RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 11 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Los derechos humanos en las relaciones con el Mediterráneo

La Comisión formula recomendaciones para conseguir un entorno democrático estable y el respeto total de los derechos humanos en los países de la región mediterránea socios de la Unión Europea (UE).

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo - Un nuevo impulso a las iniciativas de la UE en el ámbito de los derechos humanos y la democratización, en colaboración con los socios mediterráneos - Orientaciones estratégicas [COM (2003) 294 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La Comisión Europea formula en la presente Comunicación diez recomendaciones para mejorar el diálogo político y la cooperación financiera, en lo referente a los derechos humanos, entre la Unión y sus socios de la región mediterránea (Argelia , Egipto, Israel, Jordania, Líbano, Marruecos, Siria, Túnez y la Autoridad Palestina). La aplicación de las recomendaciones se verá respaldada por tres niveles complementarios:

Diez recomendaciones

La Unión debe velar por incluir sistemáticamente las cuestiones de derechos humanos y democratización en todos los diálogos institucionales bilaterales con los países socios mediterráneos. Debe estudiarse la posibilidad de crear grupos técnicos (por debajo del nivel político) sobre derechos humanos. Sería conveniente incrementar la cooperación en ámbitos tales como las reformas jurídicas, los marcos normativos aplicados a la sociedad civil y a las organizaciones no gubernamentales (ONG), la libertad de expresión y asociación y los derechos de la mujer.

La Unión debe incrementar los conocimientos y la documentación disponible sobre las cuestiones clave vinculadas a los derechos humanos en cada país mediterráneo, lo que ayudará a lograr un diálogo regular y profundo con los países de la región. El análisis de la situación de cada país socio deberá basarse en métodos normalizados y hacerse con datos actualizados regularmente.

La Comisión Europea debe reforzar la cooperación entre sus delegaciones y las embajadas de sus Estados miembros en los países mediterráneos. En el marco del programa MEDA y de la IEDDH, los expertos analizarán las cuestiones de los derechos humanos. El cumplimiento de las resoluciones de las Naciones Unidas sobre los derechos humanos constituye otro de los objetivos de esta cooperación reforzada.

Deben organizarse talleres sobre derechos humanos con la sociedad civil de la región mediterránea y las autoridades nacionales de estos países. Estos talleres mantendrán a la Unión más al corriente de las situaciones locales, y así podrá tenerlas en cuenta al definir los proyectos y la aplicación de la IEDDH. Podrán también ayudar a promover en las poblaciones locales la política de la UE en los ámbitos de los derechos humanos, la democratización y Estado el de Derecho. Además, por medio de estos talleres, la sociedad civil mediterránea podrá mejorar la coordinación y planificación de sus actuaciones.

Los planes de acción nacionales sobre derechos humanos (elaborados en el marco de MEDA) tienen que tener en cuenta la situación de cada país, en particular la legislación sobre derechos humanos. Los planes nacionales tienen también que fijar los objetivos y la asistencia financiera y técnica necesaria. Con ellos se fomentará la adhesión de los socios mediterráneos a los tratados internacionales de derechos humanos y la cooperación del Estado con la sociedad civil.

Deberían establecerse planes de acción regionales sobre derechos humanos cada vez que al menos dos países socios quieran profundizar su cooperación en este ámbito. Estos planes podrían concentrarse, por ejemplo, en los derechos de la mujer o en la cooperación en el ámbito de la justicia. Con ellos se reforzarían los contactos con organizaciones regionales, tales como la Liga Árabe.

A partir de 2005, las cuestiones de los derechos humanos y la democracia habrán de tenerse más en cuenta en los Programas Indicativos Nacionales y en los documentos estratégicos sobre los países en el marco del programa MEDA. Se destinarán fondos suplementarios para la consecución de este objetivo.

A partir de 2005, los derechos humanos, la democracia y la participación de la sociedad civil tendrán que estar más integradas en el Programa Indicativo Regional y en la estrategia regional establecidos en el marco de MEDA.

Debe revisarse el papel de la IEDDH en el Mediterráneo para reforzar las capacidades de la sociedad civil de la región en materia de libertad de asociación y expresión, de defensa de los derechos de grupos específicos, de buena gobernanza y de lucha contra la corrupción. Asimismo, debe reforzarse la complementariedad entre el programa MEDA y la IEDDH.

Las sinergias entre los instrumentos de observación y asistencia electorales existentes (diálogo político, MEDA, IEDDH) deben explotarse para mejorar los marcos electorales de los diferentes países de la región.

Situación de los derechos humanos en el Mediterráneo

La presente Comunicación resume el informe 2002 del Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) sobre el desarrollo humano en el mundo árabe. Las conclusiones principales son que:

  • los déficit de gobernanza de la zona (en materia de libertades, acceso de las mujeres a responsabilidades y a conocimientos) obstaculizan el desarrollo completo de la democracia y la promoción de los derechos humanos;
  • la discriminación de la mujer obstaculiza el desarrollo socioeconómico;
  • el poder judicial no tiene suficiente independencia;
  • las ONG no tienen poder en los asuntos públicos y no participan en las redes internacionales de la sociedad civil;
  • el acceso a la educación no es igualitario ni está adaptado a las necesidades de la economía moderna;
  • el autoritarismo y la mala situación socioeconómica favorecen los movimientos extremistas.

Aunque la mayoría de los países de la zona sean signatarios de los instrumentos internacionales más importantes en el ámbito de los derechos humanos , en la práctica la situación es muy diferente porque no respetan estas normas internacionales.

Contexto : acción de la Unión en la región mediterránea

La Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo - El papel de la Unión Europea en el fomento de los derechos humanos y la democratización en terceros países establece la estrategia sobre derechos humanos en el marco de las relaciones exteriores de la Unión. La asociación euromediterránea, celebrada entre la Unión y los países de la región, tiene por objetivo establecer una zona de paz y estabilidad en la región fundamentada en los derechos humanos y la democracia. El plan de acción surgido de la Conferencia de Valencia ha confirmado el compromiso con los derechos humanos, la democracia y el Estado de Derecho en la zona. Los acuerdos de asociación celebrados (o en fase de negociación) entre la Unión y los países mediterráneos incluyen el diálogo político sobre las cuestiones relativas a los derechos humanos y a la democracia. Los instrumentos operativos de cooperación de la Unión con el Mediterráneo en el ámbito de los derechos humanos son el programa MEDA, en vigor desde 1996, y la IEDDH, creada en 1994.

ACTOS CONEXOS

Informe final sobre la Asociación estratégica de la UE con el Mediterráneo y Oriente Próximo, aprobado por el Consejo Europeo de junio de 2004 (EN ) (pdf).

Última modificación: 09.07.2007
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba