RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


El acceso de las regiones rurales a las TIC

En las zonas rurales todavía existe una falta de acceso a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Para reducir la brecha territorial en este sector, se alienta a los Estados miembros, a las regiones y a las autoridades locales a equipar mejor estas regiones. La Unión Europea (UE) también tiene un papel que desempeñar a través de los instrumentos de la política regional y los instrumentos de la política de desarrollo rural. De hecho, el acceso a Internet de alta velocidad para todos es esencial para generar crecimiento y empleo.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo «Mejorar el acceso de las zonas rurales a las modernas tecnologías de la información y la comunicación (TIC)» [COM(2009) 103 final – no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La presente Comunicación pretende valorizar las regiones rurales favoreciendo su acceso a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

Constatación de exclusión

Una de las principales observaciones de la Comunicación es la subsistencia de la brecha territorial en materia de acceso de alta velocidad a Internet, ya detectada en 2006. El reducido acceso a «la banda ancha» (DSL) se debe en parte a factores como la baja densidad de la población, la lejanía o la falta de competencia.

Las cifras hablan por sí solas: en 2008, el 41,7 % de los habitantes de las regiones de baja densidad de población de la Unión Europea nunca habían Internet, frente al 27,4 de las zonas densamente pobladas. Estas cifras se deben fundamentalmente a que entre 2005 y 2007, el equipamiento en Internet de alta velocidad se desarrolló más rápidamente en las áreas urbanas que en las zonas rurales. En diciembre de 2007, la cobertura de banda ancha se extendía sólo al 70 % de las regiones rurales de la Unión, frente al 98 % de las zonas urbanas.

Por ello han quedado excluidas del acceso a las TIC determinadas categorías de población como:

  • las explotaciones agrícolas;
  • las pequeñas y medianas empresas y microempresas;
  • los jóvenes;
  • las mujeres;
  • los ancianos y grupos desfavorecidos.

Para reducir esta brecha entre zonas rurales y urbanas, los Estados miembros, las regiones y las autoridades locales deben proporcionar equipos tecnológicos adecuados. Es necesario estimular la demanda, en particular, por parte de las administraciones y de las instituciones nacionales y locales. En efecto, éstas pueden proporcionar servicios fundamentales como la administración, la sanidad o el aprendizaje en línea.

Equipar las zonas rurales con TIC puede ofrecer ventajas. Por ejemplo, el desarrollo de portales web puede favorecer una mejor visibilidad de la región afectada y, por lo tanto, impulsar el turismo. Los proyectos TIC pueden asimismo otorgar un valor añadido a los productos locales o mejorar los sistemas de distribución.

Acciones propuestas

Los proyectos destinados a mejorar el acceso de las zonas rurales a las TIC se articulan en torno a tres ejes:

  • el desarrollo del equipo de acceso a Internet;
  • la creación de contenidos;
  • el desarrollo de nuevas competencias para acceder a Internet.

No obstante, el éxito de estos proyectos depende de:

  • la ayuda financiera comunitaria;
  • el apoyo de las autoridades nacionales y regionales;
  • la implicación y cooperación de los actores locales;
  • la comprensión de las nuevas oportunidades y necesidades empresariales.

El Feader desempeña un papel importante en la ayuda al desarrollo de las TIC en las regiones rurales mediante:

  • el desarrollo de la sanidad en línea;
  • el apoyo a las empresas;
  • los servicios públicos locales;
  • los centros TIC móviles o destinados a los jóvenes;
  • los puntos públicos de Internet/comunicación;
  • la infraestructura de banda ancha.

Leader también puede apoyar las inversiones en TIC en las regiones rurales en los siguientes ámbitos:

  • las tecnologías de la comunicación innovadoras en el ámbito del turismo;
  • los sectores productivos;
  • el medio ambiente y los activos culturales en el ámbito de la cooperación transnacional e interterritorial;
  • la formación;
  • el acceso a Internet.

El Marco Común de Seguimiento y Evaluación (CCSE) para el desarrollo rural (2007-2013) orienta el alcance, seguimiento y evaluación de la situación en las zonas rurales en materia de TIC.

También es conveniente desarrollar eficazmente la cooperación entre la financiación y las políticas comunitarias. La Política de cohesión ha previsto financiar el desarrollo de las TIC con aproximadamente 15 300 millones de euros.

Por último, el intercambio de buenas prácticas constituye una indiscutible ventaja para favorecer el acceso de las regiones rurales a las TIC. A tal efecto, la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural ha elaborado una base de datos que relaciona 67 buenas prácticas de las TIC en las regiones rurales para promover proyectos innovadores.

Contexto

El territorio europeo presenta todavía grandes disparidades en materia de acceso a las TIC. Sin embargo, el Plan Europeo de Recuperación Económica ómica resalta la importancia del acceso a Internet de alta velocidad en las zonas rurales para corregir determinados aspectos de la crisis económica y financiera. Por otro lado, el marco estratégico «i2010» tiene por objeto garantizar el desarrollo de la sociedad de la información. El objetivo es multiplicar por dos, de aquí a 2010, el número de usuarios de Internet entre los actores excluidos.

Última modificación: 08.05.2009

Véase también

Si desea más información, visite las siguientes páginas web:

  • La brecha de la banda ancha EN
  • Rur@ct EN, FR
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba