RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 11 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Salud en línea: mejora de la sanidad y de la asistencia sanitaria gracias a las tecnologías de la información y la comunicación

Archivos

El plan de acción «salud en línea» muestra cómo utilizar las tecnologías de la información la comunicación (TIC) para dispensar una asistencia sanitaria de más alto nivel en el conjunto de Europa, con un coste constante o inferior, y reducir los tiempos de espera y los errores. El plan de acción fija como objetivo la creación de un «espacio europeo de la salud en línea» y establece una lista de medidas prácticas para conseguirlo, por ejemplo mediante la aplicación de la informática a las recetas médicas, los expedientes médicos, la identificación de los pacientes y las tarjetas sanitarias, o mediante una aceleración del despliegue de Internet en banda ancha para los sistemas sanitarios. El objetivo último es que, para finales de la década, la sanidad en línea sea una constante en las costumbres de los profesionales sanitarios, los pacientes y los ciudadanos.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, de 30 de abril de 2004, titulada «Salud en línea - mejorar la asistencia sanitaria para los ciudadanos europeos: plan de acción para un espacio europeo de la salud en línea» [COM (2004) 356 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

El plan de acción «salud en línea» se integra en la estrategia expuesta el plan de acción eEurope de la Unión Europea, cuyo objeto es poner al alcance de todos los ciudadanos europeos las ventajas de la sociedad de la información.

El objetivo principal del plan de acción «salud en línea» es permitir que la Unión Europea (UE) aproveche al máximo las posibilidades de los sistemas y servicios sanitarios en línea dentro de un Espacio europeo de la salud en línea.

Se proponen tres ámbitos de acción principales:

  • hacer frente a los retos comunes a los Estados miembros de la UE y crear el marco adecuado para respaldar la salud en línea;
  • establecer acciones piloto que sirvan de punto de partida para la prestación de servicios sanitarios en línea;
  • difundir las mejores prácticas y evaluar los progresos conseguidos.

HACER FRENTE A LOS RETOS COMUNES

Las autoridades responsables de la salud tienen un importante papel que desempeñar

El plan de acción propone que, para finales de 2005, cada Estado miembro elabore una hoja de ruta nacional o regional en materia de salud en línea.

Interoperabilidad de los sistemas de información médica

La necesidad de identificar a un paciente y de transmitir información médica de forma transparente en toda Europa es un componente importante de la interoperabilidad de los sistemas de información médica.

El plan de acción propone que los Estados miembros se pongan de acuerdo, para finales de 2006, en torno a un enfoque común para la identificación de los pacientes, así como a la determinación de normas de interoperabilidad para los envíos de datos médicos y los expedientes médicos electrónicos. Este enfoque debe tener en cuenta los códigos de buenas prácticas, los trabajos de normalización en la materia y las novedades en áreas tales como la tarjeta europea de seguro médico y la gestión de la identidad de los ciudadanos europeos.

Movilidad de los pacientes y de los profesionales de la salud

Dentro de la Unión Europea, la movilidad de los pacientes y de los profesionales sanitarios es cada vez mayor.

La UE ha adoptado ya una Comunicación sobre la movilidad de los pacientes, y ya se han emprendido trabajos destinados a mejorar la información en la materia. Dichos trabajos progresan notablemente gracias al Grupo de trabajo sobre los sistemas sanitarios (EN).

Modernización de las infraestructuras y las tecnologías

El plan de acción establece que durante el período 2004-2008, los Estados miembros deberán favorecer el despliegue de redes de información médica de utilidad para las aplicaciones sanitarias en línea, basadas en infraestructuras de banda ancha fijas, inalámbricas y móviles, y en tecnologías Grid.

Conformidad de los sistemas de salud en línea

Numerosos países europeos han procedido ya a la acreditación de sistemas sanitarios en línea que se han convertido en modelos para otras regiones.

La Comisión Europea deberá presentar para mediados de 2005 un compendio de buenas prácticas que sirvan de guía a los Estados miembros.

Como consecuencia de ello, para finales de 2007 los Estados miembros deberán adoptar sistemas de ensayo de conformidad y acreditación inspirados en las buenas prácticas.

Impulsar la inversión

Toda evolución o modernización de los sistemas y servicios necesita de una inversión importante. Por ello, el plan de acción establece que, para finales de 2006, deberá consolidarse un enfoque de colaboración entre los Estados miembros para respaldar e impulsar la inversión en salud en línea.

Cuestiones jurídicas y reglamentarias

El plan de acción invita a la Comisión a emprender, para finales de 2009 y en colaboración con los Estados miembros, actividades destinadas a:

  • establecer una base de partida para una calificación europea normalizada de los servicios de salud en línea en entornos clínicos y administrativos;
  • instituir un marco que permita reforzar la seguridad jurídica en materia de responsabilidad en relación con los productos y servicios de la salud en línea, dentro del contexto de la legislación vigente en materia de responsabilidad de los productos;
  • mejorar la información de los pacientes, los regímenes de seguro médico y los proveedores de asistencia sanitaria en relación con las normas aplicables a la cobertura de los costes de los servicios de salud en línea;
  • promover la salud en línea con el fin de reducir los accidentes de trabajo y las enfermedades laborales y apoyar las acciones preventivas respecto a la aparición de nuevos riesgos en el trabajo.

ESTABLECIMIENTO DE ACCIONES PILOTO

En el ámbito de la salud en línea existen en la Unión Europea numerosas acciones piloto ya en curso o a punto de lanzarse.

Información a ciudadanos y autoridades sobre educación sanitaria y prevención de enfermedades

En el ámbito de la información a los ciudadanos, la Comisión Europea está creando un portal sobre la salud en línea que deberá comenzar a funcionar para finales de 2005. Este portal ofrecerá a los ciudadanos un punto de acceso único a la información sobre la salud pública, pero también sobre la salud y seguridad en el trabajo.

La Comisión trabaja igualmente para la mejora de las herramientas surgidas de las TIC al objeto de mejorar las medidas de alerta rápida, y de detección y vigilancia de las amenazas a la salud.

Establecimiento progresivo de redes de información médica integradas

En la actualidad se está trabajando intensamente para conseguir la disponibilidad en red de información de carácter médico. Para finales de 2008, la mayoría de las entidades sanitarias europeas deberían estar en condiciones de prestar servicios en línea tales como la teleconsulta (segunda opinión médica), la prescripción electrónica, el reenvío del paciente a un servicio especializado por medios electrónicos, el teleseguimiento y la teleasistencia (vigilancia a distancia de pacientes a domicilio).

Promoción del uso de tarjetas en la asistencia sanitaria

En el sector de la asistencia sanitaria pueden utilizarse dos tipos de tarjetas: la tarjeta sanitaria, que puede comportar datos útiles en caso de emergencia, tales como el grupo sanguíneo, las patologías y los tratamientos, y la tarjeta de seguro médico, que fue lanzada el 1 de enero de 2004 y que sustituye a todos los formularios en papel que hasta ahora eran necesarios para optar a asistencia sanitaria durante una estancia temporal en el extranjero.

En los Estados miembros se lanzarán acciones destinadas a promover la utilización de estas tarjetas. Esto también previsto que para 2008 se apruebe el principio de la implantación de una tarjeta de seguro médico electrónica.

SEGUIMIENTO DE LAS BUENAS PRÁCTICAS

Difusión de buenas prácticas

La salud en línea debe ir respaldada por la difusión generalizada de un código de buenas prácticas. Entre ellas deberán figurar el impacto sobre el acceso a la asistencia sanitaria y sobre su calidad, la evaluación de los costes y mejoras de la productividad, así como ejemplos de maneras de hacer frente al problema de la responsabilidad en los servicios de telemedicina, los regímenes de reembolso y la acreditación de productos y servicios de salud en línea.

La difusión de las buenas prácticas se lleva a cabo en encuentros celebrados entre los Estados miembros y respaldados por la Comisión Europea. Paralelamente, en el período comprendido hasta finales de 2005 la Comisión deberá instaurar un método eficaz de difundir sistemáticamente las buenas prácticas.

Evaluación

La Comisión Europea se ha comprometido a publicar cada dos años, durante el período 2004-2010, un estudio sobre los progresos realizados en el despliegue de las salud en línea.

LA UNIÓN EUROPEA Y LA SALUD EN LÍNEA

¿Por qué tiene necesidad la Unión Europea de desarrollar sistemas y servicios de salud en línea?

Desde hace algunos años los países europeos se enfrentan a un aumento de la demanda de servicios sanitarios y sociales a causa del envejecimiento de la población y el aumento de nivel de rentas, mientras que los presupuestos disponibles siguen siendo limitados. Paralelamente, el nivel de exigencia de los ciudadanos y la movilidad de los pacientes y profesionales han aumentado. Las enormes cantidades de información sanitaria dificultan la gestión a las administraciones responsables.

El desarrollo de sistemas y servicios sanitarios en línea deberá permitir alcanzar una solución para estos problemas. Podría servir, por ejemplo, para reducir los costes y mejorar la productividad en ámbitos tales como la facturación, el archivado, la disminución de errores médicos, la reducción de atenciones médicas no justificadas, y también la mejora de la calidad de la asistencia sanitaria.

En la actualidad al menos cuatro médicos de cada cinco cuentan en Europa con una conexión de Internet, y un cuarto de los europeos utiliza este procedimiento para obtener información sobre las patologías y las cuestiones médicas. Estas cifras alentadoras dejan presagiar un desarrollo rápido de los servicios y productos de la salud en línea.

La salud en línea ha contado con el apoyo financiero que la Comunidad Europea ha otorgado a la investigación, que asciende a 500 millones de euros desde comienzos de los años 90 aunque, teniendo en cuenta el mecanismo de cofinanciación, la inversión total ha alcanzado aproximadamente el doble de esta cifra. Un gran número de aplicaciones que hoy en día tienen gran éxito han surgido de estos trabajos de investigación. Ello ha contribuido a la creación de un nuevo sector de actividades, el de la salud en línea, que alcanza un volumen de negocios de 11 000 millones de euros. Según algunas estimaciones, de aquí a 2010 un 5 % del presupuesto destinado a la sanidad se invertirá en sistemas y servicios de salud en línea.

El plan de acción aquí presentado no es más que un elemento de la respuesta aportada por la UE a los grandes desafíos a los que deben enfrentarse los servicios sanitarios. Existen otras dos iniciativas que tratan, por una parte, de la movilidad de los pacientes (pdf ) y, por otra, de la evaluación comparativa de las reformas nacionales de los sistemas sanitarios.

 
Última modificación: 20.05.2005
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba