RSS
Índice alfabético

Glosario

Vecindad (Política de)

La política europea de vecindad (PEV) tiene por objeto establecer relaciones privilegiadas con los países vecinos de Europa del Este, del Sur del Mediterráneo y del Cáucaso meridional que no tienen perspectivas de adhesión. Desarrollada a partir de 2003 para compartir con los países vecinos los beneficios de la ampliación y evitar la aparición de nuevas divisiones, la PEV se inscribe en el marco de la estrategia europea de seguridad.

La PEV se concentra en el fomento de la democracia, las libertades, la prosperidad, la seguridad y la estabilidad, más allá de las relaciones ya establecidas con cada país vecino. No obstante, el establecimiento de estas relaciones privilegiadas está supeditado al interés mutuo por el respeto de valores comunes, es decir la democracia, el Estado de Derecho, los derechos humanos, la buena gobernanza, los principios de una economía de mercado y el desarrollo sostenible.

La PEV se aplica por medio de planes de acción bilaterales basados en las necesidades del país vecino en cuestión, así como en los intereses recíprocos de este último y la Unión. Estos planes de acción establecen una agenda de trabajo para un período de tres a cinco años, que abarca las reformas políticas y económicas, la aproximación de las legislaciones a la legislación comunitaria, la participación en algunos programas comunitarios y el desarrollo o el refuerzo de la cooperación y el diálogo.

Los acuerdos bilaterales preexistentes a la PEV sirven de marco de aplicación de la misma. Los países vecinos se benefician también de una asistencia financiera y técnica, principalmente a través del Instrumento Europeo de Vecindad y Asociación (ENPI) para el período 2007-2013, que sustituye a los programas TACIS y MEDA aplicados de 2000 a 2006.

Véase:

Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba