RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Menores no acompañados nacionales de países terceros

Archivos

1) OBJETIVO

Definir las líneas directrices sobre el trato que debe darse a los menores no acompañados, especialmente en lo que respecta a las condiciones de acogida, estancia y retorno, así como, en el caso de los solicitantes de asilo, en cuanto al desarrollo de los procedimientos que les son aplicables.

2) MEDIDA DE LA UNIÓN

Resolución del Consejo 97/C 221/03, de 26 de junio 1997, relativa a los menores no acompañados nacionales de países terceros.

3) CONTENIDO

1. La presente Resolución se refiere a los nacionales de terceros países de menos de dieciocho años de edad que entran en el territorio de los Estados miembros sin ir acompañados por un adulto responsable, por mandato legal o según la costumbre, y mientras ningún adulto se haga cargo de ellos.

2. La presente Resolución no se aplica a los nacionales de terceros países que son miembros de las familias de nacionales de Estados miembros de la Unión Europea ni a los nacionales de Estados miembros de la Asociación Europea de Libre Comercio que son partes del Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo y miembros de sus familias, independientemente de su nacionalidad, desde el momento en que los derechos de libre circulación se ejercen de conformidad con el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea o con el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo.

3. Los Estados miembros, de conformidad con su legislación y prácticas nacionales, pueden negar en la frontera el acceso a su territorio a menores no acompañados cuando éstos no estén en posesión de los documentos y autorizaciones exigidas. No obstante, en el caso de menores no acompañados que soliciten asilo, será de aplicación la resolución sobre las garantías mínimas de los procedimientos de asilo, especialmente los principios enunciados en los puntos 23 a 25.

4. A este respecto, los Estados miembros deberían adoptar las medidas adecuadas, con arreglo a su legislación nacional, para impedir la entrada irregular de menores no acompañados y deberían cooperar para prevenir la entrada y la estancia irregulares en su territorio de menores no acompañados.

5. Los menores no acompañados que, en virtud de leyes nacionales, deban permanecer en la frontera hasta que se decida si se les admite en el territorio o si se ordena su retorno, deberán disfrutar de todos los medios materiales y cuidados necesarios para satisfacer sus necesidades esenciales: alimentación, alojamiento adaptado a su edad, instalaciones sanitarias y atención médica.

6. Los Estados miembros deberían establecer cuanto antes la identidad del menor tras su llegada, así como la circunstancia de que no va acompañado. Los datos sobre la identidad y la situación del menor podrán obtenerse de diversas maneras, en particular mediante una entrevista que debería celebrarse lo antes posible y en condiciones adecuadas a la edad del menor.

7. Todo menor no acompañado debería tener el derecho a presentar una solicitud de asilo. No obstante, los Estados miembros pueden reservarse la facultad de disponer que, si no ha alcanzado una cierta edad, fijada por el Estado en cuestión, el menor no podrá presentar la solicitud de asilo mientras no cuente con la asistencia de un tutor legal, de un organismo o de un representante adulto especialmente designado.

8. Cuando un menor no esté autorizado a prolongar su estancia en un Estado miembro, el Estado miembro en cuestión sólo podrá devolver el menor a su país de origen o a un tercer país dispuesto a admitirlo si se comprueba que, desde el momento de su llegada, será recibido y pasará a estar a cargo, de forma adecuada y en función de las necesidades de su edad y grado de autonomía, de sus padres o de otros adultos que se ocupen de él, o bien de instancias gubernamentales o no gubernamentales.

9. Los Estados miembros deberían tener en cuenta las presentes líneas directrices en todas las propuestas que presenten para modificar su legislación nacional. Asimismo, deberían procurar adaptar sus legislaciones a las presentes líneas directrices antes del 1 de enero de 1999.

4) PLAZO PARA LA APLICACIÓN DE LA NORMATIVA EN LOS ESTADOS MIEMBROS

5) FECHA DE ENTRADA EN VIGOR

6) REFERENCIAS

Diario Oficial C 221 de 19.07.1997

7) TRABAJOS POSTERIORES

8) MEDIDAS DE APLICACIÓN

Última modificación: 28.07.2005
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba