RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Estrategia contra la acumulación y el tráfico ilícitos de armas ligeras

Este documento presenta la estrategia de la UE para hacer frente a las amenazas vinculadas a la acumulación y al tráfico ilícitos de armas pequeñas y ligeras y de sus municiones. El documento propone un plan de acción y destaca la importancia de seguir una política de seguridad y de desarrollo coherente, aprovechando al máximo el amplio abanico de instrumentos de que dispone la Unión Europea.

ACTO

Estrategia de la UE (pdf ) contra la acumulación y el tráfico ilícitos de armas pequeñas y ligeras y de sus municiones. Bruselas, 13 de enero de 2006 [no publicado en el Diario Oficial].

RESUMEN

Las consecuencias de la fabricación, transferencia y circulación ilícitas de armas pequeñas y ligeras, así como su acumulación excesiva y su diseminación incontrolada, están en la raíz de cuatro de los cinco retos (el terrorismo, la proliferación de armas de destrucción masiva, los conflictos regionales, la descomposición de los Estados y la delincuencia organizada) definidos en la estrategia europea de seguridad (EES), adoptada el 13 de diciembre de 2003.

Desde 1990, las armas pequeñas y ligeras han costado la vida a casi cuatro millones de personas. Para hacer frente a esta amenaza, Europa debe presentar una combinación coherente de medios de acción que no sean meramente militares.

Una amenaza creciente

Según los cálculos de las Naciones Unidas, el número de armas ligeras en circulación en el mundo asciende a 600 millones, y este tipo de armas fue el más utilizado en 47 de los 49 conflictos más importantes de los años noventa. La abundancia de las existencias de armas y de municiones, heredadas principalmente de la guerra fría y fácilmente accesibles, caracteriza las nuevas guerras, que no son obra de ejércitos, sino de facciones armadas, sin disciplina militar, y a menudo responsables de graves violaciones del derecho humanitario.

África, y principalmente el África subsahariana, es la zona más afectada del mundo por el impacto desestabilizador de las armas pequeñas y ligeras. Hasta la fecha, la actuación de la Unión Europea (UE) en materia de desarme se ha regido principalmente por una dinámica de reacción a través por ejemplo de programas de desarme, desmovilización y reinserción de los combatientes. Esta estrategia debe completarse con medidas de prevención que se ocupen de la oferta (en Europa Oriental y Sudoriental las existencias de armas pequeñas y ligeras son inmensas) y la demanda ilícitas y del control de las exportaciones de armas convencionales.

El desafío al que debe hacer frente una estrategia de la UE sobre las armas pequeñas y ligeras consiste en responder a estas amenazas y garantizar la coherencia entre sus políticas de seguridad y de desarrollo, explotando plenamente, al mismo tiempo, los medios de que dispone tanto en los ámbitos multilateral y regional como dentro de la Unión y en sus relaciones bilaterales.

Objetivos

La Unión Europea ya adoptó en 2002 una acción común (pdf ), que sigue siendo esencial en la política de la UE, y puso en marcha sobre esta base acciones específicas en África, Asia, Latinoamérica y los Balcanes. En este documento figuran tres objetivos globales:

  • luchar contra la acumulación y la proliferación de armas de pequeño calibre;
  • contribuir a la reducción de la acumulación existente de este tipo de armas a un nivel que se corresponda con las necesidades legítimas de los países en materia de seguridad;
  • ayudar a resolver los problemas causados por dicha acumulación.

Esta acción debe completarse con el fin de definir un planteamiento global y coherente y desarrollar nuevas vertientes de acción de la Unión, estableciendo asimismo prioridades geográficas. Un informe describe cada año los esfuerzos realizados por los Estados miembros en la ejecución de esta acción común.

Medios

La Unión Europea dispone de bazas únicas que la colocan en una situación privilegiada para responder a la amenaza de las armas pequeñas y ligeras. La Unión, con su capacidad para utilizar una gama completa de instrumentos civiles (misiones de formación, de asesoramiento, de asistencia o de orientación) y militares (controles fronterizos, fuerzas de mantenimiento de la paz o de estabilización, y operaciones de desarme) de los Estados miembros para la gestión de crisis, de situaciones consecutivas a un conflicto y para contribuir a la reconstrucción, está en condiciones de aportar una respuesta global.

También en materia de medidas exteriores, la Unión puede actuar en cooperación con sus principales socios (Estados Unidos, Rusia, China, etc.), en el marco de los acuerdos de asociación y cooperación que ha establecido con las grandes regiones del mundo, así como de los programas de desarrollo y asistencia con los países de África, el Caribe y el Pacífico (ACP).

La Unión dispone de importantes medios de acción para intervenir dentro de su territorio a través de instrumentos de coordinación tales como Europol y Eurojust, pero también gracias a los sistemas de control de las exportaciones sensibles (Código de Conducta).

Plan de acción

El plan de acción debe mantenerse flexible y ser revisado regularmente y actualizado cada seis meses sobre la base de informes intermedios de la Presidencia sobre su ejecución. El plan de acción aplicará las disposiciones adoptadas por la Acción Común del Consejo de 12 de julio de 2002 (pdf ) (2002/589/PESC) y, en su caso, las completará.

La estrategia destaca la necesidad de un multilateralismo eficaz para desarrollar mecanismos de lucha mundiales, regionales y nacionales. A escala internacional, se consideran prioritarios la aplicación del Programa de Acción (EN) (FR) de las Naciones Unidas, la localización y el marcado de las armas pequeñas y ligeras y la ratificación del Protocolo contra la fabricación y el tráfico ilícitos de armas de fuego. La Unión trabajará en aras de estos objetivos y buscará un consenso entre los países exportadores para que únicamente se suministren armas pequeñas a los Estados con arreglo a unos criterios restrictivos.

Los mecanismos de sanciones internacionales y su supervisión deberán reforzarse, así como el control de las exportaciones. En este último ámbito, el control fronterizo se considera esencial, y la Unión contribuirá con programas de asistencia (equipos de control y formación a las instituciones) en los Estados del África subsahariana, y con programas de formación para los servicios aduaneros, especialmente en los países de Europa oriental.

A escala regional, se dará prioridad a las iniciativas del África subsahariana mediante un apoyo financiero y técnico a las organizaciones regionales y nacionales (suspensión de la CEDEAO, Convenio de Nairobi y Protocolo de la SADC (EN)). Deberán facilitarse medios a la Unión Africana y a las otras organizaciones regionales africanas, y deberán apoyarse las acciones de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE (EN)) en el ámbito de la lucha contra el tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras.

En el marco de los acuerdos/diálogos estructurados de la UE, deberán incluirse en el orden del día el corretaje y las transferencias ilícitas de armas pequeñas y ligeras, en particular con los países que poseen excedentes de armas pequeñas y ligeras procedentes de la guerra fría.

En Europa, se velará por la aplicación de la Acción común (pdf ) y de la Posición Común de la UE de 2003 sobre el control del corretaje de armas; se fomentará, a través de Europol (EN), Eurocustoms y Eurojust (EN), la formulación de una política de lucha activa contra las redes de tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras.

Para combatir eficazmente la acumulación de existencias de este tipo de armas, son posibles varias iniciativas: entre ellas, la creación de inventarios nacionales y de registros regionales y el intercambio regular de información sobre armas pequeñas y ligeras; la financiación por la UE de las operaciones de desarme, desmovilización y reinserción; y campañas de educación y sensibilización de la población.

En la Unión Europea, deberán reforzarse las capacidades de la Secretaría del Consejo para que pueda velar por la aplicación coherente de la estrategia. Deberá garantizarse la coherencia y la complementariedad entre las decisiones del Consejo en el marco de la PESC y las acciones ejecutadas por la Comisión en el ámbito de la ayuda al desarrollo.

Contexto

El Consejo Europeo de Salónica adoptó en diciembre de 2003 una estrategia contra la proliferación de armas de destrucción masiva. La presente estrategia, adoptada el 16 de diciembre de 2005 por el Consejo Europeo, tiene como objetivo elaborar un capítulo específico para las armas pequeñas y ligeras con el fin de definir, de manera similar, un planteamiento integrado y un plan de acción global contra el tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras y de sus municiones.

ACTOS CONEXOS

Sexto Informe Anual sobre la aplicación de la Acción Común 2002/589/PESC del Consejo, de 12 de julio de 2002, sobre la contribución de la Unión Europea para combatir la acumulación desestabilizadora y la proliferación de armas ligeras y de pequeño calibre [DO C 299 de 11.12.2007].
Desde 1999 se han comprometido unos 14,5 millones de euros de los fondos de la PESC por medio de decisiones por las que se ejecutaba la Acción Común 2002/5589/PESC en África, Asia, América Latina, los Balcanes y Ucrania. La Secretaría del Consejo ha realizado un reexamen de las acciones llevadas a cabo en el marco de esta estrategia. El informe detalla los esfuerzos realizados por los Estados miembros, esencialmente en 2006, para afrontar el problema global de las armas ligeras y de pequeño calibre. También examina las medidas tomadas para realizar acciones a escala internacional y aborda la participación en los trabajos de las organizaciones internacionales y regionales.

La presente ficha de síntesis se difunde a título informativo. No pretende interpretar ni sustituir el documento de referencia, que sigue siendo la única base jurídica vinculante.

Última modificación: 30.05.2008
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba