RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 9 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Corte Penal Internacional

La consolidación del Estado de Derecho, el respeto de los derechos humanos, el mantenimiento de la paz y el refuerzo de la seguridad internacional constituyen valores esenciales para la Unión Europea (UE). Por ello, se ha comprometido firmemente a cooperar con la Corte Penal Internacional (CPI) para acabar con la impunidad de los autores de los crímenes más graves que conciernen a la comunidad internacional.

ACTO

Decisión 2011/168/PESC del Consejo, de 21 de marzo de 2011, relativa a la Corte Penal Internacional y por la que se deroga la Posición Común 2003/444/PESC.

SÍNTESIS

Esta Decisión del Consejo pretende impulsar el apoyo universal al Estatuto la Corte Penal Internacional (EN) (FR) así como garantizar su integridad, su independencia y su correcto funcionamiento. La Unión Europea (UE) pretende favorecer la cooperación con la CPI y apoyar la aplicación del principio de complementariedad. Según este principio, la Corte solo emprende acciones si los Estados no tienen la voluntad o la capacidad de hacerlo.

La CPI es una organización internacional independiente cuya sede se encuentra en La Haya (Países Bajos). Se encarga de juzgar a los responsables de genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra. La CPI está regulada por un Tratado, el Estatuto de Roma, que entró en vigor el 1 de julio de 2002 y que fue ratificado por todos los Estados miembros de la UE.

Impulsar el apoyo universal

La Unión y sus Estados miembros se comprometen a aumentar la participación en el Estatuto de Roma. Pueden potenciar este proceso en el marco de negociaciones y de diálogos políticos con terceros países u organizaciones regionales. Además, pueden adoptar iniciativas para promover los valores, los principios y las disposiciones del Estatuto. Para lograr su objetivo, la UE y sus Estados miembros deben cooperar con otros Estados, instituciones internacionales y determinadas organizaciones no gubernamentales.

Los Estados miembros comparten con los países interesados su experiencia sobre la aplicación del Estatuto de Roma. Al igual que la UE, pueden proporcionar ayuda técnica o financiera a dichos países. La ayuda aportada debe facilitar la participación en el Estatuto y su aplicación.

Garantizar la independencia

Para garantizar la independencia de la CPI, la Unión y sus Estados miembros:

  • animan a los Estados miembros a pagar su contribución al presupuesto de la Corte;
  • respaldan el desarrollo de la formación y de la asistencia de los jueces, fiscales, funcionarios y abogados en los trabajos relacionados con la CPI;
  • promueven la adhesión y ratificación del acuerdo sobre privilegios e inmunidades de la Corte.

Garantizar el funcionamiento efectivo

La Unión y los Estados miembros pueden celebrar acuerdos y arreglos ad hoc que permitan el funcionamiento efectivo de la CPI.

Varios países que forman parte del Estatuto de Roma han celebrado acuerdos bilaterales con Estados Unidos que garantizan la no transferencia de ciudadanos americanos ante la Corte. El Consejo recuerda sus conclusiones de 30 de septiembre de 2002 que establecen principios rectores para guiar a los Estados miembros que pretenden firmar tales acuerdos:

  • los acuerdos internacionales existentes entre un Estado parte de la Corte y Estados Unidos deben ser tomados en cuenta;
  • bajo su forma actual, tales acuerdos son contrarios a las obligaciones de los países miembros de la Corte;
  • los acuerdos adoptados deben garantizar que los responsables de un crimen que entra dentro del ámbito de la competencia de la Corte no queden impunes;
  • los acuerdos relativos a la nacionalidad de las personas que no deben volver a presentarse deben afectar exclusivamente a los ciudadanos de los países que no participan en la Corte;
  • las inmunidades de Estado o diplomáticas deben respetarse;
  • los acuerdos solo deben ir dirigidos a las personas presentes en un Estado debido a que han sido enviadas allí por su país de origen;
  • los acuerdos pueden limitarse en el tiempo;
  • los acuerdos deben ser ratificados según los procedimientos constitucionales de cada Estado miembro.

Asimismo, el Consejo propone desarrollar un diálogo político profundo con Estados Unidos basado fundamentalmente en:

  • el posible retorno de Estados Unidos al proceso de la Corte;
  • el establecimiento de una cooperación entre Estados Unidos y la Corte en casos concretos;
  • la aplicación de las derogaciones de la Ley americana sobre la protección de los miembros de los servicios de Estados Unidos (Ley ASPA).

Contexto

En febrero de 2004, el Consejo adoptó un Plan de Acción que define el marco de las actividades de la Unión orientadas a apoyar a la Corte Penal Internacional. Actualmente en revisión, incluye tres ejes: la coordinación de las actividades de la Unión, la universalidad y la integridad del Estatuto de Roma, la independencia y el correcto funcionamiento de la Corte.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial

Decisión 2011/168/PESC

21.3.2011

-

DO L 76, 22.3.2011

ACTOS CONEXOS

Acuerdo sobre cooperación y asistencia entre la Corte Penal Internacional y la Unión Europea [Diario Oficial L 115 de 28.4.2006].
Dicho acuerdo establece las modalidades de cooperación y asistencia entre la Corte Penal Internacional y la Unión Europea mediante, entre otros, la consulta sobre cuestiones de interés mutuo y el intercambio regular de información y de documentos de interés mutuo.

Última modificación: 07.06.2011
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba