RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Tabaco, aceite de oliva, algodón y azúcar

Archivos

1) OBJECTIVO

Preparar la reforma de las organizaciones comunes de mercado del tabaco, del aceite de oliva, del algodón y del azúcar.

2) ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo. «Implantación de un modelo de agricultura sostenible en Europa a través de la PAC reformada - sectores del tabaco, el aceite de oliva, el algodón y el azúcar»[COM (2003) 554 final].

3) SÍNTESIS

La reforma de la organización común del mercado del tabaco. La Comisión Europea propone suprimir totalmente la organización común del mercado del tabaco. De hecho, el desarrollo del sector del tabaco no es compatible con las políticas europeas de desarrollo sostenible y de salud pública.
La Comisión se propone disociar progresivamente las ayudas a la producción y suprimir el fondo comunitario del tabaco.
Para facilitar la reconversión y la reestructuración de las regiones productoras afectadas por la reforma, se adoptarán medidas de desarrollo rural en estas regiones.

Período de transición. La reformara comenzará con la transferencia de la totalidad o de una parte de la prima actual a los derechos a pagos únicos por explotación:

  • Para las 3,5 primeras toneladas, la transferencia será total.
  • Para el tramo comprendido entre 3,5 y 10 toneladas, el 80 % irá al pago único por explotación y el 20% restante a la asignación de reestructuración.
  • Para las cantidades superiores a 10 toneladas, la prima actual se reducirá en un tercio cada año. Esta cantidad se dividirá por dos: una mitad irá a la prima única y la otra mitad a la reestructuración.

El fondo comunitario del tabaco se dedicará a financiar las campañas contra el tabaco.

Efectos previstos. Esta aplicación por etapas permitirá a los agricultores orientar la producción hacia el mercado y aumentar sus ingresos.
Los cultivos menos rentables se abandonarán en la UE. Los productores afectados se reconvertirán y surgirán otras explotaciones más competitivas.
Las sumas reservadas a la reestructuración se asignarán según las modalidades propias del desarrollo rural, lo cual beneficiará a numerosos agricultores.

La reforma del sector del aceite de oliva. Para el aceite de oliva, la Comisión propone disociar el 60 % de las ayudas actuales a la producción (100% en el caso de los pequeños productores). Las dotaciones nacionales constituidas por el 40% restante serán utilizadas por las autoridades nacionales competentes para conceder a los productores, en el caso de solicitudes superiores a 50 euros, una ayuda a la hectárea olivarera. Esta ayuda se destinará al mantenimiento de los olivares con valor social o medioambiental.

Las medidas de almacenamiento privado actualmente en vigor se mantendrán para las situaciones de crisis, mientras que se suprimirán las restituciones a la exportación, que desde 1998 se han mantenido siempre a nivel cero.
La ayuda a la calidad en el sector del aceite de oliva se reforzará mediante un mejor control de la calidad de los aceites de oliva puestos a la venta.

Efectos previstos. La disociación permitirá a los productores aumentar su productividad y seguir ofreciendo una imagen positiva del sector del aceite de oliva. Las ayudas al mantenimiento de los olivares contribuirán a resolver los problemas relacionados con la conservación del entorno natural, especialmente en las regiones de bajo rendimiento. Así, podrá garantizarse el mantenimiento del olivar en las zonas difíciles o de bajo rendimiento. En el marco de unos criterios comunes a toda la Comunidad, las autoridades nacionales competentes dispondrán de mayor flexibilidad para distribuir estas ayudas.

Reforma de la organización común del mercado del algodón. Para el algodón, la Comisión propone establecer un pago único por explotación y una nueva ayuda concedida en forma de pago a la superficie de algodón. El pago único representaría el 60% de las ayudas actuales y los Estados miembros distribuirían el 40% restante en concepto de ayudas a la superficie por hectárea de algodón.

Efectos previstos. La disociación parcial de la ayuda permitirá que los productores se adapten más fácilmente a las necesidades del mercado. También podrán dedicarse a una producción más respetuosa con el medio ambiente.

Las subvenciones europeas al sector del algodón respetarán las normas de la Organización Mundial del Comercio y no falsearán la competencia en el mercado mundial. El cultivo del algodón respetará el medio ambiente, ya que para beneficiarse de las ayudas los agricultores tendrán que cumplir la normativa medioambiental vigente.
El nuevo pago a la superficie por hectárea de algodón se concederá a una superficie máxima de 425 360 hectáreas, frente a las 469 000 actuales.

La mitad de la asignación del pago por superficie se repartirá con arreglo a baremos interprofesionales, a fin de remunerar las entregas en función de la calidad. Las actividades de cada organización interprofesional serán financiadas por sus propios miembros a través de una subvención comunitaria de 10 por hectárea.

El saldo del dinero destinado al sector del algodón durante el periodo de referencia servirá para reconvertir las regiones productoras de algodón. Este importe, repartido entre los Estados miembros, será un nuevo instrumento del desarrollo rural.

La organización común del mercado (OCM) del azúcar: estado de la situación
La organización común de mercados actuales ha estado al margen de las reformas realizadas en el marco de la política agrícola común (PAC) desde 1992.
Su sistema de cuotas reparte la producción en el territorio de la Unión Europea (UE). La OCM ha contribuido a lograr unos ingresos elevados y estables para los productores, así como un abastecimiento regular y de alta calidad de azúcar en la UE. Además, los países que disfrutan de un acceso preferencial al mercado comunitario se benefician del precio elevado en el mercado europeo.
Sin embargo, la OCM actual es objeto de numerosas críticas y limitaciones externas. Así, los precios elevados no favorecen el desarrollo de una producción ni de una industria competitiva en el mercado mundial. En la UE, estos precios no son favorables ni los usuarios ni a los consumidores de azúcar. En general, la OMC debería proponerse alcanzar los objetivos de un desarrollo competitivo y duradero como el previsto en la reciente reforma de la PAC.
A partir de 2007, las importaciones en el marco de la iniciativa « todo menos las armas » y los acuerdos con los países de los Balcanes podrían generar un desequilibrio considerable en el mercado. En el marco de la OMC, las negociaciones actuales pueden conducir a la reducción, e incluso a la supresión de las restituciones a la exportación.

Propuesta de revisión. La Comisión Europea propone tres vías de reflexión para reformar el sector europeo del azúcar: la prórroga del régimen actual, la disminución de los precios internos y el paso a una liberalización completa del sistema:

  • Prorrogar el régimen actual, adaptado al cumplimiento de los compromisos internacionales de la UE, supondría la reducción de los derechos de aduana, de los precios internos y de las cuotas. Esta solución impediría la reestructuración del sector.
  • Reducir los precios internos hasta lograr un equilibrio entre importaciones y producción supondría la desaparición progresiva de las cuotas. El mercado europeo sería menos atractivo para los países que exportan a la UE. Sería necesaria una reestructuración del sector, así como la compensación de la pérdida de ingresos de los agricultores en Europa.
  • La liberalización completa provocaría la desaparición de los mecanismos de apoyo a los precios y las cuotas y, por consiguiente, el abandono de la producción en la mayoría de los Estados miembros. Un número reducido de países terceros cubriría las necesidades de azúcar de Europa, y también habría que compensar a los agricultores.

Efecto de las reformas en el presupuesto. En cuanto al presupuesto, a fin de respetar el límite máximo de gastos agrícolas, los efectos de la reforma son neutros.

4) MEDIDAS DE APLICACIÓN

5) TRABAJOS POSTERIORES

Propuesta de Reglamento del Consejo por el que se modifica el Reglamento (CE) n° 1782/2003 por el que se establecen las disposiciones comunes aplicables a los regímenes de ayuda directa en el marco de la política agrícola común y se instauran determinados regímenes de ayuda a los agricultores [COM (2003) 698 final]

Procedimiento de consulta (CNS/2003/0278)

 
Última modificación: 12.02.2003
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba