RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Controles veterinarios y zootécnicos de animales y productos de origen animal destinados a los intercambios intracomunitarios

La Directiva 90/425/CEE establece las normas relativas a los controles veterinarios y zootécnicos a efectuar en los animales vivos y los productos de origen animal destinados a los intercambios comunitarios. Esta reglamentación suprime los controles veterinarios y zootécnicos en las fronteras internas de la Unión e intensifica los que se efectúan en el lugar de partida, de tránsito y de destino.

ACTO

Directiva 90/425/CEE del Consejo, de 26 de junio de 1990, relativa a los controles veterinarios y zootécnicos aplicables en los intercambios intracomunitarios de determinados animales vivos y productos con vistas a la realización del mercado interior [Véanse los actos modificativos].

SÍNTESIS

Los animales vivos y los productos de origen animal

La presente Directiva y sus modificaciones posteriores organizan:

  • los controles veterinarios * aplicables a la circulación intracomunitaria de los animales vivos y de los productos de origen animal (esperma, óvulos y embriones) que entran en el ámbito de la legislación comunitaria (anexo A de la Directiva); y
  • los controles zootécnicos * relativos a los animales de raza que entran dentro del ámbito de la legislación europea (parte II del Anexo A de la Directiva).

La presente Directiva no se aplica a los desplazamientos de animales de compañía sin ánimo comercial acompañados de una persona física.

Controles en origen

En el Estado miembro de origen, la autoridad competente debe verificar, entre otras cosas, que los animales y productos destinados a los intercambios:

  • cumplen los requisitos de las Directivas pertinentes mencionadas en el anexo A (para los animales y productos contemplados en el anexo A) y las normas de policía sanitaria del Estado miembro de destino (para los animales y productos contemplados en el anexo B);
  • provienen de una explotación, de un centro o de un organismo sometidos a controles veterinarios oficiales regulares;
  • están identificados y registrados conforme a las exigencias de la normativa europea;
  • vienen acompañados de certificados sanitarios y otros documentos apropiados durante el transporte;
  • no proceden de explotaciones o de regiones sujetas a restricciones aplicables a estos animales o productos a causa de la presunción o existencia de ciertas enfermedades;
  • proceden de un Estado o de una región que ofrece garantías sanitarias suficientes para el Estado de destino;
  • se transportan de acuerdo con las normas de higiene específicas vigentes.

Además, en el Estado de origen, la autoridad competente procederá a efectuar controles en las explotaciones, los mercados y los centros de reagrupación con el fin de verificar que los animales vivos y los productos cumplen con las exigencias europeas, especialmente en lo que respecta a su identificación. Se prevén sanciones en caso de que el propietario o el expedidor de los animales o los productos no respeten estas normas.

Controles en destino

Pueden efectuarse controles en destino por muestreo y de manera que no haya discriminaciones. En caso de presunta infracción pueden efectuarse controles durante el transporte. Deben permitir comprobar que los animales y los productos destinados a los intercambios cumplen los requisitos aplicables en el lugar de origen (véase más arriba).

Los destinatarios de los animales y productos enviados desde otro Estado miembro son responsables de ellos a su llegada al punto de destino y también a continuación, una vez se ha efectuado el transporte. Éste sería el caso, por ejemplo, de los animales destinados a los mercados. Los destinatarios pueden tener la obligación de notificar con antelación a la autoridad competente del Estado de destino la llegada de animales o productos procedentes de otro Estado miembro.

En caso necesario, los animales vivos pueden ser puestos en cuarentena en la explotación de destino o, eventualmente, en una estación de cuarentena.

Se pueden efectuar controles en los lugares en los que pueden introducirse los animales vivos y productos procedentes de un tercer país, en particular los puertos, aeropuertos y los puestos de inspección fronterizos con los países terceros. En dichos controles, los Estados miembros deben velar por que se adopten las siguientes medidas:

  • comprobar los certificados o documentos que acompañen a los animales o productos;
  • someter a los animales y productos de origen comunitario a las normas de control previstas por el lugar de origen;
  • someter a los productos de terceros países a las normas previstas por la Directiva 97/78/CE;
  • someter a los animales de terceros países a las normas previstas por la Directiva 91/496/CE.

Cuando, al efectuar un control, las autoridades competentes comprueben lo siguiente:

  • la presencia de agentes causantes de una enfermedad o la procedencia peligrosa de los animales o productos: los animales afectados serán puestos en cuarentena o sacrificados y destruidos;
  • el incumplimiento, por parte de los animales o los productos, de las condiciones establecidas en las directivas europeas o en las reglamentaciones nacionales en materia de policía sanitaria: es posible la aplicación de varias medidas, principalmente el mantenimiento de los animales bajo control, su reexpedición, sacrificio o destrucción.

Disposiciones comunes

En caso de aparición de zoonosis, enfermedad o riesgo para la salud humana o animal, el Estado miembro de expedición debe tomar las medidas apropiadas de prevención y de lucha, incluidas medidas de restricción de movimiento en caso de grave riesgo. El Estado miembro de destino o de tránsito puede tomar medidas de prevención, como la puesta en cuarentena. La Comisión procederá lo antes posible a evaluar la situación y a decidir las medidas que se tomarán.

Los Estados miembros deben velar por que los agentes económicos que efectúen intercambios intracomunitarios de animales o productos lleven un registro en el que se mencionen las entregas y el destino posterior de los mismos.

La Comisión implanta un sistema informatizado de enlace entre las distintas autoridades veterinarias: el sistema TRACES.

El 1 de julio de 1992, se eliminaron los controles veterinarios de todos los animales vivos, habida cuenta de los progresos registrados en materia de controles de animales procedentes de terceros países y de planes de lucha contra la fiebre aftosa y la peste porcina.

Términos clave del acto
  • Control veterinario: cualquier control físico y/o cualquier formalidad administrativa que se refiera a los animales o a los productos contemplados en el artículo 1 y que estén destinados directa o indirectamente a garantizar la protección de la salud pública o animal.
  • Controles zootécnicos: cualquier control físico y/o cualquier formalidad administrativa que se refiera a los animales incluidos en las directivas mencionadas en la parte II del Anexo A y que estén destinadas directa o indirectamente a garantizar la mejora de las razas de animales

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial
Directiva 90/425/CEE

26.7.1990

31.12.1991

DO L 224 de 18.8.1990

Acto(s) modificativo(s)Entrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial
Directiva 90/675/CEE

18.12.1990

31.12.1991

DO L 373 de 31.12.1990

Directiva 91/496/CEE

19.8.1991

1.12.1991 (artículos 6, 13, 18, 21);
1.7.1992 (otras disposiciones)

DO L 268 de 24.9.1991

Directiva 92/60/CEE

20.7.1992

1.7.1992

DO L 268 de 14.9.1992

Directiva 2009/156/CE

12.8.2010

-

DO L 192 de 23.7.2010

Las modificaciones y correcciones sucesivas de la Directiva 90/425/CEE se han incorporado al texto de base. La versión consolidada tiene un valor meramente documental.

MODIFICACIÓN DE LOS ANEXOS

Anexo A - Legislación comunitaria que detalla los animales y productos que entran en el ámbito de la presente Directiva
Directiva 90/539/CEE - Diario Oficial L 303 de 31.10.1990;
Directiva 91/68/CEE - Diario Oficial L 46 de 19.12.1991;
Directiva 91/174/CEE - Diario Oficial L 85 de 5.04.1991;
Directiva 91/628/CEE - Diario Oficial L 340 de 11.12.1991;
Directiva 92/65/CEE - Diario Oficial L 268 de 14.9.1992;
Directiva 92/118/CEE - Diario Oficial L 62 de 15.3.1993;
Directiva 2002/33/CE - Diario Oficial L 315 de 19.11.2002.

Anexo B - Otros animales y productos que entran en el ámbito de la Directiva
Directiva 90/539/CEE - Diario Oficial L 303 de 31.10.1990;
Directiva 91/68/CEE - Diario Oficial L 46 de 19.12.1991;
Directiva 92/60/CEE - Diario Oficial L 268 de 14.9.1992;
Directiva 92/118/CEE - Diario Oficial L 62 de 15.3.1993.

Última modificación: 10.12.2010
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba