RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Respeto y promoción de los valores de la Unión

La Comisión Europea sugiere delimitar un marco de análisis de las condiciones de aplicación del artículo 7 del Tratado de la Unión Europea (UE). La comunicación adoptada a tal efecto tiene por objeto aclarar los casos de posible aplicación de los mecanismos de prevención y sanción que pueden desencadenarse en caso de violación - o de riesgo de violación - de los valores comunes de la Unión. Se recoge también una lista de medidas que podrían adoptarse para una acción preventiva.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo, de 15 de octubre de 2003, sobre el artículo 7 del Tratado de la Unión Europea. Respeto y promoción de los valores en los que está basada la Unión [COM(2003) 606 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

El respeto de la dignidad humana y de los derechos humanos, la libertad, la democracia, la igualdad y el Estado de derecho son valores comunes, recogidos por el artículo 2 del Tratado de la Unión Europea, sobre los que se basa la Unión Europea (UE).

El respeto de estos principios es una condición necesaria para pertenecer a la UE, y el artículo 7 del Tratado de la Unión Europea (TUE), así como el artículo 354 del Tratado de Funcionamiento de la UE (TFUE), otorgan a las instituciones los medios necesarios para garantizar el respeto de dichos valores por parte de todos los Estados miembros. El artículo 7 del TUE aplica así un mecanismo de prevención, en caso de riesgo de violación de estos valores comunes por parte de un Estado miembro, y un mecanismo de sanción en caso de violación de dichos valores.

Condiciones de aplicación

La aplicación del artículo 7 del TUE conlleva ciertas condiciones:

  • un «riesgo claro de violación grave» de los valores del artículo 2, para el mecanismo de prevención. Se trata de una simple potencialidad que, sin embargo, excluye riesgos todavía muy posibles. Esta hipótesis otorga a las instituciones los medios necesarios para alertar al Estado miembro afectado antes de la materialización del riesgo;
  • una «violación grave y persistente» de los valores del artículo 2, para el mecanismo de sanción. En este caso se trata de una materialización del riesgo. Esta violación debe durar en el tiempo.

En los dos casos, la violación debe ser grave. Para determinar la gravedad de la violación, habrá que tener en cuenta el objeto de la violación (la población contemplada, por ejemplo) y su resultado (la violación de un solo valor común basta para activar el mecanismo, aunque la violación de varios valores podría indicar una violación grave).

El artículo 7 TUE no es apto para aplicarlo a casos individuales de violación, que son de la competencia de las jurisdicciones nacionales, europeas e internacionales, sino para las violaciones que alcancen la dimensión de un problema sistemático.

Aplicación

El artículo 7 del TUE otorga al Consejo y al Consejo Europeo la libertad de valorar la constatación de una violación o de un riesgo de violación de los derechos fundamentales. El Consejo tiene además la posibilidad, sin que esté obligado a ello, de aplicar sanciones. Los poderes del Consejo y del Consejo Europeo se someten al control democrático del Parlamento Europeo, que debe aprobar sus decisiones. El control del Tribunal de Justicia sólo se refiere en cambio al procedimiento.

Prevención

El informe anual del Parlamento Europeo sobre la situación de los derechos fundamentales en la UE ya permite la elaboración de un diagnóstico preciso para los países de la UE. Otras fuentes están disponibles (organizaciones no gubernamentales, tribunales regionales e internacionales, organizaciones internacionales, etc.). Las denuncias individuales dirigidas a la Comisión y al Parlamento son también fuentes de información sobre las preocupaciones de los ciudadanos en materia de derechos fundamentales.

La Comisión insiste en el papel de la red de expertos independientes en materia de derechos fundamentales y en su informe anual. La red se incorporó a la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea creada en 2007, que presenta todos los años un informe sobre la situación de los derechos fundamentales en la UE.

Por otra parte, la Comisión establecerá en adelante, cada año, un informe anual sobre la aplicación de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea. El primer informe se fijó para el año 2010. Este seguimiento debería permitir detectar las situaciones que pueden producir violaciones de los derechos fundamentales a tenor del artículo 7 del TUE.

En caso de que la Comisión tuviese que proponer la aplicación del artículo 7 del TUE contra un Estado miembro, establecería una concertación con las demás instituciones, en particular el Parlamento Europeo, y con el Estado miembro incriminado en todas las fases del procedimiento. Estos contactos informales permitirían analizar la situación y conocer la opinión del país incriminado.

Con vistas a un intercambio suplementario de información, la Comisión sugiere también establecer contactos con el Consejo de Europa y, en particular, con el Comisario responsable de los derechos humanos. En el mismo sentido, es necesario mantener un diálogo continuo y regular con la parte de la sociedad civil y, especialmente, con las ONG encargadas de proteger y promover los derechos fundamentales. Es a menudo gracias a acciones no comunitarias como se atrae la atención del público sobre posibles violaciones.

Por último, la Comisión considera que sería conveniente desarrollar una política de sensibilización y educación del público sobre los derechos fundamentales.

Contexto

El Tratado de Ámsterdam (1997) permite intervenir a la Unión Europea, a posteriori, cuando un Estado miembro haya violado grave y persistentemente los valores comunes. El Tratado de Niza (2001) añadió un mecanismo preventivo en caso de riesgo claro de violación grave. Por tanto, el Tratado de Lisboa (2007) ha introducido algunas modificaciones en el procedimiento.

ACTOS CONEXOS

Informe de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social y al Comité de las Regiones, de 30 de marzo de 2011 – Informe 2010 sobre la Aplicación de la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE [COM(2011) 160 final – no publicado en el Diario Oficial].

Última modificación: 25.10.2011
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba