RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 11 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Plan de acción sobre el capital riesgo (PACR)

Esta Comunicación se propone promover una acción coordinada a escala comunitaria con el fin de estimular la expansión de los mercados de capital de riesgo.

ACTO

Comunicación de la Comisión, de 31 de marzo de 1998 «El capital de riesgo: clave de la creación de empleo en la Unión Europea» (pdf) (DE ) (EN ) (FR ) [SEC (1998) 552 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La comunicación destaca que los mercados de capital de riesgo, que proporcionan financiación en acciones a pequeñas y medianas empresas (PYME) y sociedades de fuerte crecimiento, desempeñan un papel crucial en la fase de arranque y en el desarrollo de las nuevas empresas de la Unión Europea y, por tanto, son esenciales para la creación de empleo.

Una comparación con los Estados Unidos revela que los mercados de capital de riesgo aún están claramente subdesarrollados en la Unión Europea. Tal es el caso no sólo de los mercados bursátiles especializados en la financiación de las sociedades de fuerte crecimiento, sino también de las inversiones en capital de riesgo en las empresas en fase de arranque y crecimiento, así como en las de alta tecnología. Otras diferencias sorprendentes se refieren al grado en que los fondos de pensiones estadounidenses contribuyen al suministro de capital de riesgo y a la dinámica de agrupación geográfica de los agentes con intereses en el desarrollo de las empresas (proveedores de capital de riesgo, investigadores, empresarios) en los Estados Unidos.

Los empresarios europeos no pueden acceder satisfactoriamente al capital necesario para el lanzamiento y el desarrollo de sus empresas. Por otra parte, los inversores de capital de riesgo carecen de buenas oportunidades de colocación. Esta falta de dinamismo tiene repercusiones negativas sobre la capacidad de la Unión Europea para explotar sus propias ideas innovadoras y desarrollar todo su potencial de creación de empleo.

La Comunicación cita seis categorías de barreras para la creación de mercados de capital de riesgo a escala europea:

  • los mercados nacionales aún están muy compartimentados, lo que reduce tanto la capitalización como la liquidez de los mercados;
  • persisten las barreras institucionales y reglamentarias, a falta de un marco normativo satisfactorio a nivel europeo o nacional. Éste es el caso, en particular, de las normativas relativas a los fondos de capital de riesgo, a los inversores institucionales (compañías de seguros, fondos de pensiones), a los servicios de inversión, a las emisiones y cotizaciones transfronterizas y a las normas contables;
  • los sistemas fiscales nacionales de los Estados miembros parecen penalizar las inversiones en capital de riesgo. En primer lugar, las rentas de las participaciones directas en las sociedades (dividendos) se someten generalmente a tipos de imposición más elevados que los de los capitales colocados sin riesgo en obligaciones y depósitos bancarios (intereses). En segundo lugar, es importante que los impuestos sobre las plusvalías no sean un freno para la inversión ni para la utilización de las opciones de compra de acciones como complemento de remuneración del personal. En tercer lugar, los regímenes fiscales aplicables a los fondos de capital de riesgo son, en general, poco claros;
  • en el sector de la alta tecnología se agudiza particularmente la escasez de nuevas PYME y la consiguiente falta de oportunidades de inversión. Estas carencias se ven acentuadas por la escasez de redes o concentraciones geográficas de PYME de alta tecnología y por un entorno jurídico y reglamentario (normas en materia de propiedad intelectual y exigencias administrativas en el momento de la constitución de las empresas) poco favorable a la innovación y a la creación de empresas;
  • los recursos humanos disponibles para proyectos de inversión en capital de riesgo (empresarios y expertos cualificados) son insuficientes;
  • factores "culturales", como el comportamiento de los inversores en lo relativo al riesgo y la ausencia de una cultura empresarial en las escuelas y las universidades, frenan la formación de una nueva generación de empresarios europeos.

La Comunicación propone un plan de acción para eliminar estos obstáculos y, así, mejorar las condiciones de desarrollo del capital de riesgo en la Unión Europea. Algunas de las acciones propuestas (como, por ejemplo, la reforma del sistema de la patente europea) requieren un esfuerzo a escala comunitaria, mientras que otras (como el esclarecimiento del entorno fiscal para las empresas) deberían ser realizadas por los propios Estados miembros.

ACTOS CONEXOS

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo, de 4 de noviembre de 2003, sobre la aplicación del plan de acción para el capital riesgo (PACR) [COM (2003) 654 - no publicada en el Diario Oficial].

En esta Comunicación se examinan los progresos alcanzados en la aplicación del PACR en 2002 y, en determinados aspectos, durante los tres primeros trimestres de 2003. Por tratarse del quinto y último informe de este tipo, la Comisión procede asimismo a hacer el balance del período de aplicación del PACR (1998-2003). La Comisión indica que se han obtenido notables progresos: se han alcanzado todos los objetivos políticos y gran parte de los objetivos técnicos.

Aunque la diferencia con los Estados Unidos sigue existiendo, ya que la inversión es allí dos veces mayor que en Europa, cabe observar que dicha diferencia se ha reducido a la mitad desde el año 2000. A pesar de que el mercado europeo sigue estando dividido con motivo de las diferencias que subsisten entre los Estados miembros, el sector del capital riesgo es ahora mucho más amplio, maduro y profesional que en 1998. El marco regulador se ha mejorado considerablemente, aunque el capítulo fiscal constituye aún su punto débil. Actualmente, tanto la mayoría de las empresas como de las autoridades públicas europeas reconoce la importancia estratégica de este sector y las posibilidades que ofrece esta modalidad de financiación. El PACR ha desempeñado un papel político al apoyar a los operadores económicos directa o indirectamente implicados en actividades de capital riesgo, y ha impregnado otras políticas y programas regionales, nacionales y comunitarios.

Para mantener la dinámica así iniciada, la Comisión piensa seguir observando atentamente los mercados europeos de capital riesgo. En 2004 y pensando en el plazo de 2010 que se fijó en Lisboa, la Comisión deberá analizar las zonas de persistente ineficacia con miras a presentar las recomendaciones y propuestas que resulten pertinentes.

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo, de 16 de octubre de 2002, sobre la aplicación del plan de acción para el capital riesgo (PACR) [COM (2002) 563 - no publicada en el Diario Oficial].

Esta Comunicación constituye el cuarto informe anual sobre los avances en la aplicación del plan desde su adopción en 1998. Repasa los avances realizados durante el año 2001 y, bajo ciertos aspectos, el primer semestre del 2002, a sabiendas que se ha confirmado que la fecha límite para concluir el plan de acción es finales del 2003. La Comunicación subraya que el sector europeo del capital riesgo atraviesa un período de ajuste durante el cual ciertos ámbitos, en especial el funcionamiento, la regulación y la liquidez de los mercados bursátiles, o la dimensión paneuropea del mercado de capital de inversión deben mejorarse mediante esfuerzos de racionalización. Además señala que la modernización del marco reglamentario ha proseguido con éxito, en un ambiente financiero dominado por la introducción con éxito del euro fiduciario. Señala avances importantes por lo que respecta a la aplicación obligatoria de las normas contables internacionales hasta el 2005 y la futura legislación sobre los fondos de pensión complementaria. Subraya además que los fondos estructurales han aumentado notablemente su participación en la financiación del capital de inversión.

En conclusión, la Comunicación considera que las medidas de acompañamiento destinadas a desarrollar el capital de inversión en Europa han conocido modificaciones profundas y positivas durante los últimos cuatro años y que los esfuerzos destinados a mejorar el medio de esta forma de inversión deben proseguir en una perspectiva a largo plazo, independiente de toda consideración coyuntural, y propone reflexionar sobre nuevas medidas de promoción del capital de inversión para años posteriores.

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo, de 25 de octubre de 2001, sobre la aplicación del plan de acción sobre capital riesgo (PACR) [COM (2001) 605 final - no publicada en el Diario Oficial].

Este texto analiza los avances logrados desde la puesta en marcha del plan durante los años 2000 y 2001 y hace un balance intermedio, ya que el plan concluye en el 2003. Aunque la Comisión está satisfecha del comportamiento espectacular de los mercados de capital de inversión en Europa y por el hecho de que todos los Estados miembros se han beneficiado de este crecimiento, recuerda que siguen existiendo grandes diferencias y que el mercado europeo sigue fragmentado. La caída de los mercados bursátiles, la ralentización del crecimiento económico y los acontecimientos del 11 de septiembre en Estados Unidos tienen un impacto negativo en la evolución de este sector en Europa. Aunque prosigue la creación de un marco reglamentario adaptado al capital riesgo, siguen existiendo muchos obstáculos, tales como la falta de certificado único y algunas discriminaciones fiscales. Cierto es que la introducción del euro debería favorecer la eliminación de los obstáculos a las operaciones transfronterizas y que el desarrollo y la promoción del espíritu de empresa en Europa han sido favorecidos por medidas importantes relativas a las finanzas públicas: la Comisión ha clarificado, por ejemplo, su posición con respecto a las ayudas estatales. En conclusión, a pesar de los progresos obtenidos la actividad de capital riesgo debe reforzarse aún mucho antes de que Europa se ponga a la cabeza de este sector a nivel mundial, tal como se planteó en Lisboa.

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo, de 20 de octubre de 1999, denominada «Capital riesgo: propuesta para proseguir la ejecución del plan de acción» [COM (1999) 493 - no publicado en el Diario Oficial].

En esta Comunicación la Comisión expone las medidas adoptadas para eliminar los obstáculos al crecimiento del capital riesgo desde la adopción del plan de acción en marzo de 1998. Insiste para que el proceso sea acelerado y desarrollado y propone verificar regularmente los avances conseguidos, gracias a un sistema de evaluación comparativa consistente en identificar las mejores prácticas.

Comunicación de la Comisión, de 11 de mayo de 1999, denominada «Aplicación del marco de acción de los servicios financieros: plan de acción» [COM (1999) 232 - no publicada en el Diario Oficial].

El plan de acción, presentado a petición del Consejo Europeo, se apoya en el marco de actuación que la Comisión hizo público en octubre de 1998 y en las deliberaciones del Grupo de política de servicios financieros. Incluye una serie de objetivos políticos y de medidas específicas destinados a mejorar el mercado único de servicios financieros durante los próximos cinco años. Propone, más concretamente, ciertas prioridades indicativas y un calendario de medidas legislativas y de otros tipos que debieran permitir alcanzar tres objetivos estratégicos:

  • instaurar un mercado único de servicios financieros al por mayor;
  • conseguir que los mercados detallistas estén accesibles y sean seguros;
  • modernizar las normas cautelares y de vigilancia.

El plan de acción preconiza también que, antes de finales de 1999, el Consejo y el Parlamento Europeo hayan adoptado propuestas de directiva sobre los organismos de inversión colectiva, la venta a distancia de servicios financieros y el dinero electrónico.

 
Última modificación: 01.08.2006
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba