RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Principio de reconocimiento mutuo en el mercado interior

Esta Comunicación recuerda la importancia del principio de reconocimiento mutuo para el mercado interior, examina la realidad in situ, y formula propuestas para mejorar el funcionamiento del reconocimiento mutuo.

ACTO

Comunicación de la Comisión, «El reconocimiento mutuo en el marco del seguimiento del Plan de acción para el Mercado Interior» [COM (1999) 299 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

A raíz de la invitación del Consejo de Mercado Interior de marzo de 1998, la Comisión realizó un análisis de las dificultades constatadas en la aplicación del reconocimiento mutuo.

IMPORTANCIA DEL RECONOCIMIENTO MUTUO PARA EL MERCADO INTERIOR

El principio de reconocimiento mutuo garantiza la libre circulación de mercancías y servicios sin que sea necesario armonizar las legislaciones nacionales de los Estados miembros. Así pues, la venta de un producto legalmente fabricado en un Estado miembro no puede estar prohibida en otro Estado miembro, aunque las condiciones técnicas o cualitativas difieran de las impuestas a los propios productos. Existe una única excepción: en caso de interés general (protección de la salud, los consumidores o el medio ambiente) se aplican condiciones estrictas. El mismo principio se aplica en materia de servicios.

En general, prevalecen las normas del Estado miembro de origen, lo que garantiza el respeto del principio de subsidiariedad, evitando la instauración de una normativa detallada a escala comunitaria y garantizando un mayor respeto de las tradiciones locales, regionales y nacionales y, lo que permite asimismo el mantenimiento de la diversidad de los productos y servicios. El reconocimiento mutuo constituye así un medio pragmático y potente de integración económica.

PROBLEMAS DE APLICACIÓN Y ANÁLISIS DE LAS CAUSAS

Información disponible. Uno de los problemas es que para llevar a cabo una evaluación se necesita disponer de información fiable. Aunque no resulta posible realizar una estimación precisa del alcance económico del reconocimiento mutuo con las cifras de que se dispone, lo que queda patente es que este principio es un mecanismo muy importante para un gran número de sectores de la industria y los servicios. Las únicas cifras disponibles son las que indican el número de denuncias presentadas ante la Comisión. Se desconoce el número de casos en que los productores se han adaptado a las exigencias de los países o han retirado sus productos.

Obstáculos. Según los resultados de las investigaciones realizadas en el sector industrial, aún persisten los obstáculos en materia de normas técnicas. El sector de servicios considera en general que entre 1996 y 1998 los obstáculos para una libre circulación de servicios siguieron siendo prácticamente los mismos. Cabe citar otros puntos que también plantean problemas:

  • En materia de protección de los consumidores, en los países de destino se efectúan controles que no siempre son necesarios.
  • En cuanto a la organización interna de las administraciones, los retrasos administrativos, los costes de procedimiento y la inaptitud para tramitar cuestiones complejas (por ejemplo, en relación con los productos o servicios innovadores) suponen un obstáculo a una mejor gestión.
  • Persiste una falta de confianza recíproca en los actos de los otros Estados miembros.

Estos problemas condujeron a numerosos operadores del mercado a ajustar sus productos a las exigencias locales y, en casos extremos, a renunciar a la comercialización de sus productos o servicios en otro Estado miembro.

Ámbito de los productos. La mayoría de los problemas se plantean en el ámbito de la protección garantizada, en el que, a menudo, el Estado de destino está convencido de que sólo su método de organización de la seguridad es adecuado. Los ámbitos más afectados son los de productos alimenticios, electromecánica, vehículos, metales preciosos, construcción y química.

Ámbito de los servicios. Los sectores de los servicios en los que la Comisión recibe más denuncias son los de comunicaciones comerciales, construcción, agentes de patentes y servicios de seguridad. Las cifras de las que se dispone no ofrecen una visión completa debido a que sólo se presentan ante la Comisión un reducido número de denuncias. En el ámbito de las profesiones reguladas, se observa un aumento de las dificultades en la aplicación del principio de reconocimiento mutuo puesto que se mantiene el número de denuncias individuales. En el ámbito de los servicios financieros, la Comisión constata un empleo abusivo del concepto de interés general y de la protección de los consumidores para prohibir la comercialización de productos financieros. En el ámbito de las comunicaciones comerciales, las disparidades nacionales, en particular, en materia de publicidad, impiden todavía la realización de un verdadero mercado común. Por último, en lo relativo al comercio electrónico, existen obstáculos jurídicos que limitan las oportunidades del mercado único.

PROPUESTAS

Garantizar una vigilancia creíble. Para evaluar los progresos realizados, la Comisión redactará, cada dos años, informes de evaluación cuyas conclusiones podrán inscribirse en el informe de situación sobre el mercado interior; de esta manera, los Estados miembros tendrán constancia de los problemas recurrentes y de las soluciones tomadas. La Comisión se compromete a prestar mayor atención a que los Estados miembros respeten sus obligaciones y a iniciar procedimientos de infracción. Además, se deberían aprovechar todas las posibilidades que ofrece el procedimiento de notificación con el fin de promover el reconocimiento mutuo y prevenir la creación de nuevos obstáculos.

Acciones destinadas a los ciudadanos y a los agentes económicos. La Comisión propone dos grupos de acciones; uno para la Comisión, y otro para los Estados miembros.

Acciones que debe realizar la Comisión. La Comisión se compromete a facilitar el diálogo entre ciudadanos y empresas. Con el fin de mejorar la información y el análisis económico, la Comisión propone:

  • La elaboración de una Guía sobre la aplicación del principio de reconocimiento mutuo en el ámbito de los productos industriales y un folleto explicativo sobre la aplicación de la Decisión 3052/95 relativa a las medidas nacionales de excepción al principio de libre circulación de mercancías.
  • Un análisis económico de la aplicación del reconocimiento mutuo en distintos sectores para llegar a una mejor evaluación (ventajas económicas y costes de la no aplicación).
  • Un análisis de las normas nacionales de protección de los consumidores para los productos financieros.

Por lo que se refiere a la formación, la Comisión propone las siguientes medidas:

  • Organizar mesas redondas sectoriales de los representantes de las autoridades competentes de los Estados miembros y de los medios profesionales.
  • Elaborar proyectos concretos a nivel nacional para promover el conocimiento del principio de reconocimiento mutuo por públicos específicos.

Para hacer más eficaces los mecanismos de resolución de problemas, se prevé:

  • Hacer más precisa la evaluación de si se necesita o no una nueva iniciativa de armonización por los informes bienales.
  • Establecer un modelo de petición para la utilización entre las autoridades encargadas de la aplicación del reconocimiento mutuo y las federaciones europeas y nacionales interesadas.
  • Contemplar la posibilidad de que los agentes económicos pidan justificaciones de las posibles delegaciones y mejorar la gestión de las denuncias por la Comisión, en particular, en sectores que presenten problemas.
  • Extender al sector de servicios la organización de las reuniones globales entre la Comisión y un Estado miembro en el sector de las mercancías y seguir más sistemáticamente las propuestas de solución de los Estados miembros.
  • Desarrollar una red comunitaria de tratamiento de denuncias en el ámbito de los servicios financieros.
  • Tomar iniciativas sectoriales específicas para aplicar mejor el principio en los servicios, en particular, en los sectores del transporte aéreo y de las telecomunicaciones.

Para tener en cuenta la dimensión internacional del reconocimiento mutuo y reducir, o incluso suprimir, los obstáculos al comercio, la Comisión prevé celebrar acuerdos de reconocimiento mutuo en el marco del Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (GATS), así como en el ámbito de las mercancías en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Acciones que deben realizar los Estados miembros. Dado que los Estados miembros son los principales protagonistas de la aplicación del principio de reconocimiento mutuo, la Comisión les propone los siguientes compromisos:

  • Seguir la jurisprudencia del Tribunal de Justicia con el fin de incluir en las legislaciones nacionales cláusulas de reconocimiento mutuo.
  • Responder en un plazo razonable a las solicitudes de aplicación del reconocimiento mutuo, a excepción de los casos especialmente delicados.
  • Reforzar la cooperación entre las administraciones nacionales de los Estados miembros mediante la nueva red telemática de contacto, las reuniones de los jefes de los centros de coordinación o un recurso más sistemático a los puntos de contacto y fomentar el papel de los coordinadores nacionales (en concreto en el ámbito de las profesiones reguladas).
  • Elaborar informes regulares sobre las dificultades de aplicación y las posibles soluciones.

Contexto

En 1997, la Comisión adoptó el «Plan de acción en favor del mercado único» (DE) (EN) (FR), documento que describe de manera detallada las acciones prioritarias necesarias para mejorar el funcionamiento del mercado único antes del 1 de enero de 1999. En dicho plan de acción, la Comisión indicaba la aplicación del principio de reconocimiento único entre las acciones prioritarias que debían emprenderse. Dos años más tarde, en 1999, la Comisión publicó la presente Comunicación, que sirve de base para la Resolución del Consejo sobre el reconocimiento mutuo (véase el epígrafe siguiente de «Actos conexos»).

ACTOS CONEXOS

Resolución del Consejo, de 28 de octubre de 1999, sobre el reconocimiento mutuo [Diario Oficial C 141 de 19.5.2000].
El Consejo destaca la importancia del reconocimiento mutuo para el buen funcionamiento del mercado interior. Para ello es necesario combinar de una manera coherente la legislación armonizada, la normalización, los instrumentos que permiten la verificación de la conformidad y el reconocimiento mutuo. El Consejo considera necesario realizar nuevos esfuerzos en los ámbitos de los productos (en particular, los productos alimentarios, la electromecánica, la construcción y los vehículos de motor), los servicios (en particular, los servicios financieros) y las calificaciones profesionales (reconocimiento de títulos). El Consejo critica que los procedimientos administrativos son demasiado pesados y complicados y las administraciones de los Estados miembros no disponen a menudo de información suficiente sobre la legislación y los procedimientos de verificación de los otros Estados miembros.

Por ello, el Consejo invita a los Estados miembros a:

  • Reexaminar y simplificar las legislaciones nacionales pertinentes y los procedimientos de aplicación, aumentar la eficacia y agilidad de estos procedimientos y reforzar la cooperación administrativa.
  • Concienciar a los agentes económicos y a los ciudadanos sobre sus derechos.
  • Apoyar a la Comisión en la recopilación de información sobre los problemas de aplicación y velar por que se apliquen debidamente las obligaciones en materia de intercambio de información.

El Consejo invita a la Comisión a:

  • Recoger información sobre los éxitos e insuficiencias registrados y sobre su incidencia económica y publicarlos en el informe de situación del mercado único.
  • Concienciar a los ciudadanos y a los agentes económicos sobre sus derechos mediante campañas de información.
  • Velar por que las políticas en estos ámbitos estén coordinadas con las otras políticas de la Comunidad.

Se invita a los agentes económicos así como a los ciudadanos a informar a los Estados miembros y a la Comisión de todos los problemas que encuentren.

Comunicación interpretativa de la Comisión, «Simplificación del acceso de productos al mercado de otro Estado miembro:aplicación práctica del reconocimiento mutuo» [C (2003) 3944 - Diario Oficial C 265 de 4.11.2003].
En esta Comunicación se trata de aclarar el principio del «reconocimiento mutuo» a fin de ayudar a las empresas y a las administraciones nacionales a aplicarlo mejor. Es asimismo una guía práctica en la que se describe cómo debería funcionar este principio en la práctica y se indican los derechos que otorga a los operadores económicos. La Comunicación forma parte de la estrategia para el mercado interior en 2003-2006. La Comunicación irá seguida de una amplia consulta de los Estados miembros, las empresas y las organizaciones de consumidores. Dependiendo de los resultados de dicha consulta, la Comisión podría presentar una propuesta de legislación para reforzar la aplicación del reconocimiento mutuo.

ASPECTOS EXTERNOS - ACUERDOS CON TERCEROS PAÍSES

Resolución del Consejo, de 24 de junio de 1999, sobre la gestión de los acuerdos de reconocimiento mutuo [Diario Oficial C 190 de 7.7.1999].
El Consejo se felicita de que se hayan celebrado algunos acuerdos de reconocimiento mutuo entre la Comunidad Europea y Australia, Canadá, Nueva Zelanda y los Estados Unidos de América, cuyo objetivo es garantizar un acceso efectivo a los mercados en todo el territorio de las partes para todos los productos contemplados en los acuerdos. En su Resolución, el Consejo invita a la Comisión a:

  • Elaborar una propuesta relativa a los principios directores para la gestión de los acuerdos de reconocimiento mutuo con terceros países y establecer un modelo de acuerdo para futuras negociaciones.
  • Elaborar un vademécum en el que se expliquen los acuerdos de reconocimiento mutuo y su aplicación.
  • Redactar periódicamente informes relativos a la aplicación de los acuerdos en vigor.
Última modificación: 06.06.2007

Véase también

  • Para más información, consúltese el sitio de la Dirección General de Empresa e Industriasobre sobre el reconocimiento mutuo (DE) (EN) (FR)
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba