RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Banda ancha: inversión en crecimiento impulsado por la tecnología digital

El mercado de la banda ancha de la Unión Europea (UE) es el más importante del mundo. Algunos Estados miembros encabezan las cifras en términos de tasa de penetración. No obstante, sólo entre el 2 y el 5% de las líneas de banda ancha se basan en tecnologías de fibra óptica (fibra hasta el hogar o LAN), mientras que esta cifra alcanza el 51,4% en Japón y el 46% en Corea. Por tanto, es preciso actualizar y mejorar las redes de la UE. La presente Comunicación plantea soluciones para mejorar el marco por el que se rige actualmente la banda ancha, y se inspira en la agenda digital de la Unión Europea (UE).

ACTO

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones de 20 de septiembre de 2010 titulada «Banda ancha europea: inversión en crecimiento impulsado por la tecnología digital» [COM(2010) 472 final – no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La presente Comunicación presenta una serie de medidas encaminadas a promover la banda ancha en la Unión Europea (UE). Forma parte de un «paquete» de medidas presentadas por la Comisión Europea en septiembre de 2010 y que comprende una Recomendación sobre las redes de acceso de nueva generación y un programa sobre la política europea sobre el espectro radioeléctrico.

Situación actual de la banda ancha en la UE

Actualmente existen en la UE 124 millones de líneas fijas de banda ancha y 25 millones de líneas móviles de banda ancha. La tasa de penetración en la UE asciende al 24,8%, mientras que el 94% de la población de la UE dispone de cobertura DSL.

En cuanto a la velocidad media, es de más de 2 Mbps (megabytes por segundo) para las descargas y de más de 256 kbps para las cargas. La velocidad de la red tiende por tanto a aumentar en consecuencia.

Sin embargo, es preciso realizar importantes inversiones en materia de banda ancha para alcanzar los objetivos de la agenda digital. Para conseguir una cobertura de 30 Mbps de aquí a 2020 es necesario invertir entre 38 000 y 58 000 millones de euros. Asimismo, se precisan
268 000 millones de euros para proporcionar una cobertura suficiente para que la mitad de los hogares pueda acceder a servicios a 100 Mbps o más.

Medidas necesarias para la consecución del objetivo «banda ancha»

Inversión en planes nacionales en materia de banda ancha

Los objetivos de la agenda digital en lo que respecta a la banda ancha sólo serán asequibles si todos los Estados miembros se comprometen con los mismos y elaboran un plan operativo que defina objetivos nacionales. La Comisión colaborará con los Estados miembros para coordinar la definición de objetivos nacionales y fomentará los procesos de revisión inter pares entre Estados miembros con el propósito de acelerar la transferencia de buenas prácticas entre los responsables políticos. Se prevé el desarrollo de una plataforma de naturaleza pragmática para coordinar a las partes implicadas.

El propósito de los planes nacionales es motivar las inversiones privadas para reducir los costes de inversión y reforzar la competencia a nivel de las infraestructuras y, de este modo, culminar la puesta en marcha del marco regulador de las comunicaciones electrónicas de la UE.

Tales programas deberán presentar directrices relativas a la utilización de los fondos europeos destinados a la banda ancha y los instrumentos del Banco Europeo de Inversiones (BEI) (DE) (EN) (FR) en las regiones subvencionables.

Fomento de la inversión y reducción de sus costes

La Comisión estima que el 80% de los costes asociados al desarrollo de nuevas infraestructuras podría reducirse mediante la adopción por parte de las autoridades nacionales y locales de medidas en materia urbanística. Tales autoridades podrían favorecer el despliegue de la banda ancha a través de la inversión pública directa o la financiación pública, de conformidad con las normas en materia de ayudas estatales.

El Organismo de Reguladores Europeos de las Comunicaciones Electrónicas (ORECE), por su parte, contribuirá incluyendo medidas de apoyo al desarrollo de la banda ancha entre las prioridades de su programa de trabajo para 2011.

Promoción de la banda ancha inalámbrica

Las tecnologías inalámbricas facilitan el acceso a la banda ancha. Por consiguiente, se insta a los Estados miembros a poner en práctica las siguientes medidas en materia de cobertura de banda ancha:

  • proporcionar bandas de espectro suficientemente amplias;
  • conceder rápidamente derechos de uso;
  • reforzar la flexibilidad y la competencia;
  • permitir al comercio secundario adaptarse a la evolución del mercado.

Refuerzo y racionalización del uso de los recursos de los Fondos Estructurales y de Desarrollo Rural

Los Fondos Estructurales y de Desarrollo Rural sufragan la construcción de infraestructuras de banda ancha y la penetración de Internet. En este sentido, para el periodo 2007-2013 se han destinado 2300 millones de euros de los Fondos Estructurales al desarrollo de estructuras de banda ancha, mientras que se han asignado 12 900 millones de euros a los servicios de la sociedad de la información. Durante este mismo periodo, el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) ha recibido una dotación adicional de más de mil millones de euros, de los cuales 360 se han destinado a proyectos relacionados con la banda ancha.

La Comisión pretende ampliar la contribución de estos fondos al desarrollo de la banda ancha. Para ello, prevé:

  • publicar en 2011 una serie de orientaciones sobre las inversiones en banda ancha dirigidas a las autoridades locales y regionales para fomentar la total absorción de los fondos de la UE;
  • ofrecer directrices sobre el uso de fondos procedentes de colaboraciones público-privadas;
  • desarrollar una nueva versión del portal europeo de la banda ancha (EN).

Desarrollo de instrumentos de financiación de la banda ancha

La ausencia de financiación privada constituye un impedimento para el desarrollo de la banda ancha. El BEI, que ya contribuye a la financiación de proyectos relacionados con el sector de la banda ancha, deberá reforzar su contribución, habida cuenta de que está reorientando su estrategia de crédito para adaptarse a las prioridades de «Europa 2020». Asimismo, las autoridades locales y regionales deberán estudiar otras vías de financiación, tales como las colaboraciones público-privadas. Con este objetivo, la UE y el BEI plantearán propuestas durante el transcurso del año 2011.

Última modificación: 18.10.2010
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba