RSS
Índice alfabético

Glosario

Telecomunicaciones o comunicaciones electrónicas

En la perspectiva de la realización del mercado interior, a finales de los años ochenta la Comunidad Europea calificó la liberalización de las telecomunicaciones de prioridad europea. Ésta se inició en 1988 con la apertura a la competencia de los mercados de terminales de telecomunicaciones y posteriormente, en 1990, con la liberalización de los servicios de telecomunicaciones, con excepción de la telefonía vocal.

En 1993, el Consejo de Ministros estableció el 1 de enero de 1998 como fecha límite para la liberalización completa de los servicios de telefonía vocal.

Mientras tanto, en 1994 el proceso de liberalización se extendió a las comunicaciones y los servicios de transmisión por satélite y posteriormente, en 1996, a las redes de televisión por cable y a las comunicaciones móviles. Paralelamente, a partir de 1990 se estableció una red abierta de telecomunicaciones en cuanto a infraestructuras y servicios (ONP). La aprobación de normas comunes permitió la armonización de las condiciones de acceso de nuevos operadores al mercado.

A partir de 1994, en el contexto del desarrollo de la «sociedad de la información», la liberalización general de las estructuras de telecomunicaciones se presentó como un factor de desarrollo del sector de los multimedios. Se adoptaron distintas iniciativas destinadas a armonizar las normas sobre comunicaciones móviles (norma europea única GSM) y por satélite, así como la Red Digital de Servicios Integrados (RDSI).

El 1 de enero de 1998, la liberalización completa del mercado de las telecomunicaciones era una realidad.

Para acompañar la apertura del sector a la competencia, en 1999 la Comisión Europea lanzó un vasto proyecto de reformulación del marco reglamentario europeo de las telecomunicaciones. El objetivo general consistía en mejorar el acceso a la sociedad de la información, estableciendo un equilibrio entre la regulación del sector y las normas de competencia europea. Ese marco reglamentario para las telecomunicaciones electrónicas consta de cinco Directivas de armonización relativas, en particular, a las Directivas marco, el acceso y la interconexión, la autorización, el servicio universal y la protección de la vida privada. A esto se añaden la Decisión de 2002 sobre la política relativa al espectro radioeléctrico y el Reglamento de 2002 relativo al acceso al bucle local.
La Comisión está trabajando actualmente en la revisión de ese marco reglamentario a fin de tener en cuenta los cambios tecnológicos del mercado y responder a las necesidades del sector en los próximos diez años.

Véase:

Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba