RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Libro Blanco sobre la modernización de las normas de aplicación de los artículos 81 y 82 (antiguos artículos 85 y 86) del Tratado CE

Archivos

1) OBJETIVO

Proponer la sustitución del actual sistema de notificación y de autorización centralizado previsto en el Reglamento n° 17 para los acuerdos y abusos de posición dominante por un sistema de excepción legal. Este sistema debería basarse además en la aplicación descentralizada de las normas de competencia y en el refuerzo del control a posteriori, con el fin de:

  • simplificar los trámites administrativos de las empresas,
  • permitir que la Comisión lleve a cabo una acción más eficaz contra las infracciones graves de las normas de competencia,
  • incrementar el papel de las autoridades y de los órganos jurisdiccionales nacionales en la aplicación del Derecho de competencia, garantizando al mismo tiempo la aplicación uniforme del mismo.

2) ACTO

Libro Blanco sobre la modernización de las normas de aplicación de los artículos 81 y 82 del Tratado CE (antiguos artículos 85 y 86 del Tratado CE) [Diario Oficial C 132 de 12.5.1999].

3) SÍNTESIS

Contexto

El Reglamento n° 17 de 1962 establece un sistema de control según el cual, para poder beneficiarse de una exención, los acuerdos restrictivos de la competencia que afecten al comercio entre Estados miembros deberán notificarse a la Comisión. Ésta dispone, pues, de jurisdicción exclusiva para la autorización de acuerdos restrictivos de la competencia que cumplan las condiciones del apartado 3 del artículo 81 (apartado 3 del antiguo artículo 85) del Tratado CE.

Este sistema de autorización centralizado era necesario y ha resultado muy eficaz para establecer una "cultura de la competencia" en Europa, en un período en el que la interpretación del artículo 81 (acuerdos restrictivos de la competencia) y del artículo 82 (abuso de posición dominante) era aún dudosa y en el que la Comisión se esforzaba por integrar mercados nacionales aún muy heterogéneos. A nivel nacional, este sistema ha permitido definir un corpus de normas cuya importancia para el buen funcionamiento del mercado interior reconocen todos los Estados miembros y las empresas.

No obstante, el monopolio de la Comisión para la concesión de exenciones al establecimiento de acuerdos ha llevado a las empresas a notificar una multitud de acuerdos a Bruselas, no solamente para obtener una seguridad jurídica, sino a veces también para obstaculizar las acciones emprendidas ante los órganos jurisdiccionales y ante las autoridades de competencia nacionales, lo que ha minado los esfuerzos tendentes a promover una aplicación rigurosa y descentralizada de las normas de competencia.

Se ha considerado también esencial adaptar el sistema a los cambios económicos y sociales producidos desde 1962 para aliviar a las empresas de los trámites administrativos excesivos, para permitir a la Comisión intensificar aún más su acción en la lucha contra las infracciones graves de las normas de competencia y para desarrollar la aplicación de las normas de competencia por las autoridades y los órganos jurisdiccionales nacionales. A este respecto, el Libro Blanco propone la instauración de un sistema de excepción legal acompañado de la modernización de las normas de competencia.

Sistema de excepción legal

El Libro blanco promueve el paso de un sistema de autorización centralizado previa notificación a un sistema de excepción legal. Este sistema implicaría que cualquier autoridad administrativa o judicial destinada a aplicar las disposiciones que prohiben cualquier acuerdo restrictivo de competencia (apartado 1 del artículo 81 del Tratado CE) podría aplicar simultáneamente las disposiciones de concesión de exenciones según las condiciones previstas en el apartado 3 del artículo 81 del Tratado CE. El artículo 81 del Tratado CE se convertiría así en una disposición directamente aplicable en su totalidad, que los particulares podrían invocar en un juicio o ante cualquier autoridad habilitada a tal efecto.

Esta interpretación tendría como efecto convertir en lícitos los acuerdos prohibidos por el apartado 1 del artículo 81 del Tratado CE que cumplieran las condiciones del apartado 3 de dicho artículo. Paralelamente, los acuerdos restrictivos de competencia serían ilícitos en la medida en que no cumplieran ya las condiciones del apartado 3 del artículo 81 del Tratado CE. Esta nueva normativa no exigiría ya notificación alguna para validar los acuerdos.

Cabe señalar que las reformas en curso en el ámbito de las restricciones verticales y de los acuerdos de cooperación horizontal contribuirán también a simplificar aún más el ámbito de aplicación de los apartados 1 y 3 del artículo 81 del Tratado CE.

El nuevo enfoque establecerá un sistema de exención general para todos los acuerdos y todas las cláusulas de una determinada categoría de acuerdos a reserva: a) de una lista de restricciones fundamentales prohibidas ("cláusulas negras") y de determinadas condiciones de aplicación; b) de una limitación del beneficio de la exención general mediante el establecimiento de un límite máximo de cuota de mercado. Esta técnica de exención presentaría la ventaja de garantizar la seguridad jurídica a una mayor categoría de acuerdos y de dar más libertad contractual a las empresas, manteniendo al mismo tiempo una protección eficaz de la competencia.

El sistema de exención legal propuesto por el Libro Blanco iría acompañado además de una modernización de las normas de competencia que se aplicaría a tres niveles:

  • Supresión del régimen de autorización y notificación

La obligación que incumbe a las empresas que deseen acogerse a lo dispuesto en el apartado 3 del artículo 81 del Tratado CE de notificar su acuerdo a la Comisión presenta varios inconvenientes: por una parte, una dificultad importante para las empresas en lo que se refiere a la aplicación de su política comercial, así como un coste no desdeñable; por otra, una creciente dificultad a escala comunitaria para detectar las infracciones más graves a las normas de competencia.

El sistema de exención legal propuesto en el Libro Blanco permitiría simplificar de manera significativa este procedimiento.

  • Aplicación descentralizada de las normas de competencia

La reforma impone un nuevo reparto de competencias de modo que:

a) la Comisión pueda seguir adoptando decisiones individuales de prohibición de los acuerdos graves que afecten al comercio entre Estados miembros y que tengan por efecto limitar la competencia,

b) las autoridades y los órganos jurisdiccionales nacionales puedan intervenir directamente con el fin de hacer respetar las normas de competencia a nivel nacional en un marco europeo de aplicación uniforme de dichas normas.

Más concretamente, las autoridades de competencia de cada Estado miembro deben colaborar estrechamente con la Comisión y con las autoridades de competencia de los demás Estados miembros con el fin de garantizar el mantenimiento de un régimen de competencia no falseado y de favorecer la aplicación uniforme de las normas de competencia mediante la constitución de una verdadera red. El funcionamiento de tal red implica el abandono del monopolio de exención por la Comisión, el derecho de las autoridades a retirar el beneficio de un reglamento comunitario de exención por categoría, así como la posibilidad de que la autoridad de que se trate transmita a otra autoridad un expediente o cualquier información confidencial.

Por el contrario, los órganos jurisdiccionales nacionales deberán aplicar el artículo 81 del Tratado CE en tres tipos de procedimientos: las acciones por responsabilidad contractual (litigio entre las partes); las acciones por responsabilidad extracontractual (litigio entre una o más partes y un tercero); y las solicitudes de medidas provisionales. El Libro blanco prevé la posibilidad de que la Comisión se constituya como parte interesada ante una jurisdicción nacional, previo acuerdo del juez interesado.

Es esencial que la descentralización no genere incoherencias en la aplicación del derecho de competencia o inseguridad jurídica para las empresas. Con este fin, la Comisión recuerda el principio de primacía del Derecho comunitario y los mecanismos de información y cooperación existentes (artículos 169 y 177 del Tratado CE) y está dispuesta a elaborar comunicaciones con el fin de explicar y orientar la aplicación de las normas de competencia. El Libro Blanco prevé, por otra parte, que las autoridades nacionales están obligadas a informar a su debido tiempo a la Comisión de todos los casos de aplicación del Derecho comunitario, obligación que podría ampliarse también a los jueces nacionales.

  • Refuerzo del control a posteriori

Para que la Comisión pueda luchar eficazmente contra las restricciones a la competencia, sería necesario incrementar sus poderes de investigación, facilitándole la obtención de mandamientos judiciales en caso de oposición de la empresa. Para ello, el Libro Blanco propone centralizar el control judicial, confiándolo a una jurisdicción comunitaria, así como dar la posibilidad a los inspectores de que planteen cualquier pregunta oral y de que levanten actas en las verificaciones.

En la medida en que la Comisión va a hacer hincapié en la lucha contra las restricciones más graves, las denuncias y las sanciones van a adquirir mayor importancia. Por esta razón, se prevé una serie de medidas con el fin de facilitar la presentación de las denuncias con la introducción de un plazo de cuatro meses al término del cual la Comisión debería informar al denunciante de sus intenciones con respecto a su denuncia y a la actualización de los importes de las multas y multas coercitivas.

Conclusiones

La Comisión está convencida de que solamente una reforma profunda del sistema actual permitirá garantizar una aplicación eficaz de las normas de competencia. Esta es la razón por la que el Libro Blanco prevé modificaciones importantes no sólo del Reglamento n° 17, tal como se indica anteriormente, sino también de los Reglamentos de transportes y de las normas aplicables a las restricciones verticales y horizontales.

4) MEDIDAS DE APLICACIÓN

5) TRABAJOS POSTERIORES

Reglamento (CE) n° 1/2003del Consejo, de 16 de diciembre de 2002, relativo a la aplicación de las normas sobre competencia previstas en los artículos 81 y 82 del Tratado [Diario Oficial L 1 de 4.1.2003].

Resolución del Parlamento Europeo sobre la propuesta de reglamento del Consejo relativo a la aplicación de las normas sobre competencia previstas en los artículos 81 y 82 del Tratado, y por el que se modifican los Reglamentos (CEE) n° 1017/68, (CEE) n° 2988/74, (CEE) n° 4056/86 y (CEE) n° 3975/87 («Reglamento de aplicación de los artículos 81 y 82 del Tratado»)/ (COM(2000) 582 - C5-0527/2000 - CNS 2000/0243(CNS)) [Diario Oficial C 72 E de 21.3.2002].

Dictamen del Comité Económico y Social sobre la "Propuesta de Reglamento del Consejo relativo a la aplicación de las normas sobre competencia previstas en los artículos 81 y 82 del Tratado, y por el que se modifican los Reglamentos (CEE) n° 1017/68, (CEE) n° 2988/74, (CEE) n° 4056/86 y (CEE) n° 3975/87 (Reglamento de aplicación de los artículos 81 y 82 del Tratado)"[Diario Oficial C 155 de 29.5.2001].

Propuesta de Reglamento del Consejo, de 28 de septiembre de 2000, relativo a la aplicación de las normas de competencia previstas en los artículos 81 y 82 del Tratado y por el que se modifican los Reglamentos (CEE) n° 1017/68, (CEE) n° 2988/74, (CEE) n° 4056/86 y (CEE) n° 3975/87 ("Reglamento de aplicación de los artículos 81 y 82 del Tratado") [Diario Oficial C 365 E de 19.12.2000].
Esta propuesta, destinada a sustituir al Reglamento n° 17, se basa ampliamente en el Libro Blanco y tiene en cuenta también las principales preocupaciones expresadas por las partes interesadas (federaciones industriales, juristas, etc.) durante el proceso de consulta.

Resolución del Parlamento Europeo, de 18 de enero de 2000, sobre el Libro Blanco de la Comisión sobre la Modernización de las normas de aplicación de los antiguos artículos 81 y 82 del Tratado CE [Diario Oficial C 304 de 24.10.2000].
A raíz de la aprobación del Libro Blanco de 28 de abril de 1999, el Parlamento Europeo subraya la importancia de velar por la aplicación uniforme de las normas de competencia comunitarias en un sistema de competencias paralelas y de mantener un nivel adecuado de seguridad jurídica.

La presente ficha de síntesis se divulga a título informativo y no pretende interpretar o sustituir el documento de referencia, que sigue siendo la única base jurídica vinculante.

Última modificación: 14.01.2003
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba