RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Peste porcina africana

La Unión Europea establece medidas de prevención y lucha en caso de presencia, efectiva o presunta, de un brote de peste porcina africana. Dichas disposiciones incluyen medidas de información, de prevención y de erradicación de la enfermedad.

ACTO

Directiva 2002/60/CE del Consejo de 27 de junio de 2002 por la que se establecen disposiciones específicas de lucha contra la peste porcina africana y se modifica, en lo que se refiere a la enfermedad de Teschen y a la peste porcina africana, la Directiva 92/119/CEE [Véanse los actos modificativos].

SÍNTESIS

La Directiva establece medidas generales de lucha contra la peste porcina africana en caso de sospecha o confirmación de la aparición de esta enfermedad.

La presencia, efectiva o presunta, de la peste porcina africana será objeto de notificación a la autoridad competente. El Estado miembro implicado informará a la Comisión y a los demás Estados miembros sobre los casos de peste porcina, los focos de la enfermedad y los resultados de las encuestas epidemiológicas.

Sospecha de la presencia de la peste porcina africana en una explotación

En caso de sospecha, el Estado miembro pondrá en práctica inmediatamente los medios de investigación oficiales destinados a confirmar o descartar la presencia de dicha enfermedad. Cuando no pueda descartarse la presencia de peste porcina africana en una explotación, ésta se pondrá bajo vigilancia oficial y se impondrán medidas restrictivas sobre los desplazamientos de cerdos, de cuerpos de cerdos o de productos que pudieran transmitir la enfermedad, así como sobre las entradas y salidas de personas o de vehículos de la explotación.

Se realizará una encuesta epidemiológica.

Confirmación de la presencia de la peste porcina africana en una explotación

Cuando se confirme oficialmente la presencia de la peste porcina africana en una explotación, se matarán todos los cerdos de dicha explotación y sus cuerpos se someterán a una transformación. Toda sustancia (carne, esperma u óvulos) o desperdicio que pueda estar contaminado se destruirá, se someterá a una transformación o se le aplicará un tratamiento que asegure la destrucción del virus.

En el caso de las explotaciones compuestas por varias unidades de producción separadas, se podrán establecer excepciones a dichas medidas en las unidades sanas de producción conforme a condiciones específicas.

Además, los locales, vehículos y materiales que puedan estar infectados se limpiarán y desinfectarán bajo control oficial.

Asimismo, la autoridad competente establecerá alrededor del foco:

  • una zona de protección de un radio de tres kilómetros, incluida a su vez en
  • una zona de vigilancia de un radio mínimo de diez kilómetros.

En dichas zonas se aplicarán medidas de seguridad tales como el censo de todas las explotaciones, la prohibición de todo movimiento o transporte de cerdos y operaciones de limpieza y desinfección. La autoridad competente podrá autorizar, en ciertos casos, la salida de cerdos de una explotación situada en una zona de vigilancia o de protección en un plazo de treinta y cuarenta días respectivamente tras la finalización de las operaciones previas de limpieza, desinfección y, si es necesario, de desinsectación de la explotación infectada.

Sospecha o confirmación de presencia de la peste porcina africana en un matadero o medio de transporte

En caso de sospecha, se confirmará o descartará oficialmente la presencia de la enfermedad.

Cuando se confirme la presencia de la enfermedad, se matarán todos los cerdos que puedan estar infectados y se transformarán todas las sustancias (cuerpos, despojos y desperdicios) de los animales que puedan estar infectados con el fin de asegurar la destrucción del virus.

Se procederá a la limpieza, desinfección y, en caso necesario, desinsectación de los edificios y del equipo, incluidos los vehículos, bajo control oficial.

Se realizará una encuesta epidemiológica. Las explotaciones de contacto * se someterán a las medidas previstas en caso de sospecha de presencia de la enfermedad. En caso de confirmación, se aplicarán las medidas previstas a la exploración de origen de los cerdos infectados.

No se volverán a introducir animales en una explotación, un matadero o un vehículo infectado hasta que no haya transcurrido un periodo mínimo.

Sospecha o confirmación de la presencia de peste porcina africana en jabalíes

Cuando exista sospecha de la presencia de la enfermedad en jabalíes, el Estado miembro tomará las medidas necesarias para confirmar o descartar dicha presencia.

Tan pronto como se haya confirmado la existencia de peste porcina africana en jabalíes, la autoridad competente del Estado miembro afectado creará un grupo de expertos para ayudarla. Determinará la zona infectada y las medidas que han de aplicarse.

La autoridad competente someterá a vigilancia oficial las explotaciones de la zona afectada. Para ello, ordenará que se realice un censo oficial de todas las clases de cerdos de todas las explotaciones, que se separen los cerdos de las explotaciones de los jabalíes y que ningún cerdo entre o salga de la explotación sin autorización.

En un plazo de noventa días a partir de la confirmación de un caso de peste porcina africana, los Estados miembros deberán presentar a la Comisión un plan de erradicación por escrito en el que indiquen las medidas para erradicar la enfermedad en la zona infectada. Cuando la Comisión haya aprobado dichas medidas, éstas sustituirán a las anteriores.

Cada seis meses, el Estado miembro afectado deberá enviar a la Comisión y a los demás Estados miembros un informe sobre los resultados del plan de erradicación y sobre la situación epidemiológica de la zona afectada.

Procedimientos de diagnóstico

Un manual de diagnóstico determina todas las obligaciones, criterios y procedimientos que se deben aplicar a las pruebas de diagnóstico y a los ensayos clínicos. Estas operaciones únicamente se pueden realizar en los laboratorios nacionales autorizados.

Cada Estado miembro designa un laboratorio a escala nacional, y después comunica los datos de este al resto de los Estados miembros y al público. Este laboratorio se responsabiliza de la coordinación de las normas y métodos de diagnóstico empleados para detectar la presencia de la peste porcina africana. Todos los laboratorios nacionales trabajan en colaboración con el laboratorio comunitario de referencia, ubicado en Valdeolmos (España).

Vectores y vacunas

Para evitar todo riesgo de propagación de la enfermedad, se aplicarán, en las explotaciones en las que se haya confirmado algún caso, medidas de investigación y lucha contra los vectores de dicha enfermedad (garrapatas).

Está prohibido el uso de vacunas contra la peste porcina africana en todo el territorio de la Unión Europea.

Planes de urgencia

Cada Estado miembro elaborará un plan de urgencia donde especificará las medidas nacionales que deban aplicarse ante un brote de peste porcina africana de acuerdo con los criterios y exigencias de esta Directiva.

Los Estados miembros velarán por que, en caso de aparición de un foco de peste porcina africana, pueda crearse de inmediato un centro nacional de lucha contra la enfermedad plenamente operativo.

Contexto

Esta Directiva llena un vacío en el control de las enfermedades animales más peligrosas. Se basa en las normas referentes a la peste porcina clásica adoptadas en 2001.

Términos clave del acto
  • Explotación de contacto: toda explotación en que se pueda haber introducido la peste porcina africana, como resultado de su localización, del movimiento de personas, cerdos o vehículos, o de cualquier otra forma.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial
Directiva 2002/60/CE

9.8.2002

30.6.2003

DO L 192 de 20.7.2002

Acto(s) modificativo(s)Entrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial
Directiva 2008/73/CE

3.9.2008

1.1.2010

JO L 219 de 14.8.2008

Las modificaciones y correcciones sucesivas de la Directiva 2002/60/CE se han incorporado al texto de base. Esta versión consolidada tiene un valor meramente documental.

ACTOS CONEXOS

Decisión 2003/422/CE de la Comisión, de 26 de mayo de 2003, por la que se aprueba un manual de diagnóstico de la peste porcina africana [notificada con el número C (2003) 1696] [Diario Oficial L 143 de 11.6.2003].

La presente ficha de síntesis tiene carácter informativo. No pretende interpretar o sustituir el documento de referencia, que sigue siendo el único fundamento jurídico vinculante.

Última modificación: 03.03.2011
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba