RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Protección de los animales en las explotaciones ganaderas

La Unión Europea establece normas generales relativas a la protección de los animales en las explotaciones ganaderas, independientemente de su especie. Dichas normas se aplican a los animales criados para la producción de alimentos, lana, pieles, cuero u otros fines agrícolas, incluidos peces, reptiles y anfibios.

ACTO

Directiva 98/58/CE del Consejo, de 20 de julio de 1998, relativa a la protección de los animales en las explotaciones ganaderas [Véanse los acto(s) modificativo(s)].

SÍNTESIS

Todos los Estados miembros han ratificado el Convenio europeo de protección de los animales en explotaciones ganaderas (EN) (FR), cuyos principios se refieren a la estabulación, alimentación y cuidados adecuados a las necesidades de los animales.

Los Estados miembros deben tener en cuenta exigencias en materia de bienestar animal en la elaboración y aplicación de la legislación europea, y especialmente en los ámbitos de la política agrícola.

Los animales

Esta directiva se aplica a los animales (incluidos peces, reptiles y anfibios) criados o mantenidos para la producción de alimentos, lana, cuero, pieles u otros fines agrícolas. No se aplica a

  • los animales que viven en el medio natural,
  • los animales destinados a participar en competiciones deportivas o en actividades culturales (exposiciones),
  • los animales de experimentación o de laboratorio y
  • los animales invertebrados.

Las condiciones de cría

Los Estados miembros deben adoptar disposiciones para que los propietarios o criadores de animales garanticen el bienestar de los animales y tomen las medidas adecuadas para que estos no experimenten dolor, sufrimiento ni daños inútiles. De conformidad con la experiencia adquirida y los conocimientos científicos, las condiciones de cría deben ajustarse a lo siguiente:

  • el personal: el personal responsable del cuidado de los animales deberá ser suficientemente numeroso y poseer las aptitudes, los conocimientos y la capacitación profesional adecuadas;
  • la inspección: los animales criados en explotaciones serán inspeccionados una vez al día, como mínimo. Los animales heridos o enfermos recibirán cuidados de inmediato, y, en caso necesario, se aislarán en lugares adecuados;
  • el mantenimiento de registros: el propietario o criador de los animales llevará un registro en el que deberá figurar todo tratamiento médico prestado, y lo conservará durante un periodo mínimo de tres años;
  • la libertad de movimientos: los animales deben poder disponer de un espacio adecuado que les permita desplazarse sin experimentar dolor ni daños inútiles, incluso si están atados, encadenados o sujetos;
  • los edificios y locales de estabulación: los materiales utilizados en la construcción de estos edificios deberán poderse limpiar y desinfectar. La circulación de aire, el nivel de polvo, la temperatura y la humedad deberán mantenerse dentro de límites aceptables. Los animales alojados en edificios no permanecerán de forma ininterrumpida en la oscuridad ni estarán expuestos continuamente a la luz artificial;
  • los equipos automáticos o mecánicos: los equipos automáticos o mecánicos que sean indispensables para la salud y bienestar de los animales deberán inspeccionarse al menos una vez al día. Cuando se utilice un sistema de ventilación artificial, deberá existir un sistema de sustitución apropiado para garantizar una renovación suficiente del aire;
  • los alimentos, agua y otras sustancias: los animales recibirán una alimentación sana y adecuada, que se suministrará en cantidad suficiente y a intervalos regulares. Se prohíbe la administración de cualquier otra sustancia, salvo las que se dispensen con fines terapéuticos, profilácticos y para tratamientos zootécnicos. Además, las instalaciones para alimentar y abrevar a los animales deberán minimizar los riesgos de contaminación;
  • las mutilaciones: se aplicará la normativa nacional en la materia;
  • los métodos de cría: no deberán practicarse métodos de cría que ocasionen sufrimiento o daños, salvo si sus efectos son mínimos, momentáneos o están expresamente autorizados por las disposiciones nacionales. No se mantendrá a ningún animal en una explotación ganadera si es perjudicial para su salud o bienestar.

Las inspecciones

Los Estados miembros deberán adoptar las disposiciones necesarias para que la autoridad nacional competente realice inspecciones, y presentarán un informe sobre dichas inspecciones a la Comisión, que, basándose en ese documento, presentará propuestas para la armonización de las inspecciones.

La evaluación y aplicación

Cada cinco años, la Comisión presentará al Consejo un informe sobre la aplicación de esta directiva en el que podrán formularse, en su caso, propuestas de mejora. El Consejo se pronunciará sobre este informe por mayoría cualificada.

Los Estados miembros pondrán en vigor las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas necesarias, incluidas las posibles sanciones, para dar cumplimiento a lo dispuesto en la directiva a más tardar el 31 de diciembre de 1999. Podrán mantener o aplicar disposiciones más estrictas.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial

Directiva 98/58/CE

8.8.1998

31.12.1999

DO L 221 de 8.8.1998

Acto(s) modificativo(s)Entrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial

Reglamento (CE) nº 806/2003

5.6.2003

-

DO L 122 de 16.5.2003

Las modificaciones y correcciones sucesivas de la Directiva 98/58/CE se han integrado en el texto de base. Esta versión consolidada tiene un valor meramente documental.

ACTOS CONEXOS

Informe de la Comisión, de 19 de diciembre de 2006, sobre la experiencia adquirida en la aplicación de la Directiva 98/58/CE, relativa a la protección de los animales en las explotaciones ganaderas [COM(2006) 838 final - no publicado en el Diario Oficial].
En este informe, la Comisión considera necesario que los Estados miembros mejoren la planificación y la realización de las inspecciones, así como el registro y la transparencia de los resultados de dichas inspecciones. Además, la Comisión pone de relieve la necesidad de mejorar la política de formación de las autoridades responsables, disponer de un sistema de notificación mejorado y simplificar los procedimientos para evitar el exceso de burocracia.

Decisión 2006/778/CE de la Comisión, de 14 de noviembre de 2006, por la que se establecen requisitos mínimos para la recogida de información durante la inspección de unidades de producción en las que se mantengan determinados animales con fines ganaderos [Diario Oficial L 314 de 15.11.2006].

Decisión 2000/50/CE de la Comisión, de 17 de diciembre de 1999, relativa a los requisitos mínimos para la inspección de las explotaciones ganaderas [Diario Oficial L 19 de 25.1.2000].

Última modificación: 19.09.2011
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba