RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Contratos a distancia en materia de servicios financieros

La legislación europea establece principios relacionados con los servicios financieros que pueden suministrarse a distancia. Esta armonización de principios ofrece una mayor protección al consumidor en el momento de negociar y celebrar contratos con un proveedor establecido en otro Estado miembro.

ACTO

Directiva 2002/65/CE del Parlamento Europeo y el Consejo, de 23 de septiembre de 2002, relativa a la comercialización a distancia de servicios financieros destinados a los consumidores, y por la que se modifican la Directiva 90/619/CEE del Consejo y las Directivas 97/7/CE y 98/27/CE [Véanse los actos modificativos].

SÍNTESIS

Ámbito de aplicación

La Directiva se aplica a los servicios financieros al por menor (servicios bancarios, de seguros, de pago y de inversión, incluidos los fondos de pensiones) negociados a distancia (por ejemplo, por teléfono, fax o Internet), es decir, por cualquier medio, sin que exista una presencia física simultánea de las partes del contrato.

Derecho de reflexión

La Directiva reconoce al consumidor un derecho de reflexión antes de celebrar un contrato con el proveedor. Por tanto, éste debe transmitir al consumidor, por escrito o en un soporte duradero (por ejemplo, disquete informático, CD-ROM o correo electrónico), un proyecto de contrato que recoja todas las condiciones contractuales. El período de reflexión será de 14 días, durante los cuales las condiciones del contrato seguirán siendo válidas. Las partes podrán, no obstante, acordar una mayor duración o negociar condiciones diferentes.

Derecho de rescisión

El consumidor dispondrá de un derecho de rescisión de 14 días (30 días para los seguros de vida y las jubilaciones individuales), en los siguientes casos:

  • cuando el contrato se haya firmado sin que el consumidor haya recibido previamente las disposiciones contractuales (en el caso, por ejemplo, de un contrato de seguro a fin de obtener una cobertura inmediata);
  • cuando el consumidor, aun habiendo recibido las condiciones contractuales, haya sido incitado de manera desleal a celebrar un contrato durante el período de reflexión.

Si el consumidor ejerce su derecho de rescisión cuando ya ha aceptado una ejecución, incluso parcial, del servicio, podrá ser obligado a indemnizar al proveedor por el servicio prestado. Si se presta el servicio íntegramente antes del derecho de rescisión, éste ya no podrá ejercerse y el consumidor deberá pagar el servicio prestado. El precio que deberá pagarse (o la base sobre la cual se calculará) deberá ser comunicado previamente al consumidor.

A fin de impedir maniobras especulativas, los derechos de reflexión y rescisión se excluyen en el caso de servicios cuyo precio pueda variar en función de la evolución de los mercados financieros (por ejemplo, el mercado de valores mobiliarios).

Derecho de reembolso

Algunos servicios financieros y, en particular, los servicios vendidos a largo plazo (por ejemplo, una orden dada por un consumidor de comprar una serie de acciones a un precio determinado), pueden estar total o parcialmente indisponibles en el momento de la ejecución del contrato. En este caso, el consumidor tendrá derecho a que se le reembolsen los importes pagados por estos servicios.

Anulación del pago mediante tarjeta en caso de robo

El consumidor que haya sido objeto de la utilización fraudulenta de su tarjeta de crédito podrá pedir la anulación del pago o la restitución del importe si ya se ha abonado.

Protección en caso de suministro no solicitado

El consumidor gozará de la protección de la Directiva 2005/29/CE, que considera el suministro no solicitado como una práctica comercial desleal. La falta de respuesta ante estas propuestas de suministro no obliga al consumidor, ya que la misma no se trata de un consentimiento tácito por su parte.

Procedimientos de recurso

Los Estados miembros velarán por el establecimiento de procedimientos (judiciales, administrativos o extrajudiciales) adecuados y eficaces de reclamación y recurso a fin de resolver los posibles litigios entre proveedores y consumidores.

Sanciones

Los Estados miembros deberán también velar por que los operadores y los proveedores de técnicas de comunicación, cuando la tecnología se lo permita, pongan fin a toda actividad ilícita realizada mediante técnicas de comunicación a distancia.

Contexto

Esta Directiva tiene por objeto completar la Directiva 97/7/CE del Parlamento Europeo y el Consejo, que proporciona una protección adecuada a los consumidores para la mayoría de los productos y servicios distintos de los servicios financieros, debido a la naturaleza específica de estos últimos. La Directiva tiene, pues, por objetivo colmar esta laguna legal estableciendo una base común para las condiciones según las cuales se celebran los contratos a distancia en materia de servicios financieros.

REFERENCIAS

Acto Entrada en vigor Plazo de transposición en los Estados miembros Diario Oficial

Directiva 2002/65/CE

9.10.2002

9.10.2004

DO L 271 de 9.10.2002

Acto(s) modificativo(s) Entrada en vigor Plazo de transposición en los Estados miembros Diario Oficial

Directiva 2005/29/CE

12.6.2005

12.12.2007

DO L 149 de 11.6.2005

Directiva 2007/64/CE

25.12.2007

1.11.2009

DO L 319 de 5.12.2007

Las modificaciones y correcciones sucesivas de la Directiva 2002/65/CE se han integrado en el texto de base. Esta versión consolidada tiene un valor meramente documental.

Última modificación: 15.06.2011
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba