RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Contenidos máximos de determinados contaminantes

La Unión Europea (UE) fija los contenidos máximos de determinados contaminantes con vistas a reducir su presencia en los productos alimenticios a los niveles más bajos posibles que razonablemente permitan las buenas prácticas de fabricación o agrícolas. El objetivo es alcanzar un nivel elevado de protección de la salud pública, en particular para los grupos más sensibles de la población: los niños, las personas alérgicas, etc.

ACTO

Reglamento (CE) nº 1881/2006, de 19 de diciembre de 2006, por el que se fija el contenido máximo de determinados contaminantes en los productos alimenticios [Véanse los actos modificativos].

SÍNTESIS

El presente Reglamento fija las cantidades máximas de algunos contaminantes: nitratos, micotoxinas * (aflatoxinas, ocratoxina A, patulina y toxinas de fusarium), metales pesados (plomo, cadmio, mercurio), monocloropropano-1,2-diol (3-MCPD), dioxinas y PCB similares a las dioxinas, los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), así como el estaño inorgánico.

No pueden comercializarse los productos alimenticios con contenidos de contaminantes superiores a los especificados en el anexo del Reglamento.

Estos contenidos máximos afectan a la parte comestible de los productos alimenticios y a los productos alimenticios compuestos o transformados, secados o diluidos, mediante la aplicación de un factor de concentración o dilución, o teniendo en cuenta las proporciones relativas de los ingredientes en el producto compuesto.

Además, el Reglamento fija los contenidos máximos en contaminantes al nivel más bajo que permiten razonablemente las buenas prácticas de fabricación o las buenas prácticas agrícolas (ALARA, As Low As Reasonably Achievable - tan bajo como sea razonablemente posible).

CONTAMINANTES

Nitratos

Se encuentran presentes principalmente en las hortalizas (espinacas y lechuga).

Algunos Estados miembros están autorizados a poner a la venta temporalmente en su territorio espinacas o lechugas que presenten un contenido de nitratos superior al fijado en el anexo del Reglamento, con la condición de que dicho contenido siga siendo aceptable desde el punto de vista de la salud pública. Este período transitorio debe permitir a los Estados miembros afectados adoptar las medidas necesarias con el fin de respetar lo antes posible las normas comunitarias.

Los contenidos máximos de nitratos en las hortalizas se fijan en función de la estación.

La ingesta diaria admisible (IDA) establecida por el Comité Científico de la alimentación humana (CCAH) es de 3,65 mg/kg de peso corporal (pc).

Aflatoxinas

Son sustancias carcinógenas genotóxicas que se desarrollan cuando los niveles de temperatura y humedad son elevados.

Los métodos de selección u otros tratamientos físicos permiten reducir el contenido de aflatoxinas en el caso de determinados productos, como los cacahuetes, los frutos de cáscara, los frutos secos, el maíz y el arroz.

El Reglamento admite contenidos de aflatoxinas más elevados en los productos en cuestión cuando no se destinen al consumo humano directo o a su utilización como ingredientes de productos alimenticios.

La ocratoxina A (OTA)

La ocratoxina A es una micotoxina producida por determinados hongos (especies «Penicillium» y «Aspergillus») con propiedades carcinógenas, nefrotóxicas, teratógenas, inmunotóxicas y, posiblemente, neurotóxicas. Se la ha asociado también a la nefropatía en los seres humanos.

Se encuentra presente de manera natural en numerosos productos vegetales de todo el mundo, como los cereales, los granos de café, el cacao y los frutos secos.

El Reglamento establece contenidos máximos para cereales, productos a base de cereales, uvas pasas, café tostado, vino, zumo de uva, especies, regaliz y alimentos para lactantes y niños de corta edad.
La ingesta semanal tolerable de ocratoxina A es de 120 ng/kg pc.

Patulina

La patulina es una micotoxina producida por varios tipos de hongos. Puede encontrarse en los zumos de frutas, especialmente en el de manzana.

La ingesta diaria tolerable máxima provisional para esta sustancia es de 0,4 µg/kg de peso corporal (pc).

Toxinas de Fusarium

Una variedad de hongos Fusarium produce una serie de micotoxinas * de la clase de los tricotecenos como el deoxinivalenol (DON), el nivalenol (NIV), la toxina T-2, la toxina HT-2, así como un cierto número de otras toxinas (zearalenona y fumonisinas). Los hongos Fusarium suelen estar presentes en los cereales cultivados en las regiones templadas de América, Europa y Asia. Varios de los hongos Fusarium que producen toxinas son capaces de formar, en grados variables, dos o más de las toxinas antes citadas.

El CCAH aprobó seis dictámenes en los cuales establece una ingesta diaria admisible (IDA) para dichas toxinas. Establece una IDA para el deoxinivalenol de 1 microgramo/kg pc, una IDA provisional de 0,2 microgramos/kg pc para la zearalenona, una IDA de 2 microgramos/kg pc para las fumonisinas, una IDA provisional de 0,7 microgramos/kg pc para el nivalenol, una IDA combinada provisional de 0,06 microgramos/kg pc para las toxinas T-2 y HT-2 y un dictamen sobre los tricotecenos como grupo.

Tomando como base los dictámenes científicos y la evaluación de la ingesta alimentaria, el Reglamento establece contenidos máximos para el deoxinivalenol, la zearalenona y las fumonisinas.

Además, la presencia de toxinas T-2 y TH-2 puede ser preocupante para la salud pública, tal como se indica en el Reglamento; por lo tanto, la Comisión va a diseñar un método fiable y sensible de detección de estas toxinas y proseguir los estudios sobre las causas de su aparición en los cereales y en particular en la avena.

Plomo

La absorción de plomo puede constituir un grave riesgo para la salud pública dado que puede provocar un retraso del desarrollo mental e intelectual de los niños y causar hipertensión y enfermedades cardiovasculares en los adultos.

Cadmio

La absorción de cadmio constituye igualmente un riesgo para el ser humano dado que puede provocar afecciones renales, alteraciones óseas y fallos del aparato reproductor.

Mercurio

Esta sustancia puede provocar alteraciones del desarrollo normal del cerebro de los lactantes y, a niveles más elevados, puede causar modificaciones neurológicas en los adultos. El mercurio contamina principalmente el pescado y los productos de la pesca.

El metilmercurio es la forma química más preocupante del mercurio.

Monocloropropano-1,2-diol (3-MCPD)

Esta sustancia carcinógena se origina durante la transformación de los alimentos en ciertas condiciones. En particular, puede producirse durante la producción del ingrediente alimenticio denominado «proteína vegetal hidrolizada», mediante el método de hidrólisis ácida.

El ajuste de los procedimientos de producción ha permitido una disminución significativa del 3-MCPD en este producto. Las fuentes principales de 3-MCPD en la ingesta alimentaria son la salsa de soja y los productos a base de salsa de soja.

La ingesta diaria admisible (IDA) es de 2 µg/kg pc.

Dioxinas y policlorobifenilos (PCB) similares a las dioxinas

Las dioxinas y los policlorobifenilos (PCB) similares a las dioxinas son sustancias químicas resultantes de determinados procesos naturales (vulcanismo e incendios forestales) o industriales (fabricación de plaguicidas, metales o pinturas, el blanqueo de papel, la incineración, etc.).

Los PCB son sustancias químicas cuya presencia está muy extendida y que antes se utilizaban en los materiales de construcción, los lubricantes, las sustancias impermeabilizantes y las pinturas. Estos dos tipos de sustancias pueden tener graves efectos en la salud, llegando a provocar cáncer, alteraciones del sistema inmunitario y del sistema nervioso, lesiones hepáticas y esterilidad.

La IST es de 14 pg de equivalentes tóxicos de la Organización Mundial de la Salud (EQT-OMS)/kg picogramos.

Hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP)

Algunos de ellos son cancerígenos genotóxicos. La contaminación con HAP puede producirse durante los procesos de ahumado, calentamiento y secado de los alimentos o por contaminación medioambiental, en particular, en peces.

A fin de proteger la salud pública es preciso fijar contenidos máximos de benzo(a)pireno en determinados alimentos que contienen grasas y aceites, así como en alimentos sometidos a procesos de ahumado y secado susceptibles de ocasionar altos niveles de contaminación. También es necesario fijar contenidos máximos para los alimentos expuestos a un alto nivel de contaminación medioambiental, especialmente el pescado y los productos de la pesca, contaminados, por ejemplo, a raíz de los vertidos de hidrocarburos de los barcos.

Estaño inorgánico

Este tipo de estaño puede encontrarse en los alimentos en conserva y las bebidas enlatadas. Puede provocar irritaciones gástricas en determinados grupos sensibles de la población, por ejemplo los niños.

Para los alimentos en conserva distintos de las bebidas, el contenido máximo se fijó en 200 mg/kg. Para las bebidas enlatadas, el contenido máximo se fijó en 100 mg/kg.

PROHIBICIÓN RELATIVA A LA MEZCLA

Los productos alimenticios que cumplan los contenidos máximos de contaminantes no se pueden mezclar con otros productos alimenticios que superen estos contenidos máximos. Según esta lógica, los productos alimenticios que vayan a ser sometidos a un tratamiento de selección o de otro tipo para reducir los niveles de contaminación no se mezclarán con productos alimenticios destinados al consumo humano.

NORMAS ESPECÍFICAS DE ETIQUETADO

El etiquetado de los cacahuetes y el resto de semillas oleaginosas, los frutos de cáscara, los frutos secos y el de maíz que se comercializan como productos destinados a ser sometidos a un proceso de selección, u otro tratamiento físico, antes del consumo humano directo debe llevar la indicación: «producto destinado a ser sometido a un tratamiento de selección u otros métodos físicos con objeto de reducir la contaminación de aflatoxinas antes de su consumo humano o su utilización como ingrediente de productos alimenticios».

Asimismo, el etiquetado de los cacahuetes, el resto de semillas oleaginosas y sus productos derivados y los cereales debe indicar la utilización prevista y mencionar el código de identificación del lote. En caso de que no exista ninguna indicación clara de que su uso previsto no incluye el consumo humano, se aplicarán los contenidos máximos establecidos en el Reglamento.

Los contenidos máximos establecidos en el anexo se aplican a las lechugas «cultivadas al aire libre».

SUPERACIÓN DE LOS LÍMITES

Aflatoxinas

Los cacahuetes y el resto de semillas oleaginosas, los frutos de cáscara, los frutos secos, el arroz y el maíz cuyos contenidos máximos especificados en el anexo del Reglamento se hayan superado pueden comercializarse:

  • si no se destinan al consumo humano y
  • si no superan los límites máximos que se aplican a estos mismos productos destinados a un tratamiento de selección antes de su consumo humano.

Nitratos

Se han concedido excepciones a algunos países respecto a la superación de los contenidos máximos de nitratos. Solamente contemplan la producción y el consumo dentro del territorio del país en cuestión de productos como las espinacas frescas (Bélgica, Irlanda y Reino Unido) y las lechugas (Irlanda y Reino Unido).

Dioxinas y PCB similares a las dioxinas

El Reglamento concede a Finlandia y Suecia una excepción para la superación de los contenidos máximos de dioxinas y PCCB de tipo dioxina hasta el 31 de diciembre de 2011 para la producción y consumo sólo dentro de su territorio de salmón, arenque, lamprea de río, trucha, salvelino y huevos de corégono blanco originarios del Báltico.

CONTROL Y VIGILANCIA

Los Estados miembros deben controlar el contenido de nitratos en las hortalizas, en particular las de hoja verde. Comunican sus resultados a la Comisión a más tardar el 30 de junio de cada año.

Además comunican cada año a la Comisión los resultados de las investigaciones efectuadas sobre la presencia de contaminantes en los productos alimenticios.

COMERCIALIZACIÓN DE LAS EXISTENCIAS

El Reglamento permite la comercialización de existencias para los alimentos que superan los contenidos máximos de contaminantes que se comercializaron antes de la fecha de entrada en vigor de los límites de los respectivos contaminantes.

CONTENIDOS MÁXIMOS EN ALIMENTOS PARA NIÑOS

El Reglamento establece unos contenidos máximos tan bajos como sea razonablemente posible para los alimentos infantiles para lactantes y niños de corta edad, con el fin de proteger la salud de ese grupo vulnerable. Estos valores máximos se aplicarán igualmente a los productos alimenticios destinados a lactantes y niños de corta edad a los que hacen referencia la Directiva 2006/125/CE y la Directiva 2006/141/CE.

Contenidos máximos para lactantes y niños de corta edad, según el Reglamento:

  • nitratos: 200 mg/kg;
  • aflatoxina B1: 0,10 µg/kg;
  • aflatoxina M1: 0,025 µg/kg;
  • ocratoxina A: 0,50 µg/kg, el mismo que para los alimentos dietéticos destinados a usos médicos especiales dirigidos específicamente a los lactantes;
  • patulina: 10 µg/kg;
  • deoxinivalenol: 200 µg/kg;
  • zearalenona: 20 µg/kg, el mismo que para los alimentos elaborados a base de maíz para lactantes y niños de corta edad;
  • fumonisinas: 200 µg/kg para los alimentos elaborados a base de maíz para lactantes y niños de corta edad;
  • plomo: 0,020 mg/kg de peso fresco;
  • estaño inorgánico: 50 mg/kg de peso fresco, y el mismo para los preparados para lactantes y preparados de continuación, y para los alimentos dietéticos enlatados destinados a usos médicos especiales específicamente destinados a los lactantes, excepto los productos deshidratados y en polvo;
  • benzo(a)pireno: 1 µg/kg de peso fresco, y el mismo contenido máximo para los preparados para lactantes y preparados de continuación, y para los alimentos dietéticos destinados a usos médicos especiales dirigidos específicamente a los lactantes.
Términos clave del acto
  • Micotoxinas: determinados tipos de mohos de origen fúngico producen venenos peligrosos, en particular la familia de las micotoxinas. El término micotoxina viene del griego «mycos», que significa hongo, y del latín «toxicum», que significa veneno. Designa las sustancias químicas tóxicas producidas por algunos mohos que se desarrollan en algunos productos alimenticios, en particular en los cereales.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial

Reglamento (CE) n° 1881/2006

9.1.2007

Aplicable a partir del 1.3.2007

DO L 364 de 20.12.2006

Acto(s) modificativo(s)Entrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial

Reglamento (CE) n° 1126/2007

30.9.2007

-

DO L 255 de 29.9.2007

Reglamento (CE) n° 629/2008

23.7.2008

-

DO L 173 de 3.7.2008

Reglamento (UE) n° 165/2010

9.3.2010

-

DO L 50 de 27.2.2010

Las modificaciones y correcciones sucesivas del Reglamento (CE) nº 1881/2006 se han integrado en el texto de base. Esta versión consolidada tiene un valor meramente documental.

ACTOS CONEXOS

MUESTREO Y MÉTODOS DE ANÁLISIS

Reglamento (CE) nº 333/2007 (control oficial de los niveles de plomo, cadmio, mercurio, estaño inorgánico, 3-MCPD y benzo(a)pireno en los productos alimenticios) [Diario Oficial L 88 de 29.3.2007].

Reglamento (CE) nº 1883/2006 (por el que se establecen métodos de muestreo y de análisis para el control oficial de los niveles de dioxinas y PCB similares a las dioxinas en determinados productos alimenticios)[Diario Oficial L 364 de 20.12.2006].

Reglamento (CE) nº 1882/2006 (por el que se establecen los métodos de muestreo y de análisis para el control oficial del contenido de nitratos en ciertos productos alimenticios). [Diario Oficial L 364 de 20.12.2006].

Reglamento (CE) nº 401/2006 (por el que se establecen los métodos de muestreo y de análisis para el control oficial del contenido de micotoxinas en los productos alimenticios). [Diario Oficial L 70 de 9.3.2006].
Modificado por:
Reglamento (UE) n° 178/2010 [Diario Oficial L 52 de 3.3.2010].

IMPORTACIONES

Reglamento (CE) nº 1152/2009 de la Comisión, de 27 de noviembre de 2009, por el que se establecen condiciones específicas para la importación de determinados productos alimenticios de algunos terceros países debido al riesgo de contaminación de dichos productos por aflatoxinas y se deroga la Decisión 2006/504/CE [Diario Oficial L 313 de 28.11.2009].

Última modificación: 25.06.2010
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba