RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Gestión del combustible nuclear gastado y los residuos radiactivos

Archivos

La Comisión propone el establecimiento de un alto nivel de seguridad nuclear en la gestión del combustible nuclear gastado y los residuos radiactivos en los Estados miembros para proteger la salud de la población y el medio ambiente. Considera que una gestión segura y eficaz de ese combustible y residuos sólo será posible gracias a la intervención comunitaria.

PROPUESTA

Propuesta modificada de directiva (Euratom) del Consejo relativa a la seguridad de la gestión del combustible nuclear gastado y los residuos radiactivos [COM (2004) 526 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

Antecedentes

No existen hoy en día en ningún Estado miembro instalaciones de almacenamiento definitivo de residuos radiactivos de vida larga y alta actividad procedentes de la utilización de la energía nuclear. No se ha podido crear ningún emplazamiento de almacenamiento definitivo en medio siglo de existencia de la industria nuclear y, en la actualidad, los residuos radioactivos se almacenan en instalaciones de almacenamiento provisionales.

Un residuo radiactivo es una sustancia no reutilizable ni reciclable que contiene una cantidad de radionúclidos (elementos radiactivos) tal que su vertido o su dispersión pueden tener repercusiones en la salud humana y el medio ambiente. La producción total anual de residuos radioactivos en la Unión Europea es de 40 000 m3, de los cuales aproximadamente un 80 % tiene una radiactividad media y baja y vida corta. Este volumen de residuos generados aumentará tras la adhesión de los países candidatos.

Los depósitos en capas geológicas estables (granito, sal o arcilla) se consideran la solución más segura y sostenible de gestión de los residuos radioactivos de vida larga y alta actividad. Sin embargo, el diseño y la realización de estos depósitos requieren años de investigación en laboratorios subterráneos.

Los residuos radioactivos son de distinto origen pero están ligados fundamentalmente a la industria electronuclear. Existen cuatro grandes fuentes de residuos radioactivos:

  • La generación de electricidad mediante la energía nuclear, incluidas las actividades del ciclo del combustible nuclear.
  • La explotación de reactores de investigación.
  • La utilización de irradiaciones y materiales radioactivos con fines médicos, agrícolas, industriales y de investigación.
  • El tratamiento de materiales con radiactividad natural.

La propuesta de Directiva

En la legislación comunitaria en vigor no existen normas concretas que garanticen que, en todo momento, el combustible nuclear gastado y los residuos radiactivos se gestionen de manera segura, eficaz y coherente en toda la Unión Europea.

A este respecto, la propuesta modificada de directiva (FR ) se aplica a todas las etapas de la gestión del combustible nuclear irradiado y obliga a los Estados miembros a adoptar las medidas siguientes:

  • Adoptar todas las medidas necesarias para asegurar que el combustible nuclear gastado y los residuos radiactivos se gestionen de forma tal que las personas, la sociedad en general y el medio ambiente queden protegidos contra los peligros radiológicos.
  • Velar por que la producción de residuos radiactivos se mantenga al nivel más bajo posible.
  • Adoptar todas las medidas legislativas, reglamentarias, administrativas y de cualquier otro tipo que se requieran para asegurar la gestión segura del combustible nuclear gastado y los residuos radiactivos.
  • Crear o designar un organismo regulador encargado de la aplicación del marco legislativo y reglamentario.
  • Garantizar unos recursos económicos adecuados para hacer posible la gestión segura del combustible nuclear gastado, incluido el respeto del principio de «quien contamina, paga».
  • Informar claramente a la población y facilitar su participación para conseguir un alto nivel de transparencia.

La propuesta exige que los Estados miembros adopten programas nacionales de almacenamiento de los residuos radioactivos en general y, en especial, de almacenamiento en profundidad de residuos de alta actividad. Si todavía no es posible el almacenamiento previsto, los Estados miembros deben incluir en sus programas un calendario con las fechas de autorización de las obras y del funcionamiento de los depósitos de almacenamiento.

Existe un consenso muy amplio entre los expertos técnicos en el sentido de que el almacenamiento definitivo geológico es el método más adecuado para la gestión a largo plazo de las formas más peligrosas de residuos radiactivos sólidos o solidificados. La Comisión fija a los Estados miembros unos plazos para solucionar el problema del enterramiento de todas las formas de residuos radioactivos:

  • 2008 para la determinación de los lugares de enterramiento.
  • 2013 para la autorización de explotar instalaciones de almacenamiento en superficie de residuos de radiactividad media y baja y vida corta.
  • 2018 para la autorización de explotar depósitos geológicos.

El programa podrá incluir los traslados de residuos radiactivos o combustible gastado a otro Estado miembro o tercer país.

Cada tres años, cada Estado miembro debe presentar un informe a la Comisión sobre la situación de la gestión del combustible nuclear gastado y los residuos radiactivos dentro de su jurisdicción y sobre los progresos alcanzados en la aplicación de la Directiva. Un comité de expertos designados por cada Estado miembro evaluará esos informes.

En este informe se describirán todos los trabajos de investigación y desarrollo tecnológico, incluida información sobre los costes y fuentes de financiación, así como sobre la duración y las fechas de terminación previstas.

Por último, la Comisión incorporará todos estos datos a un informe sobre la situación de la gestión del combustible gastado y los residuos radiactivos en la Unión Europea, que se publicará cada tres años.

Antecedentes

El Libro Verde sobre la seguridad del abastecimiento energético de la Unión Europea (UE) destaca la necesidad de proseguir las labores de investigación y desarrollo tecnológico (IDT) dirigidas a garantizar el aislamiento necesario de los residuos durante períodos de tiempo muy prolongados. El Sexto Programa Marco de Investigación, con una dotación de 750 millones de euros para la fusión nuclear y casi 150 millones de euros repartidos entre el tratamiento de los residuos, la radioprotección y la seguridad, hace hincapié en la búsqueda de depósitos geológicos y de una técnica que reduzca el período durante el cual son peligrosos los residuos nucleares de radioactividad alta.

REFERENCIAS Y PROCEDIMIENTO

PropuestaDiario OficialProcedimiento
COM (2004) 526-Consulta CNS/2003/0022

ACTOS CONEXOS

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo, de 19 de mayo de 2004, «Desmantelamiento de instalaciones nucleares y gestión de residuos. Gestión de las responsabilidades nucleares derivadas de las actividades del Centro Común de Investigación (CCI) y ejecutadas en el marco del Tratado Euratom» [SEC (2004) 621 final - no publicada en el Diario Oficial].

 
Última modificación: 22.11.2007

Véase también

Si desea obtener más información sobre las expectativas de los ciudadanos europeos en lo relativo a los residuos radiactivos, los resultados completos (DE ) (EN ) (FR ) y el resumen (DE ) (EN ) (FR ) de un estudio especial de Eurobarómetro sobre el tema realizado en junio de 2005 pueden consultarse en los sitios respectivos.

Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba