RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 11 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Informe anual 2006 sobre derechos humanos

Archivos

Este octavo informe anual de la Unión Europea sobre derechos humanos abarca el período de julio de 2005 a junio de 2006 y presenta un panorama de las actividades relativas a derechos humanos realizadas por la UE con respecto a terceros países, las acciones a nivel multilateral y otros temas importantes. Como en años anteriores, el informe hace hincapié en las relaciones exteriores y en la situación dentro de las fronteras de la UE.

ACTO

Informe anual de la Unión Europea sobre derechos humanos - 2006, Coreper / Consejo de la Unión Europea, 12 de octubre de 2006.

SÍNTESIS

Una parte de este informe presenta las actividades del Parlamento Europeo relativas a derechos humanos. Por lo que se refiere a las audiencias en este ámbito, se hizo hincapié en Israel y Egipto; la zona Euromed diez años después de la Declaración de Barcelona; el Sudeste asiático; Nepal; los asesinatos de mujeres en México y Guatemala; las orientaciones de la UE con respecto a la tortura y otros castigos o tratos crueles, inhumanos o degradantes; Etiopía un año después de las elecciones; y distintos diálogos en materia de derechos humanos de la UE con terceros países. En diciembre de 2005, el Parlamento concedió su premio anual dedicado a los derechos humanos, el Premio Sajarov a la libertad de conciencia, conjuntamente a las Damas de Blanco, por su actividad en favor de los prisioneros políticos en Cuba, a Hauwa Ibrahim, por su trabajo como abogado defensor de mujeres y niños acusados en virtud de la ley islámica en Nigeria, y a Reporteros sin Fronteras, como reconocimiento a su combate por la libertad de prensa en el mundo.

El informe se considera como un instrumento útil para evaluar la eficacia de las políticas de la UE en materia de derechos humanos y como un medio de promover la transparencia y la cooperación con las organizaciones sociales.

En el período considerado se concedió prioridad a las distintas herramientas de que dispone la UE para promover los derechos humanos y la democracia, especialmente la integración de la dimensión de los derechos humanos en el conjunto de las políticas y acciones y los aspectos relativos a los derechos humanos que implican cuestiones temáticas importantes, como las actividades de gestión de crisis de la UE.

Se ejecutaron iniciativas destinadas a promover el diálogo intercultural en el marco de la lucha contra el terrorismo y el extremismo. La UE reafirmó su compromiso contra la pena de muerte examinando casos particulares en que no se cumplen las normas mínimas del Derecho internacional e interesándose por los países cuya política con respecto a la pena capital está cambiando. La UE se congratuló porque durante este período Liberia, México y Filipinas suprimieron la pena de muerte, y porque 45 de los 46 Estados miembros del Consejo de Europa han ratificado el protocolo n° 6 al Convenio Europeo de Derechos Humanos relativo a la abolición de la pena de muerte.

Con el fin de cooperar para la abolición universal de la tortura y otros castigos o tratos crueles, inhumanos o degradantes, la UE se puso en contacto con diversos países para invitarles a adherirse a la Convención de la ONU contra la tortura (EN) (FR) y a cooperar con los mecanismos existentes en la materia. Se congratuló especialmente por la entrada en vigor, el 22 de junio de 2006, del protocolo facultativo relativo a la Convención contra la tortura, que establece un sistema complementario de mecanismos de visitas nacionales e internacionales con el fin de examinar los lugares de detención. El 27 de junio de 2005, la UE adoptó un Reglamento sobre el comercio de determinados productos que pueden utilizarse para aplicar la pena de muerte o infligir tortura, que prohíbe la exportación e importación de bienes cuya única utilización práctica sea aplicar la pena capital, la tortura y otros castigos o tratos crueles, inhumanos y degradantes.

En el plano interior, se definió un enfoque general para la defensa y protección activa de los derechos del niño en la Comunicación de la Comisión, de 4 de julio de 2006, relativa a una Estrategia europea sobre los derechos de la infancia. A nivel internacional, la UE se centró en varios países prioritarios donde se precisan mayores esfuerzos por lo que se refiere a la participación de niños en conflictos armados, y destacó que es indispensable reforzar su capacidad para hacer frente a este problema en el marco de las operaciones de la PESD (Política Europea de Seguridad y Defensa). Por lo que se refiere a los defensores de los derechos humanos, la Unión lanzó campañas mundiales sobre la libertad de expresión y las mujeres defensoras de los derechos humanos.

Determinada a luchar contra la impunidad y a trabajar en pro de la prevención de delitos de ámbito internacional, la UE apoya la participación universal en el estatuto del Tribunal Penal Internacional. A lo largo del período cubierto por el informe, efectuó gestiones ante terceros países con el fin de invitarles a ratificar y aplicar el Estatuto de Roma. En 2005 y 2006, la Comisión Europea negoció la inclusión de cláusulas relativas al Tribunal en los planes de acción establecidos en el marco de la Política Europea de Vecindad (PEV) con Jordania, Moldavia y Ucrania. Entre los acontecimientos destacados debe citarse la ejecución de las primeras órdenes de detención emitidas por el Tribunal, en octubre de 2005, y la detención de Thomas Lubanga, acusado de crímenes de guerra, que fue entregado por la República Democrática del Congo.

Las gestiones y declaraciones son un medio de difundir las preocupaciones de la Unión con respecto a los derechos humanos. También se las utiliza para transmitir un mensaje positivo. Durante este período, la UE ha saludado una serie de evoluciones positivas como, por ejemplo, las elecciones en Afganistán, la participación de las mujeres (18 de septiembre de 2005), la adopción de la resolución por la que se crea el Consejo de derechos humanos (16 de marzo de 2006), la abolición de la pena de muerte en Filipinas (26 de junio de 2006) o la prórroga del mandato de la oficina del Alto Comisionado de la ONU para los derechos humanos en Colombia (26 de junio de 2006).

Prosiguió el diálogo con China en materia de derechos humanos (las preocupaciones principales se refieren a la persistencia de la tortura, la aplicación de la pena de muerte, la violación de la libertad de expresión, sobre todo mediante Internet, y el respeto de los derechos de las minorías, especialmente en el Tíbet y en Xinchiang), con Irán y con algunos países del grupo ACP.

A nivel internacional, el año 2006 abrió una nueva era de actividad de la ONU en materia de derechos humanos con la creación, el 26 de marzo, del Consejo de derechos humanos. Durante las negociaciones, la UE abogó por su creación para conferir a los derechos humanos el papel esencial previsto por la Carta de las Naciones Unidas. La UE obtuvo también algunos notables éxitos en el 60º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU, durante la cual la UE presentó seis resoluciones relativas a distintos países, de las cuales cinco fueron adoptadas (Myanmar, República Democrática del Congo, República Democrática y Popular de Corea, Uzbekistán y Turkmenistán).

La UE coopera activamente con el Consejo de Europa en el marco de proyectos comunes específicos para estos países, financiados por la Iniciativa Europea para la Democracia y los Derechos humanos (IEDDH). También existen programas comunes temáticos y multilaterales relativos, por ejemplo, a minorías nacionales, como los rom, o a la lucha contra la delincuencia organizada y la corrupción. Además, en el consejo permanente de la Organización de Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), la UE planteó cuestiones relativas a violaciones de los derechos humanos en Bielorrusia, Turkmenistán y Uzbekistán, la pena de muerte en Estados Unidos, las elecciones en Kirguizistán, Azerbaiyán y Kazajstán, así como la aprobación de la ley rusa sobre organizaciones sin ánimo de lucro.

Por lo que se refiere a las cuestiones orientadas a determinados países, el período 2005-2006 se caracterizó, entre otras cosas, por la prosecución del trabajo de la UE con respecto a la situación de los derechos humanos en la región mediterránea. Rumanía y Bulgaria progresaron considerablemente en este ámbito, aunque siguen planteándose preocupaciones, especialmente en materia de lucha contra la corrupción. Por lo que se refiere a la Autoridad Palestina, en 2005 el principal reto fue la retirada de Israel de Gaza y de varias partes del norte de Cisjordania; las confrontaciones internas provocaron también numerosas víctimas y se saldaron con la incapacidad de la Autoridad Palestina para restablecer el Estado de Derecho en los territorios palestinos. Como cada semestre, se evacuaron consultas sobre derechos humanos entre la UE y Rusia, donde la situación sigue siendo preocupante (especialmente Chechenia, la situación de las ONG y la libertad de los medios de comunicación). Por último, por lo que se refiere a África, en 2005 se adoptó una posición común sobre la prevención, gestión y resolución de conflictos, y se adoptó la estrategia de la UE para África.

 
Última modificación: 21.12.2006
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba