ser especialmente receptivos en el seno de la Unión Europea. Este procedimiento también ayudará a las empresas europeas a implantarse en el mercado mundial.
El sector público de la Unión Europea también es fuente y consumidor de innovación, a pesar de que siguen existiendo barreras. Por lo tanto, habrá que seguir adelante por este camino y recurrir, en particular, a los métodos de gestión electrónica.
En el ámbito regional, donde suelen diseñarse los procedimientos innovadores, deben realizarse esfuerzos para evitar el aislamiento, al tiempo que se fortalece la creación de «conglomerados de empresas» y núcleos de formación. La Comisión respaldará los esfuerzos de las autoridades regionales y las redes europeas.

Plan de acción. Aunque todavía no se ha puesto de manifiesto el retraso que existe con respecto a los Estados Unidos en materia de innovación, es importante que la Unión Europea desarrolle una política en este ámbito. Por ello, los Estados miembros y la Comisión tienen previsto establecer un marco de acción en el que se incluyan las prioridades y los objetivos.

Los Estados miembros deberán fortalecer su estrategia nacional a favor de la innovación, transmitir a la Comisión la información relativa a este asunto e intensificar su participación en el proceso de aprendizaje mutuo.
La Comisión se dedicará a mejorar la coherencia de los diferentes datos disponibles, mejorará el procedimiento de aprendizaje mutuo, analizará con los Estados miembros los resultados de este procedimiento y lanzará una iniciativa piloto sobre la evaluación de dichos resultados. En los países candidatos, creará una plataforma de intercambio y desplegará el cuadro de indicadores de la innovación. Elaborará un informe sobre la política de innovación en el ámbito nacional y comunitario y contribuirá a la innovación en el sector público.
La Comisión y los Estados miembros pondrán en marcha un procedimiento de coordinación e intensificarán tanto el aprendizaje mutuo como su cooperación para desarrollar la innovación en el seno de la UE.

4) MEDIDAS DE APLICACIÓN

5) TRABAJOS POSTERIORES

Última modificación: 13.05.2003
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba