RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Revisión de la política medioambiental 2003

Archivos

Solicitada por el Consejo Europeo de primavera de 2003, esta revisión tiene por objeto informar de la evolución de la política medioambiental desde 2001, así como de los retos que se plantean y de las principales respuestas que la Unión Europea y sus Estados miembros pueden presentar en el contexto del desarrollo sostenible.

ACTO

Comunicación de la Comisión de 3 de diciembre de 2003 - «Revisión de la política medioambiental 2003 - Consolidar el pilar medioambiental del desarrollo sostenible» [COM (2003) 745 - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

1. La presente Comunicación es la contribución en materia medioambiental al informe de primavera de la Comisión sobre los progresos de la Unión Europea para alcanzar los objetivos establecidos en la estrategia de Lisboa y evaluar la aplicación del Sexto programa de acción en materia de medio ambiente.

En esta Comunicación, la Comisión define el contexto político de la política medioambiental de la UE desde 2001. Presenta asimismo un panorama de las tendencias, retos y respuestas políticas en relación con cuatro ámbitos de acción prioritarios. Además, prevé las medidas que deben adoptarse en el marco de un enfoque renovado de la política de medio ambiente. Por último, aborda las cuestiones específicas de la ampliación y la dimensión internacional.

2. La Comisión considera que el principal reto de los próximos años será, para la Unión Europea ampliada, el desarrollo de políticas equilibradas para estimular el crecimiento y el empleo que también protejan el medio ambiente y la salud pública del incremento de las crecientes presiones y amenazas a fin de preservar nuestra calidad de vida y la de las generaciones futuras.

Los ámbitos prioritarios de la política medioambiental

3. Respecto a cada uno de los cuatro ámbitos considerados prioritarios en el Sexto programa de acción en materia de medio ambiente y después de hacer un balance de los logros alcanzados, la Comisión formula una serie de recomendaciones para el futuro. Considera que es preciso realizar nuevos esfuerzos para respetar los compromisos adoptados en esos ámbitos. Esas cuestiones prioritarias son las siguientes: cambio climático, naturaleza y biodiversidad, gestión de los recursos y medio ambiente y salud.

4. En el ámbito del cambio climático, a fin de respetar los objetivos establecidos en el Protocolo de Kioto, la Comisión considera necesario:

  • aplicar las medidas identificadas por el Programa Europeo sobre el Cambio Climático;
  • fomentar la integración de las cuestiones del cambio climático en otras políticas, en concreto la energía, los transportes, la agricultura y la política de cohesión.

5. En materia de protección de la naturaleza y la biodiversidad, la Comisión subraya la necesidad de:

  • hacer más sostenibles las prácticas actuales de agricultura y pesca, sobre todo mediante la aplicación de la reforma de la política agrícola común, una reforma progresiva de la política pesquera común, así como la protección de los suelos y el medio ambiente marino;
  • mejorar la aplicación de medidas en el ámbito de la protección de la naturaleza, en particular en el marco de las Directivas sobre « aves » y « hábitats », y reforzar las posibilidades de financiación de la red Natura 2000;
  • evaluar y destacar mejor las presiones ejercidas en el ámbito de la biodiversidad, en especial mediante la elaboración de indicadores adecuados;
  • reforzar la protección de la biodiversidad a escala internacional, en particular por medio del apoyo a instrumentos internacionales tales como el Convenio de Río de Janeiro sobre la diversidad biológica.

6. En relación con la gestión de los recursos, la Comisión considera que es necesario conciliar las consideraciones medioambientales con los objetivos de la estrategia de Lisboa y, por tanto:

  • incrementar los esfuerzos desplegados para una utilización más sostenible de los recursos;
  • velar por la aplicación correcta de la legislación vigente en materia de residuos.

7. Respecto a la relación entre medio ambiente y salud, la Comisión subraya la necesidad de:

  • desarrollar un enfoque integrado para las cuestiones de medio ambiente y salud, a fin de entender mejor las relaciones causa-efecto entre las amenazas medioambientales y los impactos adversos sobre la salud, como se describe en la estrategia « medio ambiente y salud »;
  • reforzar la protección de la salud frente a ciertos contaminantes y frente a los riesgos provocados por algunos grupos de productos, en especial mediante la reducción de la contaminación atmosférica, la mejora de los conocimientos relativos a los productos químicos, la aplicación efectiva del marco reglamentario de la Unión Europea para la biotecnología y la elaboración de una estrategia sobre el uso sostenible de los plaguicidas.

Un enfoque renovado para la política medioambiental

8. Para que las medidas descritas sean eficaces, la Comisión considera que deben inscribirse en el marco de un enfoque aún más renovado de la política medioambiental, centrado en la integración, la aplicación y la información.

9. Así pues, la Unión debe mejorar la elaboración de la política medioambiental para que esta tenga en cuenta las repercusiones ambientales derivadas de las demás políticas e, inversamente, la Unión debe promover la integración de la dimensión medioambiental en la elaboración de los demás ámbitos políticos, de manera que disminuya la presión ejercida sobre el medio ambiente. Esta integración debe realizarse tanto a escala comunitaria como nacional o local, así como entre esos diferentes niveles, a fin de garantizar la mayor coherencia posible.

10. Asimismo, la Unión Europea tiene que mejorar la aplicación de la legislación comunitaria vigente:

  • por un lado, para disminuir el número de infracciones de la normativa medioambiental, mediante una mayor participación de los Estados miembros y autoridades regionales antes de la adopción de la reglamentación, la simplificación de la legislación, la disminución de la carga financiera de la aplicación y la presentación de soluciones alternativas a las denuncias y a los procedimientos de infracción, en particular mediante la mejora del acceso a la información;
  • por otro, mediante la adaptación de la política medioambiental a los retos del desarrollo sostenible, lo que supone tener en cuenta la interacción entre el medio ambiente y la dimensión social (creación de empleo en el ámbito medioambiental, impacto ambiental sobre la calidad del empleo y sobre la lucha contra la pobreza y la exclusión), así como la interacción entre el medio ambiente y la dimensión económica (actividades que dependen de la calidad de los recursos medioambientales, valor añadido que aporta a la imagen de las empresas respetuosas del medio ambiente, desarrollo de las tecnologías medioambientales, fomento de la responsabilidad ambiental, etc.).

11. Por último, tanto para las autoridades encargadas de elaborar la legislación como para el gran público, la Comisión considera necesario desarrollar el conocimiento y la información en materia de medio ambiente. En este sentido, la Unión debe basar sus acciones políticas en conocimientos sólidos y, a tal fin, establecer un marco adecuado, mejorar la base de conocimientos y gestionar los riesgos derivados de los límites respecto a la información disponible. Además, la UE debe garantizar y mejorar el acceso del público a la información y la participación en la toma de decisiones políticas, en particular mediante la aplicación de la Convención de Aarhus sobre el acceso a la información, la participación y el acceso a la justicia en cuestiones medioambientales.

Los retos específicos de la ampliación y la dimensión internacional

12. Aunque destaca los progresos alcanzados por los nuevos Estados miembros y los países candidatos en materia de asimilación del acervo comunitario, la Comisión señala, sin embargo, la labor que les queda por realizar, tanto desde el punto de vista institucional como financiero.

13. Además, la Comisión recuerda las cuatro orientaciones definidas por la Unión para hacer frente a los retos internacionales de la política medioambiental: situar el desarrollo sostenible en el centro de la política internacional al mismo tiempo que la UE sigue ejerciendo su liderazgo; fortalecer la coherencia entre las políticas internas y externas de la UE e integrar aún más las cuestiones medioambientales en sus propias políticas externas; contribuir a la creación de condiciones para el desarrollo sostenible mundial; potenciar la voz de la UE en el debate internacional sobre el medio ambiente.

Contexto

14. La adopción de la estrategia de desarrollo sostenible de la Unión Europea en junio de 2001 situó el desarrollo sostenible en el eje del debate político al plantear como principio la necesidad de conciliar de forma equilibrada crecimiento económico, progreso social y protección medioambiental.

15. Una serie de iniciativas tienen por objeto aplicar la estrategia de desarrollo sostenible, tanto a escala comunitaria, con el Sexto Programa de Medio Ambiente, que constituye el principal instrumento de realización de los objetivos medioambientales de la estrategia de desarrollo sostenible, como a escala nacional y local, con la adopción de estrategias nacionales de desarrollo sostenible, o incluso en el sector privado, con la elaboración voluntaria de estrategias de responsabilidad social y medioambiental.

Última modificación: 28.07.2004
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba