RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Estrategia para una mejor gobernanza marítima en el Mediterráneo

La estrategia adoptada en noviembre de 2009 por la Comisión Europea aborda distintos problemas en materia marítima (seguridad, pesca, acuicultura, protección del medio ambiente, cambio climático, etc.) a los que se enfrenta la cuenca del Mediterráneo. Se basa en la mejora de la gobernanza de los asuntos marítimos para conciliar el desarrollo económico con la protección del medio ambiente. El éxito de esta estrategia pasa por el refuerzo de la cooperación con los terceros países implicados.

ACTO

Comunicación de la Comisión, de 11 de noviembre de 2009, titulada «Una política marítima integrada para una mejor gobernanza del Mediterráneo» [COM(2009) 466 final – no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La cuenca del Mediterráneo se enfrenta a la competencia por la utilización del espacio, a las amenazas a la seguridad marítima, al empobrecimiento de los recursos, a la degradación del medio ambiente y a los efectos perjudiciales del cambio climático. La solución a estos problemas comunes se basa en la mejora de la gobernanza de los asuntos marítimos. Tal gobernanza debe, principalmente, garantizar un crecimiento más sostenible de la región.

Fomentar una gobernanza marítima integrada

Para afrontar los problemas comunes, es preciso mejorar la cooperación con terceros países del entorno del Mediterráneo. No obstante, esto no es suficiente. Los responsables de la toma de decisiones deben tener más en cuenta los vínculos existentes entre las distintas actividades marítimas. De este modo se sentaron las bases de la política marítima integrada de la Unión Europea (UE) en octubre de 2007. De acuerdo con este nuevo concepto de política marítima, es preciso abandonar las acciones sectoriales en aras de una concepción global.

Las nuevas acciones deben fundamentalmente:

  • promover la definición de prioridades más globales respecto a los asuntos marítimos por parte de los interesados y las administraciones;
  • reforzar la cooperación entre los interesados y las administraciones en todos los sectores ligados al ámbito marítimo en el marco de la cuenca del Mediterráneo en su conjunto;
  • ayudar a los Estados miembros a intercambiar buenas prácticas a través de los fondos comunitarios existentes destinados a la cooperación territorial;
  • ofrecer asistencia técnica a los países del Mediterráneo que no pertenecen a la UE en el marco del instrumento europeo de vecindad y asociación. Tal asistencia puede permitirles adoptar un planteamiento más integrado de los asuntos marítimos;
  • fomentar la ratificación y la adopción de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CNUDM);
  • establecer un grupo de trabajo en materia de política marítima integrada con el fin de promover el diálogo y la cooperación con los países extracomunitarios de la cuenca del Mediterráneo;
  • intensificar la cooperación multilateral con todos los sectores a través de estudios específicos y de una aplicación más adecuada de los acuerdos internacionales y regionales que regulan las actividades marítimas.

Utilizar los instrumentos horizontales para una gobernanza marítima integrada

Desde 2007, la política marítima integrada se ha dotado de una serie de instrumentos que favorecen la gobernanza marítima. Entre estos instrumentos se encuentran:

  • la Planificación Espacial Marítima (PEM), que posibilita un mejor uso del espacio marino. La Comisión prevé realizar un estudio y poner en marcha un proyecto piloto para aplicar la PEM en el Mediterráneo;
  • la Gestión Integrada de Zonas Costeras (GIZC), que también contempla las islas. La Comisión prevé confeccionar un inventario (disponible en Internet) de buenas prácticas existentes en las distintas cuencas marinas y ampliar los conocimientos sobre la GIZC en el Mediterráneo a través del 7º Programa marco de la UE;
  • la integración de esfuerzos de investigación que la Comisión pretende reforzar de acuerdo con la estrategia europea de investigación marina y marítima. Más en concreto, pretende instaurar un ambicioso mecanismo de investigación multidisciplinar especialmente adaptado a la cuenca del Mediterráneo;
  • la vigilancia marítima integrada, cuyo propósito es convertir el Mediterráneo en un mar más seguro. Seis Estados miembros costeros participan ya en un proyecto piloto destinado a reforzar la cooperación y el intercambio de información entre las autoridades nacionales responsables del seguimiento y la vigilancia en el mar. Ello aportará una mayor coherencia a la vigilancia marítima del conjunto de la cuenca del Mediterráneo.
Última modificación: 17.03.2010
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba