RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Fondos de resolución bancaria

Durante la crisis financiera de 2008, se pudieron a disposición de los bancos cantidades ingentes de dinero público para sostener su actividad. No obstante, los gobiernos indicaron claramente que dicho apoyo no podría renovarse. Por este motivo, la Comisión Europea es partidaria de crear fondos de resolución para cubrir los gastos derivados de la resolución en caso de nuevas quiebras.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Banco Central Europeo de 26 de mayo de 2010 - «Fondos de resolución bancaria» [COM(2010) 254 final – no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La presente Comunicación define los objetivos de la Comisión Europea en relación con la creación de fondos de resolución bancaria.

¿Cuál es la función de los fondos de resolución bancaria?

Los fondos de resolución deben contribuir a financiar las medidas de resolución ordenada aplicadas a los bancos en dificultades. Para ello, podrían adoptar medidas tales como:

  • la financiación de bancos puente;
  • la financiación de una cesión total o parcial de activos y/o pasivos de la entidad en dificultades;
  • la financiación de una escisión en dos entidades: «banco sano» y «banco tóxico».

Los fondos de resolución pueden utilizarse asimismo para cubrir gastos administrativos, legales y de asesoría.

Sin embargo, no deben utilizarse como un seguro frente a quiebras o para rescatar bancos en dificultades graves.

¿Cómo se financian los fondos de resolución bancaria?

La Comisión considera que los mecanismos de financiación de un fondo deben obtener los importes necesarios incentivando un comportamiento adecuado.

El cálculo de la aportación a los fondos de resolución bancaria podría basarse en tres elementos:

  • los activos de los bancos pueden constituir indicadores del importe necesario para gestionar una posible quiebra del banco. Puede establecerse un tributo basado en los activos, que represente un requisito adicional de capital;
  • los pasivos de los bancos también pueden constituir indicadores del importe necesario para gestionar una posible quiebra. Sin embargo, los pasivos podrían ser unos indicadores del grado de riesgo menos eficaces;
  • los beneficios e incentivos pueden servir de referencia para determinar el importe de los tributos.

Los mecanismos de financiación deben responder a los criterios siguientes:

  • evitar cualquier posibilidad de arbitraje;
  • reflejar los riesgos de forma apropiada;
  • tener en cuenta la naturaleza sistémica de ciertas entidades financieras;
  • basarse en los posibles importes que habría que destinar a la resolución, si fuera necesaria;
  • evitar distorsiones de la competencia.

¿Cuáles son las normas de gobernanza de los fondos de resolución bancaria?

Los fondos de resolución bancaria deberían mantenerse al margen del presupuesto nacional, teniendo como único fin sufragar los costes de resolución.

La gestión de estos fondos debería confiarse a las autoridades responsables de aplicar medidas de resolución a las entidades financieras, que actuarían como órganos ejecutivos independientes.

Los fondos de resolución deberían, por otra parte, emplearse de acuerdo con las normas de la UE sobre las ayudas públicas.

La Comisión tiene previsto formular propuestas de ley sobre la gestión de crisis y los fondos de resolución bancaria antes de 2011.

¿Cómo se integran los fondos de resolución bancaria en un nuevo marco de estabilidad financiera?

La Comisión ha propuesto reforzar los requisitos de capital y reformar la supervisión financiera dentro de la UE. Pretende consolidar los sistemas de garantía de depósitos, así como fortalecer el gobierno corporativo de las entidades financieras.

La Comisión pretende asimismo adoptar medidas preventivas para reducir los riesgos de resolución bancaria y atenuar las garantías que implícitamente se asocian a las entidades financieras consideradas demasiado grandes para quebrar.

Por otra parte, la Comisión tiene previsto adoptar en octubre de 2010 un programa relativo a la elaboración de un régimen europeo de gestión de crisis. El objetivo del nuevo régimen propuesto consiste en poner a disposición de los Estados miembros herramientas comunes que permitan una acción rápida y eficaz en caso de una posible quiebra bancaria. Estas medidas no deben suponer costes para el contribuyente.

Se han propuesto herramientas para complementar la acción de los fondos de resolución:

  • planes de recuperación y de resolución;
  • conversión de deuda en acciones.

Definir un enfoque común de los fondos de resolución bancaria

Es necesario definir un enfoque europeo y mundial en lo que respecta a la creación de fondos de resolución bancaria.

En el marco de este nuevo dispositivo, las autoridades nacionales seguirán siendo responsables de la supervisión cotidiana, que deberá sustentarse en un sólido régimen transfronterizo preparado para hacer frente a una posible crisis.

La primera etapa de este enfoque común consiste en la creación de un sistema basado en la implantación de una red armonizada de fondos nacionales asociada a una estructura coordinada de gestión de crisis. Este sistema se revisaría a más tardar en 2014 para crear mecanismos de gestión de crisis y de supervisión integrados a nivel comunitario, así como un fondo de resolución de la UE, a más largo plazo.

Contexto

Para paliar las quiebras bancarias provocadas por la crisis financiera de octubre de 2008, los gobiernos de los Estados miembros proporcionaron ayudas públicas para respaldar el sector financiero. Estas ayudas han supuesto un pesado lastre para los contribuyentes y han incrementado la deuda pública de los Estados miembros. La creación de fondos de resolución debería evitar en el futuro la necesidad de recurrir a la ayuda pública para resolver la quiebra bancaria.

Última modificación: 18.06.2010
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba