RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Los demás órganos e instituciones de la Unión

INTRODUCCIÓN

El Tratado de Lisboa procede a una amplia reforma institucional que afecta principalmente al Consejo Europeo, a la Comisión, al Consejo, al Parlamento y al Tribunal de Justicia. En menor medida, el Tratado de Lisboa también introduce una serie de cambios relativos a la composición y al funcionamiento de los dos comités consultivos de la UE. El Banco Central Europeo, por su parte, adquiere el estatuto de institución.

EL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO

El número de escaños de los Estados miembros en el seno del Comité no supera los 350. El reparto de dichos escaños entre los Estados miembros ya no figura en el Tratado de Lisboa, como ocurría antes. Al igual que lo que debe hacer de ahora en adelante para repartir los escaños del Parlamento, el Consejo adopta por unanimidad una decisión por la que se establecen las normas de composición del Comité. Asimismo, el Tratado de Lisboa amplía la duración del mandato de los miembros del Comité de 4 a 5 años, aproximándola así a la duración del mandato de los miembros de la Comisión y del Parlamento. Por tanto, el Presidente y la Mesa del Comité serán elegidos por sus pares para un mandato de, en vez de dos años, dos años y medio.

A partir de ahora, en el marco de sus funciones consultivas, el Comité Económico y Social podrá emitir dictámenes tras una consulta del Parlamento Europeo.

EL COMITÉ DE LAS REGIONES

Al igual que el Comité Económico y Social Europeo, el número de escaños en el seno del Comité de las Regiones está limitado a 350 y su reparto entre los Estados miembros debe ser objeto de una decisión del Consejo adoptada por unanimidad. A partir de ahora, se nombrará a los miembros del Comité de las Regiones para un periodo de cinco años, en vez de cuatro, y al Presidente y a la Mesa, para un mandato de dos años y medio.

Por otra parte, el Tratado de Lisboa refuerza la función consultiva del Comité de las Regiones ampliando su campo de acción. La protección civil, el cambio climático, la energía y los servicios de interés general se añaden a la lista de ámbitos para los que hay que consultar al Comité. Al igual que a la Comisión y al Consejo, también se autoriza al Parlamento Europeo a solicitar un dictamen del Comité de las Regiones.

Además, el Comité de las Regiones dispone de nuevas prerrogativas en la UE, gracias a la posibilidad de incoar dos tipos de recurso ante el Tribunal de Justicia de la UE. Por una parte, el Comité se convierte en uno de los garantes del principio de subsidiaridad de la UE. En efecto, puede remitirse al Tribunal de Justicia para pedir la anulación de un acto que no respecte el principio de subsidiariedad (artículo 8 del Protocolo sobre la aplicación de los principios de subsidiariedad y proporcionalidad). Sin embargo, este derecho de remisión está limitado a los actos para los que se consulta obligatoriamente al Comité. Por otra parte, el artículo 263 del Tratado de Funcionamiento de la UE autoriza al Comité a remitirse al Tribunal de Justicia de la UE para garantizar la protección de sus propias prerrogativas. Por lo tanto, a partir de ahora, dispondrá de medios jurisdiccionales que le permitan hacer respetar su derecho consultivo por las instituciones de la UE.

EL BANCO CENTRAL EUROPEO

Al BCE se le concede el estatuto de institución de la UE, de la misma manera que al Consejo Europeo, al Parlamento, al Consejo, a la Comisión, al Tribunal de Justicia y al Tribunal de Cuentas, convirtiéndose así en la única institución dotada de personalidad jurídica.

Lo dirigen tres órganos principales:

  • El Consejo de Gobernadores del BCE, que está compuesto por miembros del Comité Ejecutivo y por los gobernadores de los bancos centrales nacionales de los países de la zona euro. Se trata del principal órgano de decisión. Dirige la política monetaria de la Unión de la zona euro;
  • El Comité Ejecutivo, cuyos seis miembros serán nombrados, a partir de ahora, por mayoría cualificada del Consejo Europeo para evitar riesgos de bloqueo;
  • El Consejo General, que agrupa a los miembros del Comité Ejecutivo y a los gobernadores de los bancos centrales de todos los Estados miembros.

El Tratado de Lisboa también aclara las dos misiones principales del BCE:

  • el BCE y los bancos centrales de los Estados miembros de la UE forman el Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC). El principal objetivo del SEBC consiste en mantener la estabilidad de los precios. También contribuye a las políticas económicas generales de la Unión;
  • el BCE y los bancos centrales de los Estados miembros que han adoptado el euro constituyen el Eurosistema. A diferencia del SEBC, el Eurosistema define y dirige la política monetaria de la Unión. Hasta la fecha, Eurosistema era un término que el BCE utilizada de manera informal. Pero ahora está totalmente reconocido por el Tratado de Lisboa.

El Tratado de Lisboa reafirma la independencia del BCE. Dicha independencia está garantizada por la duración relativamente larga del mandato de los miembros del Comité Ejecutivo (ocho años) y por la obligación impuesta al BCE y a los bancos centrales nacionales de rechazar instrucciones procedentes de otras instituciones de la UE, de los gobiernos de los Estados miembros o de cualquier otro organismo.

CUADRO RECAPITULATIVO

ArtículosMateria
Tratado de Funcionamiento de la UE

282 a 284

Composición y prerrogativas del Banco Central Europeo

301 a 304

Composición y prerrogativas del Comité Económico y Social Europeo

305 a 307

Composición y prerrogativas del Comité de las Regiones
Última modificación: 22.01.2010
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba