RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Delitos y penas aplicables

El objetivo de la presente Decisión marco es luchar contra el tráfico de drogas, con el fin de limitar el abastecimiento y el consumo de drogas. Establece las normas mínimas que deberán cumplir los Estados miembros de la Unión Europea (UE) y las penas mínimas que deberán aplicar. La Decisión marco incluye una relación de los comportamientos punibles en el ámbito del tráfico ilícito de drogas y obliga a los países de la UE a adoptar medidas contra las personas jurídicas implicadas en las actividades de tráfico ilícito de drogas.

ACTO

Decisión marco 2004/757/JAI del Consejo, de 25 de octubre de 2004, relativa al establecimiento de disposiciones mínimas de los elementos constitutivos de delitos y las penas aplicables en el ámbito del tráfico ilícito de drogas.

SÍNTESIS

Esta Decisión marco establece las normas mínimas en lo que respecta a los delitos y las penas aplicables en el ámbito del tráfico ilícito de drogas.

Delitos

La Decisión marco obliga a todos los países de la Unión Europea (UE) a adoptar las medidas necesarias para garantizar el castigo de todas las conductas intencionadas relacionadas con el tráfico ilícito de drogas y precursores.

Las «drogas» se definen como toda sustancia contemplada en los Convenios de las Naciones Unidas (NU) sobre estupefacientes y sustancias psicotrópicas de 1961 y 1971, así como cualquier sustancia sometida a control en el marco de la Acción Común 97/396/JAI. Los precursores son sustancias utilizadas en la fabricación de productos legales, como los medicamentos, que pueden desviarse para fabricar drogas ilícitas. En la legislación de la UE, están clasificados según el artículo 12 del Convenio de las NU de 1988.

Las conductas relacionadas con el tráfico ilícito de drogas incluyen, entre otras, la producción, fabricación, extracción, comercialización, transporte, importación y exportación. La detención y la compra con el fin de ejercer actividades vinculadas al tráfico de drogas también se tienen en cuenta, al igual que la fabricación, el transporte y la distribución de precursores. Del mismo modo, las conductas de inducción, complicidad y tentativa de tráfico ilícito de drogas se consideran delitos.

Sin embargo, esta Decisión marco no se refiere a las actividades relacionadas con el tráfico de drogas para consumo privado.

Responsabilidad de las personas jurídicas

Esta Decisión marco obliga a los países de la UE a adoptar las medidas necesarias para que las personas jurídicas puedan ser consideradas responsables de las infracciones vinculadas al tráfico ilícito de drogas y precursores, así como de complicidad, inducción o tentativa. El concepto de persona jurídica no se aplica aquí a los Estados, a las entidades públicas en el ejercicio de sus facultades, ni a las organizaciones internacionales públicas.

El organismo es considerado responsable cuando el delito lo comete un individuo con poder de dirección. La falta de vigilancia o control también pueden dar lugar a responsabilidad. No obstante, la responsabilidad de las personas jurídicas no excluye las acciones penales contra las personas físicas.

Penas

La Decisión marco hace hincapié en que los países de la UE deberán adoptar las medidas necesarias para que los delitos se castiguen con penas efectivas, proporcionadas y disuasorias.

Si se comete total o parcialmente un delito dentro del territorio de un país de la UE, el país en cuestión deberá tomar medidas, cuando el autor del delito sea uno de sus nacionales o cuando el delito haya sido cometido en provecho de una persona jurídica establecida en su territorio.

En cuanto a los delitos de base, se aplicarán unas penas máximas de uno a tres años de privación de libertad, como mínimo. Los países de la UE también deberán adoptar las medidas necesarias para confiscar las sustancias que son objeto del delito.

Por otra parte, las penas máximas serán de cinco a diez años de privación de libertad, como mínimo, cuando el delito:

  • esté relacionado con grandes cantidades de droga;
  • esté relacionado con las drogas más perjudiciales para la salud;
  • se cometa en el marco de una organización delictiva.

En cambio, las penas pueden reducirse si el autor del delito renuncia a sus actividades ilegales y facilita a las autoridades administrativas o judiciales información que ayude a identificar a otros autores del delito.

En lo que se refiere a las personas jurídicas, las penas deben incluir multas penales o no penales. También pueden imponerse penas como el sometimiento a vigilancia judicial y el cierre temporal o definitivo del establecimiento.

Contexto

Esta Decisión marco se ha adoptado como consecuencia de las conclusiones del Consejo Europeo de Tampere de 1999, en las que se pedía a los países de la UE que adoptaran disposiciones legales complementarias con el fin de luchar contra el tráfico de estupefacientes y sustancias psicotrópicas. Además, el (2000-2004) también exige medidas destinadas a establecer normas mínimas sobre los elementos constitutivos de los delitos y las penas que afectan el tráfico ilícito de drogas.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorTransposición en los Estados miembrosDiario Oficial
Decisión marco 2004/757/JAI

12.11.2004

12.5.2006

DO L 335 de 11.11.2004

ACTOS CONEXOS

Informe de la Comisión, de 10 de diciembre de 2009, sobre la aplicación de la Decisión marco 2004/757/JAI del Consejo relativa al establecimiento de disposiciones mínimas de los elementos constitutivos de delitos y las penas aplicables en el ámbito del tráfico ilícito de drogas [COM(2009) 669 final – no publicado en el Diario Oficial].
De acuerdo con los requisitos de la Decisión marco 2004/757/JAI, el presente Informe evalúa su aplicación por parte de los países de la UE. Sin embargo, seis países de la UE no han informado acerca de sus medidas de transposición en el plazo establecido.
El cumplimiento de las disposiciones de la Decisión marco plantea problemas, sobre todo en lo que se refiere a:

  • los delitos relacionados con el tráfico de drogas;
  • la responsabilidad pasiva y las sanciones de las personas jurídicas;
  • la competencia cuando el delito se comete fuera de un país de la UE por cuenta de una persona jurídica establecida en el territorio de dicho país.

Aunque las legislaciones nacionales se ajustan a los requisitos de la Decisión marco en lo referente a las penas, difieren mucho de un país de la UE a otro y, en general, son más estrictas de lo que establece la presente Decisión marco.
En su conjunto, la Decisión marco ha dado lugar a ligeras modificaciones en las legislaciones nacionales de los países de la UE. En consecuencia, la Comisión invita a los países de la UE que no han proporcionado ninguna información o que lo han hecho de forma parcial a que le informen de las medidas de transposición que han adoptado.

Última modificación: 11.08.2010
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba