RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Igualdad de trato independientemente del origen racial o étnico

El objetivo de esta legislación es luchar contra la discriminación por motivos de origen racial o étnico. De este modo, la Directiva establece los requisitos mínimos para la aplicación del principio de igualdad de trato entre las personas en los países de la Unión Europea (UE). Al disuadir la discriminación debería aumentar la participación en la vida económica y social así como reducir la exclusión social.

ACTO

Directiva del Consejo 2000/43/CE, de 29 de junio de 2000, relativa a la aplicación del principio de igualdad de trato entre las personas independientemente de su origen racial o étnico.

RESUMEN

La presente Directiva se basa en el principio de igualdad de trato entre las personas. Prohíbe cualquier discriminación directa * o indirecta * por motivos de origen racial o étnico, al igual que el acoso * y cualquier comportamiento que obligue a una persona a discriminar a otra persona.

La Directiva se aplica a todas las personas y a todos los sectores de actividad en materia de:

  • acceso al empleo y a la actividad por cuenta propia, sobre todo en la contratación;
  • condiciones de trabajo, inclusive en la promoción jerárquica, la remuneración y el despido;
  • acceso a la formación profesional;
  • participación en las organizaciones de trabajadores o de empresarios así como en cualquier organización profesional;
  • acceso a la protección social y a la asistencia sanitaria;
  • educación;
  • ventajas sociales, acceso a bienes y servicios, sobre todo a la vivienda.

La Directiva no se aplica a las diferencias de trato por motivos de nacionalidad, ni a las condiciones por las que se regulan la entrada y residencia de nacionales de terceros países en la Unión Europea (UE).

Excepciones al principio de igualdad de trato

En el ámbito del empleo, se puede autorizar una excepción cuando el origen racial o étnico constituya una exigencia profesional esencial. Dicha excepción debe estar justificada por la naturaleza de la actividad o las condiciones de su ejercicio. Debe ser legítima y proporcionada.

Por último, la Directiva no impedirá las acciones positivas, es decir, las medidas nacionales destinadas a prevenir o a compensar las desventajas que afecten a personas de un origen racial o étnico concreto.

Recursos y cumplimiento

Toda persona que se considere víctima por la no aplicación del principio de igualdad podrá emprender una acción jurídica y/o administrativa incluso tras la conclusión de la relación en cuestión. Las asociaciones u otras personas jurídicas interesadas también pueden iniciar procedimientos judiciales en nombre del demandante o en su apoyo.

La carga de la prueba recae en la parte acusada que debe probar que no ha habido violación del principio de igualdad de trato. Se debe proteger al denunciante contra cualquier trato adverso o consecuencia negativa como consecuencia de su procedimiento.

Diálogo social y diálogo civil

Los interlocutores sociales garantizan el fomento de la igualdad de trato, sobre todo mediante la vigilancia de las prácticas en el lugar de trabajo, la redacción de códigos de conducta y la celebración de convenios colectivos. En términos generales, la Directiva promueve la firma de acuerdos que establezcan normas de no discriminación en los ámbitos sujetos a la negociación colectiva.

También se promueve el diálogo civil con las organizaciones de la sociedad civil implicadas.

Organismos de promoción del principio

Cada Estado debe crear al menos un organismo dedicado a la lucha contra la discriminación, encargado fundamentalmente de la ayuda a las víctimas y de realizar estudios independientes.

Contexto

La presente Directiva se completa por disposiciones sobre la igualdad de trato en materia de empleo y de ocupación.

El Tratado de Lisboa (ahora artículo 19 del Tratado de Funcionamiento de la UE) ofrece una base jurídica para combatir cualquier forma de discriminación por motivos de sexo, origen racial o étnico, religión o convicciones, discapacidad, edad u orientación sexual.

Términos clave
  • Discriminación directa: existirá cuando una persona sea tratada de manera menos favorable de lo que sea, haya sido o vaya a ser tratada otra en situación comparable.
  • Discriminación indirecta: existirá cuando una disposición, criterio o práctica aparentemente neutros sitúe a personas en desventaja particular respecto a otras personas salvo que pueda justificarse objetivamente con una finalidad legítima y salvo que los medios para la consecución de esta finalidad sean adecuados y necesarios.
  • Acoso: comportamiento no deseado que tenga como objetivo o consecuencia atentar contra la dignidad de la persona y crear un entorno intimidatorio, hostil, degradante, humillante u ofensivo. Podrá definirse el concepto de acoso de conformidad con las normativas y prácticas nacionales de cada Estado miembro.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial
Directiva 2000/43/CE

19.7.2000

19.7.2003

DO L 180 de 19.7.2000

ACTOS CONEXOS

Informe de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo de 30 de octubre de 2006 – Aplicación de la Directiva 2000/43/CE, de 29 de junio de 2000, relativa a la aplicación del principio de igualdad de trato de las personas independientemente de su origen racial o étnico [COM(2006) 643 final – no publicado en el Diario Oficial].

Última modificación: 05.10.2011
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba