RSS
Índice alfabético

Glosario

Redes transeuropeas (RTE)

Las redes transeuropeas tienen la finalidad de unir las regiones europeas y las redes nacionales mediante una infraestructura moderna y eficaz. Son indispensables para el buen funcionamiento del mercado único, pues garantizan la libre circulación de mercancías, personas y servicios.

El título XVI del Tratado de Funcionamiento de la UE constituye la base jurídica de las redes transeuropeas (RTE). Las RTE están presentes en tres sectores de actividad:

  • Las RTE-Transporte (RTE-T) abarcan el transporte por carretera y combinado, las vías navegables y los puertos marítimos, además de la red europea de trenes de alta velocidad. También forman parte de esta categoría los sistemas inteligentes de gestión del transporte, así como Galileo, el sistema europeo de radionavegación por satélite.
  • Las RTE-Energía (RTE-E) cubren los sectores de la electricidad y el gas natural. Persiguen la creación de un mercado único de la energía y facilitan la seguridad del abastecimiento.
  • Las RTE-Telecomunicaciones (eTEN en sus siglas inglesas) tienen por objetivo el lanzamiento de servicios electrónicos basados en las redes de telecomunicaciones. Estos servicios, muy centrados en los servicios públicos, forman parte esencial de la iniciativa «eEurope: Una sociedad de la información para todos».

A la línea presupuestaria de las RTE se añaden las contribuciones del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), del Fondo de Cohesión, del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y del Fondo Europeo de Inversiones (FEI).

Ya en 1986, el Acta Única subrayó la relación entre el buen funcionamiento del mercado único y el objetivo de la cohesión económica, social y territorial. Desde entonces, la interconexión y la interoperabilidad de las redes nacionales de infraestructuras se han convertido en factores clave para una ordenación territorial coherente.

Actualmente, la ampliación a los países de Europa Central y Oriental refuerza la importancia de las RTE al extender su cobertura a todo el continente europeo. Además, su conexión eficaz con las redes de terceros países situados más al este (Rusia y países de la CEI) y más al sur (países de la Cuenca Mediterránea) representa un factor de equilibrio y desarrollo económico.

Véanse:

Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba