RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Reforma de la política pesquera común (Libro Verde)

Archivos

Este Libro Verde tiene como objetivo recoger la opinión de todas las personas y organizaciones interesadas en el futuro del sector de la pesca. Pese a las medidas tomadas para garantizar un futuro sostenible, aún sigue existiendo un gran número de problemas como la sobrepesca de poblaciones de peces, el aumento de las importaciones de productos marinos, el exceso de capacidad de las flotas comunitarias, la pérdida de rentabilidad del sector y la dependencia de las ayudas públicas. La consulta es la primera etapa del proceso que debería concluir con una reforma radical de la política pesquera común.

ACTO

Libro Verde, de 22 de abril de 2009, sobre la Reforma de la Política Pesquera Común [COM(2009) 163 final – no publicado en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

El Libro Verde analiza todas las facetas de la Política Pesquera Común (PPC) actual y explica por qué persisten algunos problemas pese a los progresos realizados desde la reforma de 2002.

Resultados de la Política Pesquera Común

La reforma de la PPC preveía un conjunto de medidas para garantizar la viabilidad de la actividad pesquera. Las principales medidas adoptadas en el marco de la reforma de 2002 consistían, entre otras, en:

  • la introducción de planes plurianuales de recuperación y gestión de las poblaciones;
  • la integración de factores medioambientales en la gestión de las pesca;
  • la creación de consejos consultivos regionales (CCR);
  • la fijación de límites máximos nacionales para adaptar la capacidad de pesca de la flota a las posibilidades de pesca;
  • la limitación del número de días que un barco puede ejercer su actividad en el mar;
  • la eliminación progresiva de las ayudas públicas para la construcción o modernización de barcos pesqueros, manteniendo no obstante las ayudas para mejorar la seguridad y las condiciones de trabajo a bordo.
  • el establecimiento de acuerdos de pesca para la creación de asociaciones con algunos terceros países.

Sin embargo, no se han alcanzado los objetivos fijados en 2002. Actualmente, la Política Pesquera Común se caracteriza por la sobrepesca, un exceso de capacidad de la flota, fuertes subvenciones, fragilidad económica y declive del volumen de pescado capturado por los pescadores europeos. Es necesario un cambio radical para abordar estos desafíos.

Superar las cinco deficiencias estructurales de esta política

El agotamiento de las poblaciones de peces europeas se debe principalmente al exceso de capacidad de las flotas. Se han planteado numerosas soluciones para adaptar el tamaño de las flotas de pesca europeas a las poblaciones disponibles. El uso de derechos transferibles y/o la creación de un fondo puntual pueden ser una solución a este problema. No obstante, aún deben adoptarse medidas de acompañamiento para evitar los efectos negativos sobre la pesca artesanal y las comunidades costeras.

La falta de objetivos políticos concretos, sobre todo en lo que respecta a la responsabilidad ecológica y al vínculo con las cuestiones marítimas generales, constituye el segundo punto débil de la PPC actual. El Libro Verde consulta a la opinión pública sobre la forma de definir objetivos claros y jerarquizados para la adopción de decisiones y su ejecución.

La mayor parte de las decisiones relativas a la PPC se toman en el Consejo. Este sistema de adopción de decisiones está demasiado centralizado y orientado hacia soluciones a corto plazo, que comprometen el carácter sostenible a largo plazo. Para paliar este problema, quizá las decisiones deberían tomarse conjuntamente entre el Consejo y el Parlamento (procedimiento de codecisión), delegando en los Estados miembros, en la Comisión y/o en el sector pesquero la responsabilidad de la ejecución de dichas decisiones. Sin embargo, en este nuevo sistema debe otorgarse un papel de mayor relevancia a los órganos consultivos (el comité consultivo de pesca y acuicultura y los consejos consultivos regionales).

El sector carece de responsabilidades. Conviene, por tanto, replantearse la forma de conferir más responsabilidad al sector pesquero en la ejecución de la PPC, encontrando el medio de garantizar que la autogestión del sector alcance su objetivo.

El último problema estructural abordado en el Libro Verde es la falta de voluntad política para garantizar el cumplimiento de la normativa. Para reforzar el cumplimiento de la normativa conviene analizar las ventajas y los inconvenientes de los mecanismos centralizados y descentralizados (por ejemplo, actuación directa de la Comisión, controles nacionales o transnacionales), sometiéndolos a consulta.

Mejorar la gestión de la pesca en la Unión Europea

Es necesario restablecer la productividad de los recursos pesqueros para garantizar la viabilidad económica y social del sector. Se han sometido a consulta varias ideas para mejorar la gestión de la pesca. Estas ideas incluyen:

  • la posibilidad de crear un régimen pesquero diferenciado para proteger las flotas pesqueras artesanales;
  • la adopción del rendimiento máximo sostenible (RMS) como principio de gestión y la aplicación de planes de gestión a largo plazo para sacar el máximo partido a las pesquerías;
  • la estabilidad relativa de las cuotas comunitarias y el acceso a los bancos pesqueros costeros;
  • el comercio y el mercado de productos de la pesca y la acuicultura;
  • la integración de la PPC en el contexto global de los asuntos marítimos;
  • los conocimientos y los datos científicos para la adopción de decisiones políticas;
  • los fondos comunitarios para la pesca o las medidas de ayuda nacionales;
  • la gestión de las actividades de pesca de las flotas comunitarias en las aguas extracomunitarias para extender a escala internacional los principios de una pesca sostenible y responsable;
  • el papel de la acuicultura en la futura PPC.

Contexto

Aunque la Comisión sólo está legalmente obligada a revisar algunas de las dimensiones de la PPC antes de 2012, la situación actual, sobre todo en lo que respecta a las poblaciones y al exceso de capacidad de la flota, le ha convencido de la necesidad de poner en marcha el proceso de reforma.

La consulta concluyó el 31 de diciembre de 2009 y constituirá la base para un debate público sobre elaboración de una propuesta de un nuevo reglamento sobre la PPC. Este último podría presentarse al Parlamento Europeo y al Consejo a principios de 2011 con vistas a su adopción en 2012.

Última modificación: 03.12.2009
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba