RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Contaminantes en la alimentación humana

Los contaminantes son sustancias que no se agregan intencionadamente a los alimentos sino que pueden encontrarse en ellos como residuos resultantes de su producción, acondicionamiento, transporte o almacenamiento, o como consecuencia de contaminación medioambiental. Para limitar el impacto negativo de los contaminantes en los alimentos y evitar los riesgos que pueden representar para la salud humana, la Unión Europea (UE) ha adoptado medidas para reducir su contenido en la alimentación.

ACTO

Reglamento (CEE) nº 315/93 del Consejo de 8 de febrero de 1993 por el que se establecen procedimientos comunitarios en relación con los contaminantes presentes en los productos alimenticios [Véanse los actos modificativos].

SÍNTESIS

El Reglamento (CEE) nº 315/93 prohíbe la introducción en el mercado de productos alimenticios que contengan una cantidad inaceptable de sustancias residuales. Estas sustancias, llamadas contaminantes, son resultado de los tratamientos sufridos por los alimentos desde su producción o de contaminación medioambiental. Pueden constituir un riesgo para la salud pública. Por ello, la Unión Europea regula los contenidos de contaminantes aceptables y los mantiene en los niveles más bajos posibles desde el punto de vista toxicológico.

El Reglamento no se aplica a contaminantes que sean objeto de una normativa más específica ni a partículas extrañas, tales como restos de insectos, pelos de animales y otras.

Los Estados miembros pueden adoptar medidas más rigurosas respecto del presente Reglamento cuando sospeche que la presencia de un contaminante puede representar un peligro para la salud humana. En ese caso, dicho Estado miembro informará inmediatamente de ello a los demás Estados miembros y a la Comisión, exponiendo los motivos de su decisión. La Comisión examinará los motivos alegados por el Estado miembro a la mayor brevedad posible y adoptará las medidas adecuadas tras haber consultado al Comité Permanente de la Cadena Alimentaria y de Sanidad Animal. Este Comité asiste a la Comisión en todas las cuestiones relativas a los contaminantes, incluida la definición de las tolerancias máximas autorizadas.

Los Estados miembros no pueden prohibir la comercialización de productos alimenticios que sean conformes con el presente Reglamento.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial
Reglamento (CEE) n° 315/93

1.3.1993

-

DO L 37 de 13.2.1993

Acto(s) modificativo(s)Entrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial
Reglamento (CE) nº 1882/2003

20.11.2003

-

DO L 284 de 31.10.2003

Reglamento (CE) nº 596/2009

7.8.2009

-

DO L 188 de 18.7.2009

Las modificaciones y correcciones sucesivas del Reglamento (CEE) nº 315/93 se han integrado en el texto de base. Esta versión consolidada tiene un valor meramente documental.

ACTOS CONEXOS

Reglamento (CE) nº 1881/2006 de la Comisión, de 19 de diciembre de 2006, por el que se fija el contenido máximo de determinados contaminantes en los productos alimenticios [Diario Oficial L 364 de 20.12.2006].
Este Reglamento establece los contenidos máximos admisibles para los nitratos, las micotoxinas, los metales, las dioxinas, los hidrocarburos aromáticos policíclicos, etc. presentes en los productos alimenticios.
Véase la versión consolidada

Última modificación: 09.12.2010
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba