RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Marco para la gestión de crisis en el sistema financiero

Tras la crisis financiera de 2008, los gobiernos han tenido que otorgar ayudas a las entidades bancarias. El importe de dichas ayudas representa el 30% del PIB de la Unión Europea (UE). Para que esta situación no se vuelva a producir, la presente Comunicación propone un marco europeo que debería permitir a las entidades bancarias entrar en quiebra como cualquier otra empresa sin poner en riesgo la estabilidad financiera.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo, al Comité de las Regiones y al Banco Central Europeo, de 20 de octubre de 2010, denominada «Dotar a la UE de un marco para la gestión de crisis en el sector financiero» [COM(2010) 579 final – no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La presente Comunicación detalla los resultados de la reflexión realizada por la Comisión Europea sobre el camino que hay que seguir para dotar a la Unión Europea (UE) de un marco para la gestión de crisis en el sector financiero.

Empresas afectadas y objetivos del marco para la gestión de crisis

El marco para la gestión de crisis en el ámbito financiero afecta a:

  • todas las entidades de crédito;
  • algunas empresas de inversión, sobre todo a aquellas cuya quiebra podría poner en peligro el sistema financiero.

El objetivo de dicho marco es garantizar que el sistema financiero sigue siendo estable, incluso en el caso de quiebra de una entidad, y:

  • atender, ante todo, a la prevención y preparación para la reducción de riesgos relativos al sistema financiero.
  • dotarse de herramientas de resolución creíbles;
  • crear medios de acción rápidos y eficaces;
  • reducir el riesgo moral;
  • contribuir a facilitar la resolución en los grupos transfronterizos y a proteger el mercado interior;
  • garantizar la seguridad jurídica;
  • limitar el falseamiento de la competencia.

Características del marco para la gestión de crisis

El marco propuesto por la Comisión recoge medidas en los siguientes ámbitos de actuación:

  • Autoridades responsables de la gestión de crisis: conforme a la Directiva sobre la adecuación del capital y la Directiva relativa al acceso a la actividad de las entidades de crédito, se dota a las autoridades de supervisión de atribuciones para intervenir anticipadamente. Sin embargo, cada Estado miembro debe designar una autoridad de resolución independiente de las autoridades de supervisión.
  • Medidas de preparación y prevención: en concreto, dichas medidas incluyen la elaboración de un programa de supervisión para cada entidad ya supervisada, frecuentes verificaciones in situ y un análisis más detallado de la supervisión. Se trata, asimismo, de facilitar la gestión de la liquidez dentro del grupo con el fin de preservar la estabilidad financiera de los Estados miembros de establecimiento de las entidades transferentes para proteger los derechos de los acreedores y de los accionistas.
  • Umbrales de activación: un umbral de activación de una intervención anticipada debe crearse para los casos en los que se presuma que un banco o una empresa de inversión pueda incumplir algún requisito de la Directiva sobre los requisitos de capital o la relativa al acceso a la actividad de las entidades de crédito.
  • Intervención anticipada: este tipo de medida prevé ampliar y clarificar los poderes de las autoridades de supervisión. Los bancos y las empresas estarían obligadas a presentar un plan que permitiera garantizar la recuperación de la entidad en caso de dificultades financieras.
  • Resolución: la Comisión insiste en la necesidad de reformar la legislación sobre insolvencia bancaria para que los bancos en quiebra puedan beneficiarse de un procedimiento de liquidación.
  • Reducción del valor de la deuda: se trata de permitir que una entidad en dificultades pueda seguir como empresa en funcionamiento con el fin de limitar los riesgos de «contagio» a otras entidades.

Gestión de crisis transfronterizas

Según la Comisión, la gestión de crisis transfronterizas debe realizarse a través de un marco de coordinación basado en medidas de resolución armonizadas. Las autoridades de supervisión estarían obligadas a consultarse y a cooperar mutuamente sobre todo mediante colegios de autoridades de resolución y dispositivos de resolución de grupos.

Financiación de la resolución

La Comisión pretende aplicar la Comunicación relativa a la creación de fondos nacionales de resolución bancaria. Quiere establecer un vínculo sólido entre el nuevo marco de resolución y los mecanismos de financiación. En determinados Estados miembros, los sistemas de garantía de depósitos podrían financiar algunos fondos de resolución.

Los fondos de resolución deberían tener una base armonizada de contribución. Son los bancos regulados por el marco de gestión de crisis los que contribuyen a crear dichos fondos en forma de reparto de responsabilidades.

Última modificación: 10.01.2011
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba