RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Medidas «antidumping»

El presente Reglamento transpone las normas antidumping incluidas en el Acuerdo relativo a la aplicación del artículo VI del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994 en el Derecho de la Unión Europea (UE). Establece las normas, incluidas las referentes al cálculo de dumping, los procedimientos para iniciar y llevar a cabo una investigación, la imposición de medidas provisionales y definitivas, y la duración y revisión de las medidas antidumping.

ACTO

Reglamento (CE) nº 1225/2009 del Consejo, de 30 de noviembre de 2009, relativo a la defensa contra las importaciones que sean objeto de dumping por parte de países no miembros de la Comunidad Europea.

SÍNTESIS

Es preciso distinguir el dumping de simples prácticas de venta a bajo precio derivadas de costes inferiores o de una productividad superior. En efecto, el criterio fundamental en este ámbito no es la relación entre el precio del producto exportado y el del mercado del país de importación, sino la relación existente entre el precio del producto exportado y su valor normal. Así pues, se considerará que un producto es objeto de dumping cuando su precio de exportación a la Unión Europea (UE) sea inferior al precio comparable establecido para el producto similar en el país de exportación, en el curso de operaciones comerciales normales.

El valor normal que ha de tomarse en consideración para determinar la existencia de dumping se basará en principio en los precios pagados o por pagar, en el curso de operaciones comerciales normales, por clientes independientes en el país de exportación.

No obstante, si el exportador en el país exportador no fabrica o no vende un producto similar, el valor normal podrá ser calculado sobre la base de los precios de otros vendedores o productores. Por otra parte, podrá utilizarse el coste de producción en el país de origen, cuando el producto similar no sea objeto de ventas en el curso de operaciones comerciales normales (por ejemplo, ventas por una empresa que tenga un monopolio) o cuando, debido a una situación especial del mercado, dichas ventas no permitan una comparación adecuada.

En el caso de importaciones procedentes de países sin economía de mercado, el valor normal se determinará sobre la base del precio o el valor calculado para un país tercero de economía de mercado, o sobre el precio cobrado por dicho país tercero a otros países o, cuando ello no sea posible, sobre cualquier otra base razonable.

El segundo elemento de comparación, es decir, aquel cuya relación con el valor normal en el país de origen determina el margen de dumping, es el precio de exportación. Se trata del precio realmente pagado o por pagar por el producto cuando sea exportado por el país de exportación a la UE.

En los casos en que no exista un precio de exportación o cuando se trate de un precio practicado en el marco de una asociación o de un acuerdo de compensación entre el exportador y el importador o un tercero, no es posible hacer una referencia al precio de exportación. Podrá entonces efectuarse un cálculo del precio a partir del precio al que el producto importado se venda por primera vez a un comprador independiente. Si el producto no se revendiese a un comprador independiente o no se revendiese en el estado en que fue importado, el precio podría calcularse basándose en cualquier otro criterio razonable. Se efectuarán ajustes para tener en cuenta todos los costes soportados entre el momento de la importación y el de la reventa, más los beneficios.

Margen de dumping

Se entenderá por «margen de dumping» el importe en que el valor normal supere al precio de exportación. La comparación se realiza sobre ventas efectuadas en la misma fase comercial y en fechas lo más próximas posible. Se efectuarán los ajustes necesarios a fin de tener en cuenta las diferencias en las condiciones de venta y de imposición, así como las demás diferencias que afecten a la comparabilidad de los precios.

El perjuicio

Para que se establezca un derecho antidumping es necesaria la existencia de otro elemento fundamental: la existencia de un perjuicio material importante para una industria europea, ya se trate de un perjuicio sufrido por una industria establecida en la UE, o de una amenaza de perjuicio o de un retraso significativo en la creación de dicha industria.

La determinación de la existencia de perjuicio se basará en pruebas manifiestas e implicará un examen objetivo de los siguientes elementos:

  • el volumen de las importaciones objeto de dumping, en particular cuando hayan aumentado sensiblemente, o bien en términos absolutos, es decir, en relación con la producción o el consumo de la UE;
  • los precios de las importaciones que sean objeto de dumping, en particular para determinar si ha existido una subcotización significativa de los precios con respecto al precio de un producto similar de la industria europea, baja de los precios o contención de su evolución;
  • el efecto resultante de los mismos en la industria europea de que se trate, en particular en lo que respecta a la producción y la utilización de las capacidades, las existencias, las ventas, la cuota de mercado, la evolución de los precios, los beneficios, el rendimiento de las inversiones, la liquidez y el empleo.

Por otra parte, el efecto del dumping se evaluará en relación con la producción del producto europeo similar, teniendo en cuenta el sector de producción más restringido.

Por último, el término «industria de la UE» se refiere al conjunto de los productores europeos de los productos similares, o a aquellos de entre ellos cuya producción conjunta constituya una proporción importante de la producción de la UE. No obstante, cuando un productor sea al mismo tiempo importador del producto que sea objeto de dumping, la expresión «industria de la UE» podrá entenderse referida al resto de los productores.

Apertura del procedimiento

El procedimiento se inicia tras una denuncia escrita presentada por cualquier persona física o jurídica, o cualquier asociación sin personalidad jurídica que actúe en nombre de una industria de la UE. Cuando, incluso en ausencia de denuncia, un país europeo posea elementos de prueba suficientes sobre prácticas de dumping y de los perjuicios derivados de las mismas para la industria de la UE, transmitirá dichos elementos de prueba a la Comisión.

La denuncia deberá contener elementos de prueba del dumping, del perjuicio y del nexo causal entre ambos elementos. Habrá de contener asimismo información sobre los siguientes puntos:

  • identidad del denunciante y descripción del volumen y valor de la producción europea de que se trate;
  • descripción del producto objeto del supuesto dumping; país de origen; identidad de cada productor o exportador e importador conocido;
  • precio de venta al consumo del producto en el mercado interior del país o de los países de origen o de exportación; precio de exportación del producto;
  • información sobre los cambios en el volumen de las importaciones del producto de que se trate, y efecto de esas importaciones sobre los precios de un producto similar en la UE.

La denuncia se considerará «presentada por la industria de la UE o en su nombre» cuando esté apoyada por productores que representen a más del 50 % de la producción europea.

La denuncia será examinada en el seno de un comité consultivo compuesto por representantes de cada país de la UE y presidido por un representante de la Comisión. Cuando, después de dichas consultas, resulte que la denuncia no aporta elementos de prueba suficientes para justificar la apertura de una investigación, la denuncia será rechazada y se informará de ello al denunciante.

Cuando, al término de las consultas efectuadas en el seno del Comité, resulte que existen elementos de prueba suficientes que justifiquen la apertura de una investigación, la Comisión deberá incoar dicho procedimiento en un plazo de cuarenta y cinco días a partir de la recepción de la denuncia. La Comisión publicará en el Diario Oficial de la Unión Europea un anuncio de apertura de una investigación, en el que se indicarán el producto y los países afectados, se ofrecerá un resumen de la información recibida y se fijará el plazo durante el cual las partes podrán presentar sus puntos de vista y solicitar ser oídas.

La denuncia podrá ser retirada antes de la apertura de la investigación.

Investigación

Esta investigación, realizada por la Comisión en cooperación con los países de la UE, se centrará tanto en el dumping como en el perjuicio. Se elegirá un período de investigación, que normalmente no será inferior a los seis meses inmediatamente anteriores a la apertura del procedimiento. La Comisión remitirá cuestionarios a las partes interesadas, que dispondrán de un plazo mínimo de treinta días para responder al mismo.

La Comisión podrá solicitar a los países de la UE que le faciliten información, que efectúen inspecciones y pesquisas, en particular entre los importadores, operadores comerciales y productores europeos, y que indaguen en países terceros (en este caso, previo consentimiento de las empresas implicadas y siempre que no exista oposición por parte del gobierno del país interesado). Funcionarios de la Comisión podrán prestar su asistencia a los representantes de la administración de los países de la UE en el ejercicio de sus funciones. La propia Comisión podrá efectuar visitas a fin de examinar los libros de las partes interesadas (ésta es la práctica más frecuente); también podrá efectuar ella misma investigaciones en los terceros países de que se trate.

La Comisión podrá oír a las partes interesadas que lo soliciten. También podrá organizar reuniones entre dichas partes para que, en su caso, puedan exponerse tesis opuestas. Las partes interesadas podrán examinar toda la información presentada a la Comisión por cualquiera de las partes en la investigación, con excepción de los documentos confidenciales.

Una investigación finaliza con la conclusión de la misma, o bien al imponerse una medida definitiva. Normalmente la investigación deberá haberse concluido a los quince meses del inicio del procedimiento.

Conclusión del procedimiento sin imposición de medidas

La solución definitiva del procedimiento puede ser negativa. Cuando, tras la realización de consultas, no resulte necesaria ninguna medida de defensa y el Comité consultivo no plantee ninguna objeción, se dará por concluido el procedimiento. Si se plantean objeciones, la Comisión presentará inmediatamente al Consejo un informe sobre los resultados de las consultas, junto con una propuesta de conclusión del procedimiento. El procedimiento se dará por concluido si el Consejo no decide lo contrario.

El procedimiento se dará por concluido cuando se considere que el dumping o el perjuicio son insignificantes. El procedimiento también se dará por concluido sin imponer derechos provisionales o definitivos cuando se ofrezcan compromisos y la Comisión los considere aceptables. Esos compromisos podrán adoptar la forma de una revisión de los precios o un cese de las exportaciones de forma que elimine los efectos perjudiciales del dumping.

Establecimiento de derechos antidumping provisionales

Podrán establecerse derechos provisionales cuando una determinación preliminar positiva haya establecido la existencia de dumping y de perjuicio, y si los intereses de la UE exigen una intervención inmediata para impedir dicho perjuicio. El importe del derecho no deberá sobrepasar el margen del dumping, y deberá ser inferior a dicho margen si este derecho inferior es suficiente para eliminar el perjuicio para la industria europea.

Los derechos deberán imponerse a más tardar nueve meses después de la fecha de apertura del procedimiento. Esos derechos son establecidos por la Comisión, previa consulta del comité o, en caso de extrema urgencia, tras haber informado a los países de la UE. La Comisión informará al Consejo y a los países europeos de esas medidas provisionales. No obstante, el Consejo podrá adoptar una medida diferente.

Establecimiento de derechos antidumping definitivos

Cuando de la comprobación definitiva de los hechos se desprenda que existe dumping y perjuicio y que los intereses de la UE exigen una acción comunitaria, el Consejo podrá establecer un derecho antidumping definitivo. Al igual que en el caso de medidas provisionales, el derecho definitivo no podrá rebasar el margen de dumping, y podrá ser inferior si es suficiente para eliminar el perjuicio.

El derecho deberá aplicarse de manera no discriminatoria sobre las importaciones del producto respecto del cual se haya comprobado la existencia de dumping y de perjuicio. El reglamento por el que se establezca el derecho especificará el importe del derecho para cada proveedor o, si ello no resulta factible, para el país suministrador afectado.

Los derechos provisionales o definitivos no podrán aplicarse de manera retroactiva. No obstante, podrá percibirse un derecho definitivo sobre los productos que se hayan declarado a consumo noventa días, como máximo, antes de la fecha de aplicación de las medidas provisionales.

Interés de la UE

Las medidas antidumping decididas podrán no aplicarse cuando se concluya que su aplicación no responde a los intereses de la UE. A tal fin, deberá procederse a una valoración conjunta de los diferentes intereses en juego, incluyendo los de la industria de la UE y los de usuarios y consumidores. Todas las partes interesadas tienen la oportunidad de dar a conocer su punto de vista.

Duración y reconsideración

Una medida antidumping solo se mantiene en vigor mientras es necesario contrarrestar el dumping que está causando el perjuicio. La duración de los derechos expira cinco años después de su imposición, o cinco años después de la conclusión de la reconsideración más reciente de las medidas. Esa reconsideración se efectuará, bien por iniciativa de la Comisión, bien a petición de los productores europeos. Los derechos siguen vigentes durante el período de reconsideración.

Restitución de los derechos

Los derechos percibidos podrán devolverse cuando el importador pueda probar que el margen de dumping se ha eliminado o reducido a un nivel inferior al derecho antidumping. Para presentar su solicitud de devolución, el importador dispondrá de un plazo de seis meses a partir de la fecha en la que se haya establecido el importe de los derechos definitivos o en la que se haya decidido la percepción definitiva de los derechos provisionales. La solicitud deberá presentarse en el país de la UE donde el producto se despache a libre práctica. El país de la UE remitirá la solicitud a la Comisión, que decidirá previa consulta al Comité.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial

Reglamento (CE) n° 1225/2009

11.1.2010

-

DO L 343, 22.12.2009

Última modificación: 17.02.2011
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba