RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Políticas de remuneración en el sector de los servicios financieros

La crisis financiera de octubre de 2008 ha puesto de manifiesto el empleo de prácticas de riesgo en los servicios financieros. Por tanto, se deben establecer principios claros y transparentes aplicables a las políticas de remuneración en este sector, con el fin de limitar al máximo la asunción de riesgos que contribuye al debilitamiento de todo el sistema financiero.

ACTO

Recomendación 2009/384/CE de la Comisión, de 30 de abril de 2009, sobre las políticas de remuneración en el sector de los servicios financieros.

SÍNTESIS

La presente Comunicación establece un conjunto de principios generales que rigen las prácticas de remuneración en el sector de los servicios financieros y cuyo objetivo es evitar toda asunción de riesgos excesivos en el sector, en particular, en los bancos y empresas de inversión.

Esta Recomendación se aplicará:

  • a las entidades financieras que tengan su domicilio social o administración central en el territorio de un Estado miembro;
  • a la remuneración de aquellas categorías de personal cuyas actividades profesionales tengan una repercusión material en el perfil de riesgos de la entidad financiera para la que trabajen.

No se aplicará a las tarifas y comisiones que reciban los intermediarios y los proveedores de servicios externos en los casos de externalización de actividades.

Política de remuneración

La política de remuneración debe articularse en torno a la estrategia empresarial y a los objetivos, valores e intereses a largo plazo de las entidades financieras, tales como las perspectivas de crecimiento sostenible o la protección de los clientes y de los inversores durante la prestación de los servicios.

La política de remuneración debe resultar del equilibrio entre componentes fijos y componentes variables. El componente fijo debe representar un porcentaje de la remuneración total alto para que la entidad pueda aplicar una política de primas plenamente flexible.

Debe actualizarse regularmente la estructura política de remuneración para que responda a los cambios de la empresa.

Cuando la remuneración se vincule a los resultados, ésta debe evaluarse en función de los riesgos actuales y futuros, teniendo en cuenta el coste del capital empleado y la liquidez requerida.

El procedimiento que se siga debe ser claro, internamente transparente y ha de estar documentado.

El consejo de administración o supervisión debe establecer principios generales de la política de remuneración de la entidad financiera y ha de responsabilizarse de su aplicación.

El servicio que desempeñe las actividades de control, el departamento de recursos humanos u otros expertos externos deben participar en la elaboración de las políticas de remuneración.

La política de remuneración debe someterse, al menos una vez al año, a una revisión interna, central e independiente del servicio que desempeñe las actividades de control, para comprobar si se cumplen las políticas y los procedimientos fijados por el consejo de administración.

Difusión de la información

La información relativa a la política de remuneración debe ser difundida por la entidad en una declaración independiente o en una publicación periódica y debe incluir:

  • la información sobre el proceso de toma de decisiones que determina la política de remuneración elegida;
  • la información que explica la relación entre los pagos y los resultados;
  • los criterios para medir los resultados;
  • los criterios de rendimiento en los que se base el derecho a la adquisición de acciones, de opciones o de otros componentes variables de la remuneració;
  • información sobre la justificación y los parámetros principales de cualquier sistema de primas anual y de cualesquiera otros beneficios que no consistan en sumas en efectivo.

Supervisión

Las autoridades competentes deben ejercer una actividad de supervisión teniendo en cuenta parámetros como:

  • el tamaño de la entidad financiera;
  • la naturaleza de las actividades;
  • la complejidad de las actividades;

Las entidades financieras deben comunicar a las autoridades competentes una declaración en la que se indique el nivel de cumplimiento de los principios sobre la política de remuneración.

Contexto

Las prácticas en materia de remuneración en el sector de las entidades financieras, especialmente en los bancos y empresas de inversión, han provocado que se asuman riesgos excesivos. En cierto modo, estas prácticas han contribuido a las importantes pérdidas sufridas por las principales entidades financieras y, en parte, han sido las causantes de la crisis financiera de octubre de 2008. La Comunicación «Europa, motor de la recuperación», publicada en la primavera de 2009, presenta un plan que tiene por objeto restablecer y mantener la estabilidad y la fiabilidad del sistema financiero. La presente Comunicación sobre las políticas de remuneración se inscribe en la estrategia propuesta por dicho plan.

ACTO CONEXO

Informe de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones. Informe relativo a la aplicación por parte de los Estados miembros de la UE de la Recomendación 2009/384/CE de la Comisión sobre las políticas de remuneración en el sector de los servicios financieros [COM(2010) 286 final – no publicado en el Diario Oficial]
El presente Informe evalúa la aplicación de la Recomendación 2009/384/CE en los diferentes Estados miembros.
Pone de manifiesto las desigualdades en la aplicación de los principios de la recomendación. Actualmente, sólo 16 Estados miembros han aplicado la Recomendación de forma total o parcial y 7 Estados miembros aplican las medidas previstas por la Recomendación al conjunto del sector de los servicios financieros.
Por otra parte, el Informe constata la reticencia por parte de los establecimientos financieros de modificar sus prácticas de remuneración. De hecho, estos establecimientos siguen filtrando la mayor parte de la información relativa a sus prácticas de remuneración individual.

Frente a estos importantes obstáculos, la Comisión pretende adoptar la acción empresa y contribuir a la aplicación de normas mundiales relativas a la política de remuneración en el sector de los servicios financieros en el marco del G-20 y del Consejo de Estabilidad Financiera.

Última modificación: 14.09.2010
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba