RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Informe de 2002 sobre la Oficina de Ayuda Humanitaria

1) OBJETIVO

La evaluación de la actividad de la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea (ECHO) durante el año 2002.

2) ACTO

Informe de la Comisión, de 16 de julio de 2003, Informe anual 2002 (Oficina de Ayuda Humanitaria - ECHO) [COM (2003) 430 final - no publicado en el Diario Oficial].

3) SÍNTESIS

Durante el año 2002 ECHO canalizó un total de 537,8 millones de euros para proyectos de ayuda humanitaria en todo el mundo. Los países de África, el Caribe y el Pacífico (ACP) y de Asia fueron los principales beneficiarios. La Oficina prestó una atención especial a las «crisis olvidadas» (aquéllas que no llaman realmente la atención de los medios de comunicación ni de otros proveedores de fondos) a la hora de aplicar una política de vinculación entre socorro, rehabilitación y desarrollo (VSRD) y de reforzar las relaciones con sus socios.

Acciones humanitarias aplicadas en 2002

En 2002 las catástrofes naturales afectaron a 170 millones de personas y provocaron la muerte de cerca de 40 000. La mitad de las 42 guerras y crisis violentas mundiales tuvieron lugar en África. La estrategia seguida por ECHO consiste en concentrarse en las necesidades más urgentes. Así pues, durante el mismo año, la Oficina se ocupó principalmente de las poblaciones de los países de África, el Caribe y el Pacífico (con 211,5 millones de euros, es decir, se les dedicó a estos países un 39% del presupuesto total de ECHO), de Asia (con 137,96 millones de euros, a saber, un 26% del presupuesto total) y de Europa Oriental (con 85,3 millones de euros, a saber, un 16% del presupuesto). La ayuda a los Balcanes, por el contrario, disminuyó (con un 8% del presupuesto frente a un 15% en 2001).

En 2002, ECHO se vio obligada a utilizar su reserva de ayuda de urgencia para hacer frente a nuevas crisis que surgieron en Afganistán (retorno rápido de 2 millones de refugiados) y en África Austral (crisis alimentaria que afectó a 13 millones de personas). Por ello, la Oficina rebasó en 80 millones de euros el presupuesto inicialmente previsto para 2002.

Ese mismo año, ECHO destinó 85 millones de euros (un 16% de su presupuesto total) a las crisis olvidadas de Tanzania, Angola, Chechenia, Uganda, Sahara occidental y Yemen. La Oficina mejoró también su metodología de identificación de crisis olvidadas.

Este informe presenta de manera detallada las acciones humanitarias ejecutadas por ECHO en distintos países del mundo en 2002. En primer lugar, se exponen las necesidades humanitarias del país en cuestión y, posteriormente, se detallan los objetivos humanitarios y los progresos realizados. Concluyen el análisis los esfuerzos destinados a la aplicación de una política de vinculación entre socorro, rehabilitación y desarrollo. Se indica también el presupuesto consagrado a cada país. Se examinan 19 países de África, 2 de los Balcanes, 6 de los Nuevos Estados Independientes, 5 países del Mediterráneo y Oriente Medio, 15 países asiáticos y 12 de América Latina.

El programa de capacidad de respuesta en caso de catástrofe de la oficina (DIPECHO) tiene como objetivo ayudar a las instituciones locales a prepararse frente a las catástrofes naturales, mejorar su capacidad de reacción y financiar pequeñas obras para atenuar los efectos de las catástrofes. El presupuesto del programa correspondiente a 2002 alcanzaba los 8 millones de euros. Este dinero se destinó a la financiación de planes de acción en América Central y la región andina, el Sudeste asiático y el Caribe. Más de 2 millones de personas en el Sudeste asiático y más de 30 000 en la región andina se han beneficiado de este programa.

Relación con los socios humanitarios y el Parlamento Europeo

Los principales socios de la Oficina fueron las organizaciones no gubernamentales (ONG) y los organismos de la ONU. Las primeras representan un 62% de los contratos firmados por ECHO en 2002 y los segundos, un 27% del total. La Oficina intensificó sus relaciones con sus principales socios por medio de los diálogos de programación estratégica.

ECHO siguió celebrando consultas con los signatarios del contrato marco de asociación (CMA), instrumento que regula las relaciones entre la Oficina y las organizaciones humanitarias que aplican los proyectos financiados por ECHO, para lograr su consolidación y su revisión. El 1 de enero de 2004 entrará en vigor un nuevo CMA, basado en la calidad de la ayuda.

La Oficina reforzó sus relaciones y su colaboración con el Parlamento Europeo. En enero de 2003, este último aprobó un informe en el que felicitaba a ECHO por sus progresos en cuanto a la eficacia de la ayuda, la simplificación de los procedimientos y el saneamiento de su gestión financiera durante el período 2001-2002.

ECHO sentó también las bases para un diálogo y una cooperación duraderos con organismos de Estados Unidos que se ocupan de los refugiados y la migración, la cooperación al desarrollo y la asistencia en caso de catástrofe.

Instrumentos de planificación interna

En 2002 se actualizaron y precisaron los instrumentos de planificación de la Oficina, tales como la evaluación global de las necesidades (clasificación de los países según sus necesidades humanitarias para concentrar la acción en los que tienen las necesidades más urgentes). Se preparó un documento sobre la «estrategia de entrada» que define criterios objetivos que justifican la intervención de ECHO en caso de catástrofe. En el contexto de la política VSRD, ECHO definió una metodología destinada a medir los progresos del paso de la ayuda humanitaria a la ayuda al desarrollo.

En 2002, ECHO prosiguió su reforma interna. La Oficina descentralizó parcialmente sus circuitos financieros y reforzó los sistemas de control con el fin de mejorar la evaluación de los riesgos vinculados con los proyectos humanitarios y de hacer un mejor seguimiento. Asimismo, se inició una reorganización destinada a aumentar la eficacia de la Oficina.

4) MEDIDAS DE APLICACIÓN

5) TRABAJOS POSTERIORES

Última modificación: 31.05.2006
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba