RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 11 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Movilidad sostenible: programa de acción 2000-2004

Archivos

1) OBJETIVO

Aplicar una política común de transporte segura, eficaz y competitiva, conjugando los intereses sociales con el respeto hacia el medio ambiente.

2) ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social y al Comité de las Regiones sobre la política común de transportes: « Movilidad Sostenible: Perspectivas» [COM (1998) 716 final - no publicada en el Diario Oficial].

3) SÍNTESIS

En esta comunicación, la Comisión hace un balance de las prioridades de aquí al año 2000 en materia de transportes, en el contexto del Programa de acción para 1995-2000 y de su programa de trabajo para 1999. A continuación, en ella se presentan las perspectivas a más largo plazo para el periodo 2000-2004.

Si bien durante estos últimos años se han realizado progresos considerables en materia de transporte, siguen siendo insuficientes. Por ello aún siguen siendo válidos los objetivos estratégicos presentados en el Programa de acción para 1995-2000, cuyo fin es reforzar la eficacia y la competitividad de los transportes europeos (dentro y fuera de la Unión) y mejorar en conjunto su calidad.

Una mayor seguridad en el sector de los transportes permitirá que la competitividad del sector aumente, lo cual repercutirá positivamente en el crecimiento y en el empleo. Para cumplir con dicho objetivo se necesita:

  • mejorar el acceso al mercado y su funcionamiento, especialmente en el sector del transporte ferroviario y de los puertos, así como eliminar los obstáculos que aún existen en el resto de sectores (en concreto, en el de la aviación civil);
  • establecer sistemas de transportes integrados mediante el desarrollo de redes transeuropeas y la promoción de sistemas de transporte inteligentes como, por ejemplo, el sistema mundial de navegación por satélite (GNSS);
  • fijar una tarificación equitativa y eficaz que reduzca las distorsiones de la competencia entre los medios de transporte y los Estados miembros;
  • evaluar los aspectos sociales, especialmente en lo referente a las condiciones y las horas de trabajo;
  • controlar la aplicación de la legislación comunitaria, en particular, en materia de competencia y ayudas estatales.

Con el fin de responder a las necesidades de los ciudadanos europeos, se debe potenciar la calidad de los transportes. En particular, lo primero es reforzar la seguridad. En este sentido, la Comisión hará propuestas en el ámbito de la aviación civil y en los transportes marítimos y velará por la aplicación del programa de acción para la seguridad vial.

En segundo lugar, el desarrollo de los transportes ha de tener en cuenta los posibles efectos en el medio ambiente. En este sentido, la Comisión debe hacer hincapié en la organización de formas de transporte sostenibles. Así, de acuerdo con las orientaciones definidas en la Conferencia de Kioto, se encargará principalmente de adoptar medidas destinadas a limitar la incidencia de los transportes en el cambio climático. De igual modo, se abordarán los problemas de ruido y de emisiones relacionados con el transporte aéreo.

Así mismo, la política de transporte deberá preocuparse por los derechos de los consumidores. A tal efecto, la Comisión orientará sus trabajos hacia la aviación civil con el fin de examinar principalmente las posibilidades de mejora de la información a los consumidores y los programas de fidelidad del tipo "frequent flyer". Igualmente, velará por la mejora en la calidad de los transportes públicos locales.

Por último, el Quinto Programa Marco de Investigación y Desarrollo Tecnológico de la Unión Europea (1998-2002) promoverá el desarrollo de transportes seguros y sostenibles duraderos mediante investigaciones basadas en la seguridad y en las características ecológicas de los diferentes medios de transporte.

En cuanto a las bazas exteriores en la política común de transportes, la Comisión vuelve a referirse a las negociaciones en curso con los países de Europa central y oriental, así como a las iniciativas puestas en marcha junto con Suiza, los Estados Unidos, India y China. Como consecuencia de la creciente mundialización de la economía, será necesario proseguir con la aplicación de una política coherente a escala de la Unión con los terceros países.

A más largo plazo, los objetivos anteriormente mencionados deberán mantenerse en el periodo 2000-2004. Para ello, la Comisión ha presentado una lista detallada de las tareas que se deben realizar. En particular, prevé:

  • estudiar la viabilidad de un banco de datos europeo en materia de tranportes;
  • clarificar el marco legislativo (entre otros, en el ámbito de las ayudas estatales);
  • favorecer la interoperabilidad de los transportes y la aplicación de sistemas inteligentes;
  • examinar el papel de las prestaciones logísticas en la economía del transporte;
  • reforzar la convergencia en cuanto a las normas relativas a la formación y a la cualificación profesionales;
  • estudiar los problemas y resultados de los distintos tipos de transporte;
  • buscar alternativas energéticas más respetuosas con el medio ambiente en el sector de los transportes;
  • elaborar un nuevo régimen de tránsito alpino;
  • examinar el papel de las organizaciones internacionales competentes en materia de transportes en Europa, así como las implicaciones de los trabajos de la ONU y la OMC en cuanto a transporte.
Última modificación: 23.05.2002
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba