RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Informe anual ECHO 2008

El informe de 2008 de la Dirección General de Ayuda Humanitaria (ECHO) refleja las numerosas crisis causadas por el hombre o los desastres naturales ocurridos en terceros países. La capacidad de respuesta rápida y la importancia del presupuesto asignado a las operaciones humanitarias demuestran el papel estratégico de la Unión Europea (UE) a escala mundial.

ACTO

Informe de la Comisión de 1 de julio de 2009 Dirección General de Ayuda Humanitaria (ECHO) – Informe anual 2008 [COM(2009) 290 final - No publicado en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

En 2008, el presupuesto de la Dirección General de Ayuda Humanitaria (ECHO) aumentó hasta 937 millones de euros para hacer frente al incremento del número de desastres naturales y a la fuerte subida de los precios alimenticios. El presupuesto para la ayuda alimentaria de urgencia se duplicó para que la ayuda llegase a más de 25 millones de personas.

Principales operaciones

Durante 2008, las crisis causadas por el hombre afectaron a numerosas regiones del mundo. Algunos ejemplos fueron Osetia del Sur, como consecuencia del conflicto entre Georgia y la Federación Rusa; Kenia, que se vio afectada por una gran agitación política que condujo al desplazamiento de más de 500 000 personas; Filipinas, donde el fracaso de la firma de un acuerdo de paz entre el Frente Moro de Liberación Islámica y el Gobierno dio lugar al desplazamiento de más de 550 000 personas; o Yemen y Sri Lanka, que sufrieron conflictos internos.

Algunas situaciones humanitarias agravadas requirieron una gestión especial por su carácter urgente o complejo, o por su procedencia de años anteriores. Tal fue el caso de Sudán y la República Democrática del Congo.

La estrategia de la Comisión también continúa centrándose en las crisis humanitarias olvidadas (situaciones donde las necesidades humanitarias importantes reciben poca atención por parte de los donantes y de los medios de comunicación).

La Comisión ha constatado un aumento de la frecuencia y la gravedad de los desastres naturales.Durante 2008, llevó a cabo operaciones de ayuda en varias regiones del mundo, dirigidas en algunos casos a poblaciones que ya se habían visto afectadas por otras crisis. Concretamente, se produjeron ciclones, huracanes y tifones en la región del Caribe, Madagascar, Birmania/Myanmar, Laos y Vietnam.El Cuerno de África, el África Subsahariana, la República de Moldavia, Paraguay, Honduras y los Territorios Palestinos sufrieron sequías, mientras que Perú y Bolivia padecieron períodos de frío extremo.En China se produjeron terremotos, y Benín, América Latina y el Caribe sufrieron epidemias. Además, las inundaciones afectaron a América Latina, Bangladesh, Nepal, Namibia, India y Yemen.

La estrategia de la UE para la reducción del riesgo de desastres en los países en desarrollo, canalizada a través de los programas DIPECHO, tiene como objetivo hacer a las comunidades más conscientes de los riesgos a que se enfrentan y aumentar su resistencia.

A pesar de que la acción de ECHO se desarrolla a corto plazo, la Comisión fomenta la vinculación entre ayuda, rehabilitación y desarrollo (VARD). De este modo, se facilita que las poblaciones afectadas por las crisis vuelvan a ser autosuficientes rápidamente.

Eficacia de la ayuda

La acción de ECHO contribuye a la definición de una política humanitaria lo más adaptada posible a las situaciones de vulnerabilidad. Su objetivo radica en garantizar la eficacia y la calidad de la ayuda proporcionada. Para ello, la Comisión recomienda:

  • desarrollar la seguridad del personal que participa en el suministro de la ayuda;
  • reforzar las capacidades de sus socios;
  • fortalecer la capacidad de respuesta rápida mediante la organización de equipos multisectoriales;
  • ampliar las estrategias de comunicación e información;
  • respaldar la formación del personal que participa en el suministro de la ayuda, sobre todo a través de la Red de Asistencia Humanitaria (NOHA).

En 2008, estas operaciones de ayuda humanitaria se ejecutaron por medio de agencias de las Naciones Unidas (46%), ONG (44%) y organizaciones internacionales (10%).

Última modificación: 23.10.2009
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba