RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Política antiterrorista de la UE

La presente Comunicación, que se inscribe en la estrategia antiterrorista de la Unión Europea (UE), recoge los avances a nivel legislativo y de políticas en la UE y presenta algunos de los futuros retos en materia de lucha antiterrorista.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo de 20 de julio de 2010 – La política antiterrorista de la UE: logros principales y retos futuros [COM(2010) 386 final – no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La Comunicación presenta los principales avances de la Unión Europea (UE) a nivel legislativo y de políticas, así como algunos retos futuros, en el campo de la lucha antiterrorista. Constituye un paso preparatorio a la estrategia de seguridad interior de la UE, basada en las medidas antiterroristas previstas en el marco del Programa de Estocolmo. La Comunicación aborda los cuatro aspectos definidos en la Estrategia antiterrorista de la UE.

Prevenir

La Decisión Marco sobre la lucha contra el terrorismo es el principal instrumento legal a nivel comunitario para combatir ataques terroristas. Tras su modificación en 2008, este instrumento también armoniza las disposiciones nacionales en materia de prevención en la lucha contra el terrorismo, que incluyen la utilización de Internet con fines terroristas. Asimismo, la Comisión ha iniciado un diálogo con las fuerzas de seguridad y los proveedores de servicios para prevenir la utilización de Internet con fines terroristas. Para favorecer este tipo de asociaciones público-privadas, se está elaborando un modelo de acuerdo europeo.

La estrategia específica de la UE constituye un instrumento primordial y destacado entre una serie de importantes políticas adoptadas por la misma en los últimos años para combatir la radicalización y la captación. En 2009 se aprobaron planes de acción y de ejecución encaminados a la consecución de los objetivos de la estrategia. La contribución de la Comisión en este campo incluye una Comunicación relativa a la captación de terroristas y apoyo a la elaboración de una serie de estudios sobre la materia. Asimismo, ha creado una Red Europea de Expertos en Radicalización (ENER) para promover el diálogo entre estudiosos y responsables políticos.

En adelante, es preciso identificar de manera más precisa los mecanismos más eficaces para luchar contra la radicalización y la captación. Las políticas nacionales en la materia deben someterse a evaluación, misión ésta para la que la Comisión prevé presentar una Comunicación en 2011, que sentará las bases para actualizar la estrategia de la UE. Asimismo es preciso adoptar planteamientos más eficaces para prevenir la utilización de Internet con fines terroristas, para lo cual se debe redoblar el apoyo a las fuerzas de seguridad a nivel nacional.

Proteger

En los últimos años se han dado importantes pasos para aumentar la seguridad fronteriza, con medidas como la introducción de las nuevas tecnologías en el desarrollo del sistema integrado de gestión de fronteras y los pasaportes biomédicos. Actualmente se encuentran en proceso de elaboración el Sistema de Información Schengen de segunda generación (SIS II) y el Sistema de información sobre visados (VIS). La seguridad informática se aborda a través de la Decisión Marco sobre ataques contra los sistemas de información y el plan de acción para la protección de las infraestructuras críticas de información. Se ha instaurado un amplio marco jurídico para aumentar la seguridad de los transportes, especialmente en lo que respecta a la aviación civil y el transporte marítimo. La Comisión coopera estrechamente con las administraciones nacionales en estos dos campos para desarrollar un sistema de inspecciones de las instalaciones de puertos y aeropuertos.

En 2008 se aprobó un plan de acción de la UE para reforzar la seguridad de los explosivos. Por otra parte, la Comisión prepara propuestas de medidas encaminadas a mejorar el control del acceso a sustancias precursoras empleadas en la elaboración de explosivos. Se han puesto en marcha varios programas para fomentar el desarrollo de políticas antiterroristas y de seguridad, tales como el programa de investigación sobre seguridad (integrado en el Séptimo Programa Marco de Investigación y Desarrollo Tecnológico) y el Programa Europeo para la Protección de Infraestructuras Críticas (PEPIC). En relación con este último, en 2008 se adoptó la Directiva sobre infraestructuras críticas europeas, que constituye un primer paso hacia la adopción de un planteamiento comunitario.

En adelante se deberá reforzar la seguridad del transporte mediante las nuevas tecnologías y desarrollar una política de seguridad industrial, haciendo especial hincapié en la normalización y certificación de las soluciones de seguridad. Asimismo, se deberá propiciar la efectividad de la política de investigación sobre seguridad, mediante medidas como la consolidación de la relación entre los usuarios del sector público, los investigadores y los proveedores y el sector de la tecnología.

Perseguir

En los últimos años se han adoptado varios instrumentos relativos a la recogida y el intercambio de datos, como la Directiva sobre conservación de datos, la Decisión sobre profundización de la cooperación transfronteriza y las Decisiones Marco sobre simplificación del intercambio de información entre los servicios de seguridad y el exhorto europeo de obtención de pruebas. Paralelamente, se ha mejorado el funcionamiento de Europol y su cooperación con Eurojust.

El principal instrumento jurídico en materia de financiación del terrorismo es la Directiva sobre el blanqueo de capitales, que entró en vigor en 2005. Este mismo año se aprobó el Reglamento sobre los controles de la entrada o salida de dinero efectivo de la Comunidad. Asimismo se han adoptado medidas no legislativas para impedir la financiación del terrorismo, como las directrices voluntarias para abordar la vulnerabilidad de las organizaciones sin ánimo de lucro frente a los ilícitos penales con fines de financiación del terrorismo.

Se está elaborando la evaluación de los nuevos instrumentos jurídicos de intercambio de información, que serán objeto de una Comunicación separada. Asimismo, se estudiará la necesidad de una legislación comunitaria en materia de técnicas de investigación. Por otra parte, es preciso establecer una metodología basada en parámetros comunes para evaluar las amenazas a nivel europeo y garantizar que la política antiterrorista está debidamente respaldada por pruebas.

Responder

El principal instrumento de respuesta ante ataques terroristas es el Mecanismo Comunitario de Protección Civil. Existen otros mecanismos a nivel comunitario, como los Acuerdos de Coordinación de Crisis (CCA) y el sistema ARGUS, encaminado a coordinar las respuestas ante crisis. Europol también contribuye a la coordinación de las respuestas ante acciones terroristas gracias a sus mecanismos de intercambio de información.

En 2009 se aprobó el Plan de acción de la UE sobre la seguridad química, biológica, radiológica y nuclear, cuyo objetivo es mejorar la preparación y respuesta ante incidentes en los que los terroristas pudieran obtener tales materiales. Asimismo, la Comisión presta apoyo a las víctimas de ataques terroristas, incluida la asistencia económica.

Se está evaluando la política de protección civil de la UE con el fin de elaborar las acciones de seguimiento. También se están estudiando modos de reforzar la coordinación y la cooperación para facilitar la protección consular durante las crisis. Asimismo, es primordial desarrollar la capacidad de respuesta rápida de la UE en base a los instrumentos existentes.

Aspectos horizontales

La estrategia antiterrorista de la UE también contempla aspectos horizontales importantes para su puesta en marcha:

  • respeto de los derechos fundamentales – los mecanismos empleados en la lucha antiterrorista deben cumplir la Carta de los Derechos Fundamentales;
  • cooperación con socios externos – es preciso desarrollar la cooperación a través de organizaciones internacionales tales como las Naciones Unidas, y con terceros países, especialmente, Estados Unidos;
  • financiación – los marcos financieros plurianuales (en la actualidad, el Programa de seguridad y defensa de las libertades) aportan financiación para la lucha antiterrorista; se prevé estudiar la viabilidad de la creación de un Fondo de Seguridad Interior.
Última modificación: 28.10.2010
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba