RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Los retos de la sociedad de la información europea después de 2005

Archivos

Las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) * permiten acelerar el ritmo de los avances técnicos, la modernización y el ajuste estructural de la economía. Dado que las TIC estimulan en gran medida la competitividad, la Unión Europea (UE) debería aprovechar todas las posibilidades que éstas ofrecen para facilitar el logro de los objetivos de Lisboa *. Por tanto, las TIC tienen un papel fundamental en este proceso. Mediante esta Comunicación, la Comisión se propone poner en marcha un gran debate político sobre la estrategia de la UE más allá de 2005 en el ámbito de la sociedad de información.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones de 19 de noviembre de 2004: «Retos para la sociedad de la información europea con posterioridad a 2005» [COM (2004) 757 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

Esta Comunicación aboga en favor de la ampliación del uso de las TIC. El éxito en el fomento de la implantación generalizada de las TIC dependerá de la capacidad de la UE para solventar muchos de los problemas relacionados con su utilización y para poner en evidencia sus ventajas. Además, convendrá velar por que se beneficie de ellas el mayor número posible de personas. En este sentido, la iniciativa eEurope lanzada por la Comisión Europea en junio de 2000, resultó muy positiva.

Contribución de las TIC a los objetivos de Lisboa

La UE no está aprovechando todas las posibilidades ofrecidas por las TIC en el contexto de la consecución de los objetivos de Lisboa. Una mayor utilización de las estas nuevas tecnologías repercutiría positivamente en la productividad y la competitividad europeas, así como sobre la sociedad en general. Este sector, que en el año 2000 representaba alrededor del 8 % del PIB de la UE y el 6 % del empleo, es uno de los más innovadores y productivos. Más concretamente, el 40 % del aumento de la productividad registrado entre 1995 y 2000 se debió a las TIC. Por otra parte, al facilitar la prestación de servicios de mejor calidad a un mayor número de personas, las TIC favorecen el ejercicio de la ciudadanía y mejoran la calidad de vida.

Políticas en materia de sociedad de la información

Dado el enorme potencial de crecimiento de este sector, es necesario aplicar políticas específicas y adaptar las políticas actuales a los nuevos avances. Es necesario coordinar las distintas iniciativas en materia de sociedad de la información de la UE, suprimiendo los límites sectoriales y garantizando una difusión homogénea de las TIC en la sociedad.

A escala mundial, este mercado se desarrolla con gran rapidez, sobre todo en China, India y Brasil, circunstancia por la que la UE debe seguir de cerca la evolución del sector en estos países. Asimismo, es necesaria una estrecha cooperación internacional para hacer frente a las amenazas que pesan sobre la seguridad de las redes y prevenir los delitos informáticos.

Aunque la UE y los Estados miembros apoyan ya el esfuerzo de investigación de las empresas europeas, las necesidades en materia de investigación y desarrollo (I+D) en este ámbito no dejan de aumentar. Del mismo modo, cada vez es más necesario desarrollar la investigación sobre el impacto socioeconómico de la aplicación de las TIC en los distintos sectores.

Retos para la política de la sociedad de la información después de 2005

Las modificaciones introducidas por la utilización de las TIC no son sólo de orden técnico sino que aparecen nuevas estructuras socioeconómicas y formas de gestión de los asuntos públicos, que exigen nuevos métodos de comunicación e interacción entre personas, empresas y la Administración. En este sentido, la Comisión ha determinado una serie de temas considerados importantes:

  • Contenidos y servicios: la UE debe ayudar a los proveedores de contenidos y favorecer la aparición de servicios innovadores. Debe eliminarse los distintos obstáculos que frenan la puesta a punto de nuevos servicios y contenidos para que los usuarios y las empresas puedan aprovecharlos.
  • Integración en la sociedad de la información y ejercicio de la ciudadanía: el ejercicio de la ciudadanía evoca la participación de todos en la sociedad. El objetivo de las políticas de «eInclusion» * es asegurar a todos los mismos accesos a las TIC y la misma disponibilidad a un precio asequible. Con todo, la aparición de complejas nuevas tecnologías margina a los grupos que no están en condiciones de utilizarlas. Con el fin de evitar la formación de nuevas brechas, es necesario garantizar para todos una cultura digital y procurar que las tecnologías sean fáciles de utilizar.
  • Servicios públicos: el empleo de las TIC en este sector reforzaría la democracia y la transparencia. Además, su utilización garantizaría servicios más eficaces y de mejor calidad.
  • Competencias y actividad profesional: es necesario reforzar el tema de las TIC en todos los ciclos de aprendizaje y formación de forma que todos puedan adquirir competencias en este ámbito. Europa debe aplicar las TIC en el entorno de trabajo con el fin de aumentar la eficacia y proporcionar empleos más cualificados.
  • Las TIC como sector de actividad esencial: dado que abarcan los mercados de la informática, las comunicaciones electrónicas y el sector audiovisual, las TIC constituyen una actividad económica de primer orden. Para hacer Europa más atractiva a las inversiones extranjeras, es importante crear un entorno favorable a la competencia que sea lo más transparente y sencillo posible.
  • Interoperabilidad*: la interoperabilidad debe garantizarse a todos los niveles (operadores, proveedores de contenidos o servicios y consumidores) y entre servicios, legislaciones y prácticas administrativas que difieren de un país al otro.
  • Confianza y fiabilidad: es esencial que las redes sean a la vez seguras y fiables. Por una parte, los consumidores quieren que se proteja su vida privada y que se luche contra las prácticas comerciales ilegales y contra todo contenido ilícito. Por otra, las infraestructuras de la vida moderna se basan en gran medida en las TIC y dependen unas de otras: toda disfunción puede tener graves consecuencias.
  • Explotación de las TIC por las empresas: dado que el empleo de las TIC por las empresas sigue siendo un factor determinante de la competitividad europea, es necesario que éstas, y en particular las PYME, las utilizan aún más.

En los próximos años, la UE se enfrentará a numerosos retos en el ámbito de las TIC. Este sector, ya importante en sí, resulta crucial para el crecimiento, para mejorar la productividad y para reforzar el ejercicio de la ciudadanía y la calidad de la vida. La adopción efectiva de nuevos procesos y modelos económicos que permitan explotar el potencial de las TIC sigue siendo un reto pendiente. La Comisión considera necesario intensificar la investigación y las inversiones en estas tecnologías generadoras de productividad, por lo cual se propone, mediante esta Comunicación, poner en marcha un proceso de reflexión sobre el tema, y se compromete a proceder a una extensa consulta de las partes interesadas.

Términos clave del acto
  • «Tecnologías de la información y de la comunicación (TIC)»: el término TIC cubre un amplio abanico de servicios, aplicaciones, tecnologías, equipamientos y programas informáticos, es decir, herramientas como la telefonía e Internet, el aprendizaje a distancia, la televisión, los ordenadores, las redes y los programas informáticos necesarios para emplear estas tecnologías. Estas tecnologías están revolucionando las estructuras sociales, culturales y económicas, al generar nuevos comportamientos frente a la información, el conocimiento, la actividad profesional, etc.
  • «eInclusion»: este concepto está vinculado al despliegue de una sociedad de la información para todos, es decir, una sociedad que asegure para todos, a un precio asequible, el mismo acceso a las TIC y la misma disponibilidad. eInclusion tiene, pues, un doble significado: por una parte, se trata de garantizar la igualdad de acceso y participación de todos en la sociedad de la información; y por otra, tiene por objeto la aplicación de sistemas con el fin de permitir a las personas con minusvalías y a los ancianos desempeñar un papel pleno en la sociedad y aumentar su autonomía.
  • «Objetivos de Lisboa»: en el Consejo Europeo de Lisboa (marzo de 2000), la UE se fijó un nuevo objetivo estratégico para la próxima década: «Convertirse en la economía basada en el conocimiento más competitiva y dinámica del mundo, capaz de crecer económicamente de manera sostenible con más y mejores empleos y mayor cohesión social». Esta estrategia se concibió con objeto de permitir a la Unión recuperar las condiciones del pleno empleo y reforzar la cohesión de aquí al año 2010.
  • «Interoperabilidad»: la interoperabilidad designa el hecho de que varios sistemas, bien idénticos o bien totalmente distintos, puedan comunicarse sin ambigüedades y funcionar juntos. La interoperabilidad es un concepto muy importante para la red telefónica mundial e Internet, que, esencialmente, son redes heterogéneas, formadas por equipos diversos y variados, que hacen necesario que las comunicaciones obedezcan a normas claramente establecidas y unívocas.

ACTOS CONEXOS

Comunicación de la Comisión de 1 de junio de 2005, «i2010 - Una sociedad de la información europea para el crecimiento y el empleo» [COM (2005) 229 final - no publicada en el Diario Oficial].

Esta Comunicación, por medio de la cual la Comisión define las orientaciones políticas generales para la sociedad de la información y los medios de comunicación, se inscribe en el marco de la estrategia de Lisboa revisada. El conocimiento y la innovación resultan cruciales.

Comunicación de la Comisión de 30 de junio de 2004, «Servicios móviles de banda ancha» [COM (2004) 447 final - no publicada en el Diario Oficial].

Comunicación de la Comisión al Consejo de 13 de julio de 2004, «Hacia una asociación mundial para la sociedad de la información: la realización de los principios de la Cumbre de Ginebra - Propuestas de la Comisión para la segunda fase de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI)» [COM (2004) 408 final - no publicada en el Diario Oficial].

Comunicación de la Comisión de 20 de octubre de 2004, «Protección de las infraestructuras críticas en la lucha contra el terrorismo» [COM (2004) 702 final - no publicada en el Diario Oficial].

 
Última modificación: 04.10.2005
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba