RSS
Índice alfabético

Glosario

Competitividad

Una economía competitiva es una economía que tiene un crecimiento elevado y sostenido de la productividad.

Habida cuenta de que la estrategia de Lisboa fijó como objetivo hacer de Europa la economía basada en el conocimiento más competitiva y dinámica del mundo, la competitividad se ha convertido en una de las prioridades políticas de la Unión Europea. En efecto, una industria europea competitiva es indispensable para alcanzar los objetivos económicos, sociales y medioambientales de la Comunidad, y de esa forma garantizar una mejora de la calidad de vida de los ciudadanos europeos. Los esfuerzos de competitividad de la Unión también están dirigidos a adaptar la economía europea a los cambios estructurales, a la deslocalización de actividades industriales hacia países emergentes, a la reasignación del empleo y de los recursos hacia nuevos sectores industriales y al riesgo de un proceso de desindustrialización.

La competitividad de la Unión viene determinada por el crecimiento de la productividad, de modo que depende de los resultados y del futuro de la industria europea, en particular de su capacidad de llevar a cabo ajustes estructurales. Para ser competitiva, la Unión Europea debe ser más eficaz en términos de investigación e innovación, de tecnologías de la información y la comunicación, de espíritu empresarial, de competencia, y de educación y formación.

Para apoyar la acción de la Unión Europea en materia de competitividad, es indispensable efectuar un análisis económico horizontal combinado con un minucioso estudio de los distintos sectores.

Véanse:

Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba