RSS
Índice alfabético

Glosario

No discriminación (Principio de)

El principio de no discriminación tiene por objeto garantizar la igualdad de trato entre los individuos cualquiera que sea su nacionalidad, sexo, raza u origen étnico, su religión o sus convicciones, discapacidad, edad u orientación sexual. El Tratado de Lisboa convierte este principio en un objetivo de la Unión Europea (UE). Prevé una cláusula horizontal encaminada a integrar la lucha contra las discriminaciones en el conjunto de las políticas y las acciones de la Unión (artículo 10 del Tratado de Funcionamiento de la UE).

Asimismo, la UE puede aprobar normas para prohibir las discriminaciones ligadas a la nacionalidad, en virtud de lo dispuesto en el artículo 18 del Tratado de Funcionamiento de la UE.

Existe, además, un procedimiento legislativo especial dedicado a la lucha contra las discriminaciones. El Consejo puede, por tanto, adoptar todas las medidas necesarias, por unanimidad y previa aprobación del Parlamento Europeo.

En el marco del procedimiento legislativo ordinario, las instituciones europeas pueden adoptar principios de base encaminados a orientar la acción de los Estados miembros para combatir las discriminaciones.

Los ciudadanos europeos pueden ejercer su derecho de recurso judicial ante una discriminación directa o indirecta, esto es, en caso de trato diferente en una situación comparable o debido a una desventaja no justificada por un objetivo legítimo y proporcionado.

Véanse:

Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba