RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Visión inicial a largo plazo de la capacidad europea de defensa

Esta visión a largo plazo presenta puntos de vista compartidos sobre el posible estado del mundo en 2025, es decir, del contexto en el que deberán desarrollarse las operaciones de la Política Europea de Seguridad y Defensa (PESD). El informe, que tiene por finalidad servir de orientación para los planificadores del ámbito de la defensa durante los próximos veinte años, subraya qué capacidades de la PESD serán necesarias para realizar con éxito las operaciones.

ACTO

«Visión inicial a largo plazo de las capacidades y necesidades de la defensa europea» (pdf) (EN ); aprobado el 3 de octubre de 2006 por los Estados miembros del Comité de Dirección de la AED, como base razonable para las agendas a medio y largo plazo de la Agencia [no publicado en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

Este documento intenta establecer una orientación con respecto a las tendencias más relevantes y sólidas dirigida a los responsables de desarrollar las capacidades actuales y futuras de la defensa de Europa. Supone solamente una visión inicial, que deberá revisarse periódicamente.

En 2025, un mundo aún más interconectado verá a China como segunda economía mundial. Europa perderá su destacado papel económico, principalmente debido a las bajas tasas de fertilidad, al coste de las pensiones y a la creciente dependencia del resto del mundo, en especial para abastecerse de energía. Los países vecinos más próximos a Europa podrían ser problemáticos y con el aumento de la preocupación por la legalidad de las operaciones militares, los contribuyentes favorecerán el gasto en «seguridad» con respecto al dedicado a «defensa».

Desafíos para la defensa

La defensa necesitará continuar adaptándose a:

  • El papel cambiante de la fuerza
    Las fuerzas militares están cada vez más sometidas a un control constante por parte de los medios de comunicación, de modo que la interacción entre los estamentos político y militar y los medios de comunicación es continua. La guerra está pasando de la edad industrial a la era de la información en la medida en que la tecnología, el espionaje y la información se están haciendo esenciales al abordar circunstancias opacas y al luchar contra un enemigo indeterminado.
  • La revolución tecnológica
    La ciencia y la tecnología juegan un papel clave en el papel cambiante de las fuerzas militares. Los progresos continuos en microelectrónica, comunicaciones, tecnologías de la detección, ciencias biológicas, ciencias de los materiales y ciencias de la energía supondrán grandes ventajas para las fuerzas armadas modernas. El adversario hará todo lo posible para explotar nuestros propios progresos, y cada vez más la defensa necesitará basarse en los progresos de la tecnología civil.

Operaciones de la PESD

Las operaciones típicas de la PESD serán expedicionarias y multinacionales, utilizarán varios instrumentos y procurarán lograr más la «estabilidad» que la victoria. Las fuerzas armadas son sólo un componente de un planteamiento completo e integrado de las operaciones de gestión de crisis de la PESD. La información es cada vez más importante, y en este sentido el ciberespacio desempeña un papel estratégico. La «asimetría», por su parte, se aplicará no solamente a la táctica de los oponentes sino también a sus objetivos y valores.

Futura fuerza y capacidades

Las fuerzas futuras y sus capacidades deberán basarse en una planificación completa y efectiva. Cuatro características principales se plantean como problemas estratégicos clave:

  • sinergia: desarrollo de operaciones de fuerzas combinadas sobre la base de una coordinación moderna con estamentos no militares (ONG, medios de comunicación, etc.);
  • agilidad: rapidez de reacción, adaptabilidad de las fuerzas y de su capacidad de despliegue (las futuras fuerzas conjuntas necesitarán también ser ágiles a nivel operativo, táctico y estratégico);
  • selectividad: capacidad para graduar la aplicación de la fuerza eligiendo entre una amplia gama de capacidades (mediante medios cinéticos o no cinéticos) sobre la base de un análisis profundo;
  • sostenibilidad: mediante un apoyo logístico acertado y el acceso al teatro de operaciones.

Estas características de la fuerza futura y de las capacidades se traducen en el perfil de capacidad futura (anexo a la visión a largo plazo), que se divide en seis títulos de capacidad: mandar, informar, combatir, proteger, desplegar y apoyar.

Cuestiones clave

Los planificadores de la defensa necesitarán concentrarse en particular en varias cuestiones clave:

  • explotación del conocimiento (inteligencia, información y análisis);
  • interoperatividad (equipos y sistemas);
  • equilibrio de fuerzas;
  • recopilación rápida;
  • política industrial (mayor inversión y consolidación de la base industrial y tecnológica de la industria europea);
  • flexibilidad en casos imprevistos.

Contexto

En noviembre de 2005, el Comité de gestión ministerial de la Agencia Europea de Defensa (AED) pidió a la Agencia que desarrollara una visión inicial a largo plazo de las necesidades europeas de defensa para las dos próximas décadas. Dicho informe es el producto de 11 meses de estudio en el que participaron funcionarios y expertos gubernamentales, organismos de defensa y medios académicos e industriales de toda Europa, con una contribución destacada del Instituto de Estudios de Seguridad (ISS) y del Comité Militar de la UE (CMUE).

La presente ficha de síntesis se divulga a título informativo y no pretende interpretar o sustituir el documento de referencia.

Última modificación: 21.01.2007

Véase también

Para más información, consúltese la página de la Agencia Europea de Defensa (EN).

Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba