RSS
Índice alfabético

Glosario

Compromiso de Luxemburgo

El Compromiso de Luxemburgo, firmado el 30 de enero de 1966, contempla que «cuando, en caso de decisiones que puedan adoptarse por mayoría a propuesta de la Comisión, estén en juego intereses muy importantes de una o más partes, los miembros del Consejo se esforzarán, dentro de un plazo razonable, por alcanzar soluciones que puedan ser adoptadas por todos los miembros del Consejo pero respetando sus intereses mutuos y los de la Comunidad».

Con dicho compromiso se puso fin a la crisis que enfrentaba a Francia con sus cinco socios y con la Comisión Europea a causa del paso paulatino del voto por unanimidad al voto por mayoría cualificada previsto por el Tratado de Roma a partir de 1966. Para destacar su oposición, el gobierno francés, que daba prioridad al enfoque intergubernamental, practicó la política de la «silla vacía». En otras palabras, no ocupó su puesto en el Consejo de Ministros durante siete meses a partir del 30 de junio de 1965.

No obstante, el Compromiso, que no es más que una declaración política de los ministros de Asuntos Exteriores sin posibilidad de modificar el Tratado, no ha impedido que el Consejo tomara sus decisiones de acuerdo con el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea, que prevé la mayoría cualificada en muchas materias. Además, el voto por mayoría cualificada se ha ido extendiendo progresivamente a numerosos ámbitos, hasta el punto de que ahora la mayoría cualificada se ha convertido en la regla, y la unanimidad, en la excepción. El Compromiso de Luxemburgo subsiste, aunque, en la práctica, simplemente se puede citar sin que por ello se bloquee el proceso de toma de decisiones.

Véanse:

Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba