RSS
Índice alfabético

Glosario

Política de Seguridad y Defensa Común (PSDC)

La política exterior y de seguridad común (PESC) de la Unión Europea incluye la definición progresiva de una política de defensa común que podría conducir, llegado el momento, a una defensa común. Tiene por objetivo permitir a la Unión desarrollar sus capacidades civiles y militares de gestión de crisis y de prevención de conflictos a escala internacional. De este modo contribuye al mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas. La PSDC, que no implica la creación de un ejército europeo, evoluciona de manera compatible y coordinada con la OTAN.

El Tratado de Maastricht (1992) fue el primero en contener disposiciones sobre la responsabilidad de la Unión en términos de seguridad y sobre la eventualidad de una política común de defensa. Tras la entrada en vigor del Tratado de Ámsterdam (1999), se incluyeron nuevas misiones en el Tratado de la Unión Europea (Título V), tales como las misiones de gestión de crisis o las misiones de mantenimiento de la paz. El Comité político y de seguridad (COPS), el Comité militar de la UE (CMUE) y el Estado Mayor militar de la UE (EMUE) constituyen las estructuras políticas y militares permanentes que consagran una política de defensa autónoma y operativa de la Unión. Por otra parte, el Consejo Europeo de Helsinki, celebrado en diciembre de 1999, instauró «el objetivo global», es decir, la capacidad de la Unión de poder desplegar, en el plazo de 60 días y durante al menos un año, hasta 60 000 efectivos.

El Tratado de Lisboa recuerda que la política de seguridad y de defensa común forma parte integral de la política exterior y de seguridad común. La PESD se convierte entonces en «política de seguridad y defensa común» (PSDC) y podría conducir a una defensa común si el Consejo Europeo así lo decide por unanimidad (artículo 42 del Tratado de la Unión Europea - TUE). Las decisiones relativas a la PSDC son adoptadas por unanimidad por el Consejo.

El Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad se ocupa de poner en práctica la política de seguridad y defensa común de la Unión y de coordinar los aspectos civiles y militares de las llamadas «misiones de Petersberg» (artículo 43 del TUE). Los Estados miembros pueden asociarse a la ejecución de estas misiones en el marco de cooperaciones estructuradas permanentes.

El Tratado de Lisboa refuerza la obligación de solidaridad mutua de los Estados miembros de la Unión, estableciendo:

  • una «cláusula de defensa común» que obliga a los Estados miembros a ayudar a un Estado miembro que sea objeto de una agresión armada en su territorio; y
  • una «cláusula de solidaridad» (artículo 222 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea - TFUE) que permite movilizar cualquier medio civil o militar para ayudar a un Estado miembro en caso de que sea objeto de un ataque terrorista o de una catástrofe natural o de origen humano.

Además, el Tratado de Lisboa institucionaliza la Agencia Europea de Defensa, creada en julio de 2004 por una acción común del Consejo. Esta agencia se ocupa de:

  • mejorar las capacidades de defensa de la Unión, en particular en el ámbito de la gestión de crisis;
  • reforzar las capacidades industriales y tecnológicas de la Unión en el ámbito del armamento;
  • promover la cooperación europea en el ámbito del armamento.

Véanse:

Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba