RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

Los plaguicidas

La Unión Europea (UE) establece un marco de actuación comunitaria para conseguir un uso sostenible de los plaguicidas. Las medidas propuestas se refieren especialmente al refuerzo de la vigilancia, a la formación y la información de los usuarios, así como a las medidas específicas de utilización de dichas sustancias.

ACTO

Directiva 2009/128/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de octubre de 2009, por la que se establece el marco de actuación comunitaria para conseguir un uso sostenible de los plaguicidas.

SÍNTESIS

Los plaguicidas se utilizan en la agricultura para regular el crecimiento de los vegetales en las superficies no agrícolas o con otros fines (por ejemplo, los productos biocidas utilizados para la conservación de la madera, la desinfección o ciertos usos domésticos). También se utilizan para matar o combatir organismos nocivos.

Ámbito de aplicación

La presente Directiva marco únicamente incluye los plaguicidas que son productos fitosanitarios. No se aplica a los productos biocidas.

Los Estados miembros pueden aplicar el principio de cautela para limitar o prohibir la utilización de plaguicidas en zonas o circunstancias específicas.

Planes de acción nacionales

Los planes de acción nacionales deben contener objetivos, medidas y calendarios para reducir los riesgos de la utilización de plaguicidas en la salud humana y el medio ambiente. También deben favorecer la utilización de métodos o técnicas de sustitución más ecológicas.

Los planes de acción nacionales también incluyen indicadores para controlar la utilización de productos fitosanitarios que contengan sustancias activas especialmente preocupantes.

Formación, venta de plaguicidas e información

Los Estados miembros ponen en marcha un sistema de formación destinado a usuarios profesionales, distribuidores y asesores. Dichas formaciones se aprobarán con la obtención de un certificado. Tales certificados acreditarán que los usuarios profesionales, distribuidores y asesores han adquirido un conocimiento suficiente sobre: la legislación en vigor, los riesgos y peligros asociados a los plaguicidas, los medios de detección y de control, los procedimientos para preparar el material, las medidas de emergencia en caso de accidente, etc.

Las personas encargadas de la venta de plaguicidas para uso profesional deben ser titulares del certificado antes mencionado.

Los Estados miembros deben informar al público y fomentar los programas de información y de sensibilización sobre los riesgos del uso de los plaguicidas para la salud humana, los organismos no nocivos y el medio ambiente.

Inspección de los equipos de aplicación de plaguicidas

Los Estados miembros designarán a los organismos que deben inspeccionar cada cinco años los equipos de aplicación de plaguicidas para uso profesional. A partir de 2020, la frecuencia de inspecciones aumentará a una vez cada tres años. Estas inspecciones sirven para verificar que los equipos funcionan de manera fiable y que se utilizan como corresponde a su finalidad, de forma que los plaguicidas puedan dosificarse y distribuirse con precisión.

Las inspecciones se realizan en el siguiente material: elementos de transmisión, bombas, dispositivos de agitación, tanques, sistemas de medida, regulación y control, tubos y mangueras, filtros, etc.

Pulverización aérea de plaguicidas

La pulverización aérea de plaguicidas está prohibida. Sin embargo, existen excepciones cuando no hay ninguna alternativa viable o la pulverización aérea presenta ventajas desde el punto de vista de la salud humana o del medio ambiente con respecto a la aplicación terrestre de plaguicidas. Cuando se acuerda una excepción, deben tomarse medidas de información y protección.

Protección del medio acuático y del agua potable

Los Estados miembros contemplan medidas específicas para proteger el medio acuático y el suministro de agua potable. Estas medidas dan prioridad al uso de los productos menos nocivos, las técnicas más eficaces, los materiales que limitan la dispersión de los productos y la ordenación de zonas tampón a lo largo del curso de agua. Estas medidas también pretenden reducir o prohibir las pulverizaciones próximas a carreteras o vías férreas, o aquellas en superficies susceptibles de contaminarse por filtración o por escorrentía de las aguas superficiales o subterráneas.

Protección de zonas sensibles

En determinadas zonas sensibles, la utilización de los plaguicidas está prohibida o estrictamente limitada. Esta medida pretende proteger las zonas contempladas en las Directivas «Aves silvestres» y Hábitats, así como las zonas que frecuenta el público en general o grupos sensibles de población (parques, jardines públicos, campos de deportes, áreas de recreo, etc.).

Gestión integrada de plagas

La gestión integrada de plagas da prioridad a las soluciones menos peligrosas para la salud humana y el medio ambiente. Por tanto, los profesionales deben considerar todos los métodos de protección de plantas para erradicar las plagas. Deben dar prioridad, especialmente, a aquellas que perturben menos los ecosistemas agrícolas, y fomentar los mecanismos naturales de gestión de plagas. Estos principios generales en materia de gestión integrada serán obligatorios a partir del 1 de enero de 2014.

Indicadores de riesgo

La Comisión establece indicadores armonizados según las estadísticas recogidas por los Estados miembros. Estos indicadores permiten estimar las tendencias en materia de riesgos asociados a la utilización de plaguicidas.

Los Estados miembros pueden utilizar sus propios indicadores nacionales, como complemento de los indicadores armonizados en el ámbito comunitario.

Contexto

Al principio, la Directiva marco era una de las dos propuestas legislativas que acompañaban la comunicación de 2006 denominada Estrategia temática para el uso sostenible de los plaguicidas. La otra propuesta legislativa derivó en la adopción del Reglamento (CE) nº 1107/2009 relativo a la comercialización de productos fitosanitarios.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial

Directiva 2009/128/CE

25.11.2009

14.12.2011

DO L 309 de 24.11.2009

La presente ficha de síntesis se divulga a título informativo y no pretende interpretar o sustituir el documento de referencia.

Última modificación: 27.04.2010
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba