RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 11 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Informe intermedio sobre el mercado único del siglo XXI

El informe preliminar al Consejo Europeo de primavera de 2007 trata del mercado único y presenta la visión de la Comisión Europea al respecto para el siglo XXI. Se describe una primera serie de orientaciones, con el objeto de lanzar una revisión completa del mercado único, así como de fomentar la propuesta de acciones complementarias.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo Europeo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, de 21 de febrero de 2007 – «Un mercado único para los ciudadanos – Informe intermedio destinado al Consejo Europeo de primavera de 2007» [COM(2007) 60 final - No publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

Este informe intermedio presenta una visión del mercado único del siglo XXI. El mercado único supone uno de los mayores y más concretos logros de la Unión Europea (UE). Gracias a él, Europa disfruta de una economía más dinámica y competitiva, que garantiza los derechos sociales, así como elevados niveles de salud, seguridad y protección del medio ambiente.

Gracias al mercado único, tanto consumidores como empresas ganan:

  • los consumidores se benefician de una oferta más amplia de productos, de servicios a precios más ventajosos y de mayor calidad y seguridad;
  • las empresas operan con un conjunto común de normas y se benefician de un mercado de 500 millones de consumidores.

Sin embargo, el mercado único es una realidad en constante evolución, que no llegará nunca a «concluirse» o «completarse». Por el contrario, es necesario responder a los nuevos tipos de obstáculos y desafíos (globalización, evoluciones estructurales, ampliación de la UE, etc.) que se crean a medida que los mercados evolucionan. Por esto, el mercado único del siglo XXI mejoraría el funcionamiento de los mercados y aportaría ventajas aún más concretas a los ciudadanos europeos en una Unión ampliada.

Una visión para el siglo XXI

El verdadero desafío para el mercado único en el siglo XXI es adaptar la aplicación del marco regulador existente y reaccionar de manera adecuada frente al dinamismo de la economía mundial. En el documento se describen seis características principales:

  • Un mercado único para consumidores y ciudadanos: las ventajas para los consumidores deben ser aún más concretas, en un marco de mayor protección y calidad de los productos y servicios tanto europeos como importados.
  • Un mercado único para una economía integrada: un mercado único integrado resulta esencial para asegurar condiciones equitativas de competencia entre las empresas. Los siguientes elementos contribuyen a reforzar la integración de la economía europea: un mayor papel de las PYME, la creación de un mercado laboral europeo, la extensión del uso del euro, la existencia de mercados financieros paneuropeos más profundos y las inversiones en redes transeuropeas.
  • Un mercado único para una sociedad del conocimiento: será preciso apoyar los mercados de productos y servicios intensivos en conocimiento y tecnología, actualmente muy fragmentados.
  • Un mercado único para una Europa bien regulada: conviene examinar cómo se aplica el conjunto común de reglas comunitarias, así como comprobar que tienen los efectos previstos, y, de no ser así, aportar los cambios necesarios.
  • Un mercado único para una Europa sostenible: resulta esencial reconocer y apoyar los aspectos tanto sociales como medioambientales del mercado único, anticipándose al proceso de globalización y acompañándolo.
  • Un mercado único abierto al mundo: Europa debe continuar promoviendo la elaboración de normas que después sean adoptadas a escala mundial en los sectores del comercio y las inversiones.

Hacer realidad la visión

Para hacer realidad la visión del mercado único, la UE utilizará toda una serie de instrumentos en varios ámbitos de acción (mercado interior, competencia, fiscalidad y aduanas, etc.) de manera más efectiva y coherente, reduciendo los costes administrativos innecesarios.

La UE deberá adoptar nuevos planteamientos que evalúen mejor las necesidades de los agentes del mercado único y el impacto social de una integración en progreso.

Teniendo en cuenta la diversidad cada vez mayor en una Unión de 27 miembros, será conveniente utilizar una serie diversa y flexible de instrumentos (armonización – reconocimiento mutuo, directivas – reglamentos), con planteamientos más basados en las redes y la descentralización para promover un sentimiento de propiedad del mercado único.

Las oportunidades del mercado único deben darse a conocer mejor y ser más accesibles para los ciudadanos, las empresas y las autoridades locales y regionales. Por otra parte, las prioridades del mercado único deben tener más en cuenta la agenda global, incluido el conjunto de negociaciones comerciales bilaterales recientes.

La UE podrá recurrir a la política de vecindad, reforzará los análisis comparativos y la cooperación bilateral en material de reglamentación, y comprobará si la apertura de los mercados mundiales está beneficiando a los consumidores.

En el anexo a la Comunicación se recogen ejemplos de logros concretos del mercado único.

Contexto

El presente informe intermedio tiene por objeto presentar orientaciones para una revisión más en profundidad y una nueva visión del mercado único del futuro. Este documento se basa en las conclusiones de una consulta pública, las encuestas del «Eurobarómetro» y una audiencia pública, así como en las aportaciones de otras instituciones de la UE. Antes del final de 2007 se habrá completado una revisión completa del mercado único, basada en diversos estudios y análisis.

ACTOS CONEXOS

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones – El interés europeo: triunfar en la era de la mundialización - Contribución de la Comisión a la reunión de Jefes de Estado y de Gobierno de octubre [COM(2007) 581 final - No publicada en el Diario Oficial].
Esta Comunicación, realizada como preparación para la reunión informal de Jefes de Estado y de Gobierno de 18 y 19 de octubre de 2007, indica el camino a seguir por Europa para hacer frente a la globalización, y explica cómo la Estrategia de Lisboa para el crecimiento y el empleo constituye la piedra angular de este enfoque.

Última modificación: 11.04.2008
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba