RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 11 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Plan de acción en materia de lucha contra la droga (2000-2004)

Archivos

Con el fin de intensificar la cooperación y la colaboración a escalas nacional y europea, se ha preparado un plan de acción de lucha contra la toxicomanía y el tráfico de drogas. A través de este plan de acción, la Comisión fija las directrices de la acción de la Unión en materia de lucha contra la droga y la toxicomanía.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social y al Comité de las Regiones, de 26 de mayo de 1999, sobre la acción de la Unión Europea en materia de lucha contra la droga (2000-2004). [COM (1999) 239 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

A partir de mediados de los años 80 los Estados miembros intensificaron su colaboración en materia de lucha contra la toxicomanía y el tráfico de drogas. A partir de 1990 se han adoptado varios planes y programas de acción durante los Consejos Europeos para dar una respuesta global a ese fenómeno. Los Consejos Europeos de Cardiff (junio de 1998) y Viena (diciembre de 1998) invitaron al Consejo, la Comisión y el Parlamento Europeo a elaborar un nuevo plan estratégico global de lucha contra la droga que sustituya al existente por el período 1995-1999. La comunicación de la Comisión responde a esa petición presentando las recientes evoluciones en lo que es consumo y tráfico de droga en la Unión Europea (UE) y la orientación que en los cinco próximos años debería tomar la actuación de la Unión en materia de lucha contra la droga.

La creación del Observatorio Europeo de la Droga y las Toxicomanías (OEDT) y de la Unidad de Drogas de Europol, sustituida el 1 de julio de 1999 por la Oficina Europea de Policía - Europol, ha facilitado un mejor conocimiento del fenómeno de las drogas y la cooperación de los Estados miembros en materia de acopio e intercambio de información.

Gracias a los datos proporcionados en 1998 por esas dos entidades, se pueden deducir tendencias en términos de tráfico y consumo. Concretamente, se ha observado un estancamiento del consumo de cannabis, que sigue siendo la droga más extendida en la UE y un incremento del uso abusivo de medicamentos. Por lo que al tráfico se refiere, se conocen bien las rutas que emplea cada droga. Con frecuencia sirven de placa giratoria en el tráfico de heroína, cocaína y cannabis los países de Europa Central y Oriental y los de los Balcanes. La UE es por otra parte un importante productor de drogas sintéticas.

El plan de acción propuesto por la Comisión preconiza un enfoque global, pluridisciplinar e integrado que garantice su eficacia. El problema de la droga reviste aspectos sociales y sanitarios que deben tenerse en cuenta al igual que la relación entre el uso de la droga, la delincuencia y la criminalidad. Se impone pues un enfoque equilibrado entre reducción de la oferta y de la demanda. Además, la reducción de la producción de droga exige una cooperación entre los países productores y los consumidores que fomente el desarrollo social y económico de los primeros.

Es deseo de la Comisión que se aumente la frecuencia con que los expertos independientes evalúen las acciones, políticas y estrategias de la UE en materia de lucha contra la droga. Por su parte, la Comisión efectuará una evaluación intermedia del futuro plan de acción. Por otra parte, los datos sobre consumo y tráfico facilitados por el OEDT y por Europol permitirán seguir la evolución de la situación y adaptar, si procede, la acción de la Unión.

El plan previsto para el período 2000-2004 contiene una serie de prioridades:

  • Combatir el consumo y producción de cannabis, anfetaminas y éxtasis.
  • Proyectos integrados para combatir la delincuencia urbana entre los más jóvenes.
  • Medidas en materia de salud (hepatitis), exclusión social y jurisdicción penal.

Preparación de la ampliación mediante la participación de los países candidatos en el programa PHARE y en los programas del OEDT y de la UE en materia de toxicomanía.

Para lograr esos ambiciosos objetivos, el Tratado de Amsterdam ofrece un nuevo marco jurídico. El nuevo artículo 152 del Tratado CE obliga a tener en cuenta la salud en todas las políticas y acciones comunitarias. Además, la drogadicción es la principal prioridad comunitaria en materia de salud pública. También es prioritaria en materia de cooperación en el campo de la justicia y de asuntos de interior (Título VI del Tratado de la Unión Europea), en el que se han previsto tres métodos:

  • Cooperación policial y aduanera directa entre los servicios de los Estados miembros o a través de Europol.
  • Cooperación judicial.
  • Aproximación cuando proceda de las normas de Derecho penal de los Estados miembros.

En materia de cooperación internacional no se prevé ningún nuevo instrumento, pero la lucha contra la droga sigue siendo asunto de importancia. Se proseguirán las acciones multilaterales y bilaterales en curso.

Para este plan de acción se han establecido cinco objetivos generales:

  • Mantener la lucha contra la droga como principal prioridad de las actuaciones internas y externas de la UE.
  • Proseguir con un enfoque integrado y equilibrado que reconcilie la reducción de la oferta y de la demanda.
  • Proseguir con el tratamiento de los datos gracias al OEDT y a Europol.
  • Fomentar la cooperación internacional a través de las Naciones Unidas.
  • Movilizar los recursos adecuados.

Se han definido también cinco objetivos concretos:

  • Información:
    Establecer una estrategia global requiere información fidedigna con que evaluar regularmente la amplitud y la naturaleza del consumo de drogas (red REITOX del OEDT, cooperación entre el OEDT y EUROSTAT) y los conocimientos que arrojen la investigación y las evaluaciones de los programas anteriores.
  • Acción en materia de reducción de la demanda:
    Se trata de reducir en cinco años el consumo de droga en los jóvenes menores de 18 años y el número de fallecidos por toxicomanía. Esos objetivos implican acciones en materia de salud pública, educación y sensibilización (campañas de información en las escuelas). También se requiere investigación, que se fomenta a través del quinto programa marco, para comprender mejor los factores que condicionan el consumo y sus consecuencias sanitarias y sociales, así como para inventar terapias más eficaces. Asimismo, hay que conceder prioridad a otros ámbitos tales como los efectos del consumo de drogas en el comportamiento y el dopaje en el deporte.
  • Acción en materia de reducción del tráfico ilícito de narcóticos y sustancias psicotrópicas:
    Para que el control sea eficaz en materia de desvío de precursores y sustancias psicotrópicas debe dirigirse a productos concretos. En el Convenio de las Naciones Unidas de 1988 se repertoriaron veintidós sustancias y las que no figuren en esa lista deberán ser objeto de una vigilancia especial en la que también deberán participar los fabricantes.
    Por lo que al blanqueo de dinero se refiere, la Comisión desea ampliar el ámbito de aplicación de la Directiva de 1991. Además, en el marco de los programas Phare y Tacis, se están llevando a cabo varias acciones a nivel internacional.
    El uso de las nuevas tecnologías, especialmente de Internet, debe ser más seguro y para ello se adoptó un plan de acción en enero de 1999. Las únicas competentes para iniciar diligencias judiciales o aplicar sanciones son las autoridades nacionales, pero si es necesario pueden recurrir a la ayuda de Europol. Además, a través de la legislación y de una cooperación práctica tanto en el seno de la Unión, como a nivel internacional se va a prestar especial atención a las drogas sintéticas.
    Por último, en el plan de acción para el establecimiento de un espacio de libertad, seguridad y justicia se han previsto numerosas medidas a corto y medio plazo.
  • Acción a nivel internacional:
    Las actuaciones a nivel internacional se llevan a cabo basándose en planes nacionales o regionales y en varios principios entre los que figuran la responsabilidad compartida, la integración del control de las drogas en las principales políticas de desarrollo y el respeto de los Derechos Humanos. Las principales regiones afectadas son los países candidatos a la adhesión, Latinoamérica, el Caribe, Asia Central hasta la Transcaucasia, los países mediterráneos, especialmente Marruecos, África, Asia y especialmente China. El refuerzo de la cooperación con los países industrializados y en los foros internacionales como por ejemplo el G8 tendrá por objetivo fomentar el diálogo y establecer políticas y programas generales o regionales. Asimismo, habrá que incrementar la cooperación con organizaciones internacionales tales como el Programa de las Naciones Unidas para la Fiscalización Internacional de Drogas (PNUCID).
  • Coordinación:
    El fenómeno de la droga afecta a varios ámbitos y está tipificado en varios fundamentos jurídicos. La Comisión considera que es primordial la coordinación y que ésta debe implicar a todas las Instituciones y entidades de la UE, especialmente en cuestiones de toxicomanía.

Adjuntos figuran una evaluación del plan de acción de 1995-1999, un cuadro con las tendencias actuales en la disminución de la demanda, la evolución de la legislación y de las prácticas y la lista de las líneas presupuestarias con las que se pueden llevar a cabo actuaciones en materia de lucha contra la droga.

ACTOS CONEXOS

EVALUACIÓN

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo, de 22 de octubre de 2004, sobre los resultados de la evaluación final de la estrategia y el plan de acción sobre drogas de la UE (2000-2004) [No publicada en el Diario Oficial].

El Plan de acción sobre drogas de la UE 2000-2004 prevé una evaluación intermedia y otra final de la aplicación del Plan por la Comisión. Esta Comunicación presenta los resultados de la evaluación final. Además, sienta las bases de la futura política sobre drogas de la UE basándose en las conclusiones sacadas de la aplicación de la política actual. La Comunicación enumera las principales realizaciones del plan de acción e identifica los ámbitos en los que se precisan nuevos avances.

Conclusiones

Por otra parte, la Comunicación concluye, en particular que:

  • se aplicaron o están aplicándose alrededor del 95% de las acciones previstas en el Plan;
  • casi todos los Estados miembros adoptaron una estrategia o plan de acción sobre drogas;
  • sobre la base de las herramientas de evaluación, nada permite afirmar que el objetivo de reducir significativamente las toxicomanías se ha logrado o que menos jóvenes consumen droga; sin embargo, se puede constatar en general un freno a la tendencia al alza en el consumo;
  • del mismo modo, la información disponible no permite concluir una disminución sustancial de la disponibilidad de droga; sin embargo, una serie de iniciativas tomadas en la UE permitieron reforzar las medidas represivas contra el tráfico y la oferta;
  • se adoptaron una serie de iniciativas importantes para luchar contra el blanqueo de capitales; en particular, los Estados miembros participan en una serie de iniciativas destinadas a combatir el desvío de precursores, como el equipo común europeo sobre precursores (EJUP).

Propuestas

Por lo que se refiere a la futura estrategia, la comunicación formula las siguientes propuestas:

  • procurar que la futura estrategia sobre drogas de la UE contenga objetivos y prioridades claros y precisos que se puedan traducir en indicadores y acciones operativos en el futuro plan de acción, con una definición clara de las responsabilidades y plazos de aplicación;
  • seguir progresando en la disponibilidad, calidad y comparabilidad de la información sobre el seguimiento del fenómeno de la droga;
  • integrar los objetivos de la nueva estrategia y de los nuevos planes de acción en el Programa plurianual destinado a consolidar el espacio de libertad, seguridad y justicia;
  • hacer que el Grupo horizontal sobre droga del Consejo procure principalmente hacer progresar la aplicación de las acciones definidas en los futuros planes de acción sobre drogas de la UE y garantizar su seguimiento; este grupo debería desempeñar un papel motriz en la coordinación de los trabajos de los otros grupos del Consejo que se ocupan de las drogas;
  • difundir más ampliamente los resultados de las numerosas actividades emprendidas en el ámbito de la droga, para promover otras similares en otros lugares;
  • tener en cuenta la presente evaluación final en el desarrollo de la nueva estrategia sobre drogas de la UE 2005-2012.

La Comisión acordó, para principios de 2005, la presentación de una propuesta relativa a un Plan de acción sobre drogas 2005-2008. Además, procederá a un examen anual de la aplicación del plan y analizará sus efectos en 2008, con el fin de proponer un segundo Plan 2009-2012. En 2012, se prevé realizar una evaluación general de la estrategia y de los planes de acción de la UE.

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo, de 4 de noviembre de 2002, sobre la aplicación del Plan de acción sobre drogas de la UE (2000-2004) [COM (2002) 599 final - no publicada en el Diario Oficial].

El Plan de acción sobre drogas de la UE 2000-2004 prevé una evaluación intermedia y otra final de la aplicación del Plan. La evaluación cubre los cinco aspectos principales del Plan: coordinación, información y evaluación, reducción de la demanda y prevención del consumo así como de la criminalidad vinculada a la droga, reducción de la oferta y cooperación internacional. La evaluación se basa en cuatro fuentes de información principales:

  • las respuestas de los Estados miembros a un cuestionario sobre los progresos realizados a nivel nacional;
  • el cuadro de seguimiento relativo a las actividades de la Comisión, el OEDT y Europol;
  • la evaluación de los sistemas represivos de los Estados miembros y de su papel en la lucha contra el tráfico de drogas;
  • las iniciativas tomadas en la UE, o por la Comisión o los Estados miembros, y que han sido adoptadas o se están examinando.

Resultados de la evaluación intermedia

Después de una evaluación detallada de cada uno de los cinco principales aspectos del plan, la Comisión concluye que a pesar de progresos considerables queda mucho por hacer, en particular en los siguientes ámbitos:

  • drogas de síntesis;
  • continuación de la evaluación de las políticas y actividades sobre drogas a nivel nacional y comunitario sirviéndose de datos fiables (importancia de la investigación);
  • estrecha cooperación con los países candidatos;
  • coordinación más eficaz de las acciones realizadas en terceros países (en particular los principales países productores y de tránsito).

Con el fin de hacer progresar la aplicación del Plan la Comisión presenta las propuestas siguientes:

  • Sería necesario determinar las actividades prioritarias entre las actividades definidas en el Plan de acción para centrar los esfuerzos en estas actividades esenciales (por ejemplo, fijando plazos para la realización).
  • Establecimiento en 2003 de un grupo de control, constituido por representantes de la Comisión, la Presidencia del Consejo, Europol y el OEDT, debería ser establecido por la Presidencia y la Comisión. El Parlamento debería también designar a su representante. El grupo daría orientaciones y seguiría la preparación de la evaluación final.
  • Las iniciativas previstas en el ámbito de la droga deberían concentrarse en la conclusión de las acciones definidas en el Plan.
  • Para la evaluación final del plan de acción, el OEDT y Europol debían comparar los datos sobre drogas relativos a 2003 con los de 1999.
  • Con el fin de relacionar la sociedad con el desarrollo futuro de la política de drogas de la UE, se propuso la organización de una conferencia en 2004.

A finales de 2004, la Comisión dispuso la presentación de una Comunicación sobre la evaluación final del plan de acción.

COORDINACIÓN EN MATERIA DE DROGAS

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo, de 12 de noviembre de 2003, relativa a la coordinación en materia de droga en la Unión Europea [COM (2003) 681 final - Diario Oficial C 96 de 21.4.2004].
La Comisión, que quiere reforzar la coordinación en materia de drogas a escala de la Unión Europea, explica los retos y lo que está en juego en el ámbito de la coordinación, recuerda los principales modelos de coordinación existentes y hace hincapié en los elementos esenciales para una coordinación eficaz. Recomienda, en particular, que se incluyan todos los aspectos de la política en materia de drogas (aspectos sociales, de sanidad, medidas de represión y políticas de cara a la juventud), una estrecha cooperación entre las autoridades encargadas de aplicar la ley, y la coordinación entre éstas y los servicios sociales y de sanidad, así como la evaluación sistemática de las estrategias y de las actividades en este ámbito.

APLICACIÓN

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo, de 8 de junio de 2001, sobre la aplicación del Plan de acción sobre drogas de la UE (2000-2004) [COM (2001) 301 final - no publicada en el Diario Oficial].
El objetivo principal de la Comunicación consiste en proponer medidas con el fin de facilitar la evaluación del plan de acción sobre drogas, elaborar el método que la Comisión se propone seguir para la evaluación y presentar algunas acciones ya emprendidas en el marco del plan. La Comunicación se realizó con las contribuciones del Observatorio Europeo de la Droga y la Toxicomanía (OEDT) y de Europol.

Por lo que se refiere a la evaluación del grado de realización de las actividades previstas en el plan de acción, la Comisión propone un nuevo instrumento, un cuadro de seguimiento, con el fin de que se realice una buena evaluación.

La evaluación de los efectos sobre el fenómeno de la droga dependerá en parte de las informaciones proporcionadas por el OEDT y Europol. Los dos organismos ya crearon dos Grupos de Trabajo sobre los «criterios de evaluación del impacto». Sin embargo, la Comisión indica que, a falta de datos fiables y comparables sobre los aspectos epidemiológicos y penales, la evaluación intermedia (2002) del plan de acción se limitará a la evaluación del grado de realización de las actividades del plan de acción.

Por lo que se refiere a la ampliación, la intensificación de la lucha antidroga en los países candidatos sigue siendo una prioridad. La Comunidad ha lanzado numerosas iniciativas en los últimos años, incluido el inicio de las negociaciones de participación de los países candidatos en la red REITOX del OEDT. La Comisión propone asimismo crear una base de datos que reúna todas las informaciones relativas a los proyectos de los Estados miembros o de la Comisión en estos países con el fin de evitar la duplicación.

En la acción exterior, la UE prosigue sus importantes actividades. La prioridad se concederá a los principales circuitos de transporte de la droga hacia la Unión Europea (en particular, el sector de la cocaína y la ruta de la heroína).

La coordinación de los agentes principales es una condición esencial de la lucha contra la droga. De acuerdo con las disposiciones del plan de acción, la Comisión ha emprendido un estudio sobre los mecanismos de coordinación en este ámbito. El estudio se presentará en un próximo futuro. Conviene reforzar la coordinación entre los Estados miembros y la Comisión. A tal efecto, la Comisión presentará, en el grupo horizontal «drogas» (GHD) del Consejo, propuestas para que se aprueben algunas modalidades prácticas.

Última modificación: 14.04.2005
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba