RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Acuerdo marco de cooperación entre la CE y la Comunidad Andina

Este Acuerdo tiene por objeto dar un nuevo impulso a las relaciones entre la Comunidad Económica Europea (CEE) y los países del Pacto Andino. Su propósito es favorecer el desarrollo de la cooperación en los ámbitos de comercio, inversiones, finanzas y tecnologías. Tiene por objeto también promover el refuerzo y la consolidación del proceso de integración subregional andina.

ACTO

Acuerdo marco de cooperación entre la Comunidad Económica Europea y el Acuerdo de Cartagena y sus países miembros, la República de Bolivia, la República de Colombia, la República del Ecuador, la República del Perú y la República de Venezuela - Canje de notas relativo a los transportes marítimos.

SÍNTESIS

Este Acuerdo entre la CEE y los países miembros del Acuerdo de Cartagena, en lo sucesivo denominado Pacto Andino, se firmó el 23 de abril de 1993 en Copenhague. Su objetivo fundamental es consolidar, profundizar y diversificar las relaciones entre las dos Partes.

Ámbitos de cooperación

Las Partes se comprometen a desarrollar una cooperación económica lo más amplia posible. Los objetivos son:

  • reforzar y diversificar sus vínculos comerciales;
  • desarrollar sus economías de una manera duradera y elevar sus niveles de vida;
  • promover la expansión de los intercambios comerciales para diversificar y abrir nuevos mercados;
  • fomentar los flujos de inversiones, las transferencias tecnológicas y reforzar la protección de las inversiones;
  • reactivar el empleo y mejorar la productividad en el sector del trabajo;
  • favorecer el desarrollo rural y la mejora de la capacidad tecnológica;
  • apoyar el movimiento de integración regional;
  • intercambiar información en materia estadística y metodológica.

Para que la cooperación sea un éxito, es necesario promover los contactos, la participación conjunta de empresas, la asistencia técnica, los proyectos de investigación, el fomento de las empresas mixtas, el intercambio de la información y la constitución de redes de operadores económicos.

Las dos Partes se conceden el tratamiento de nación más favorecida y se comprometen a diversificar sus intercambios comerciales. Se efectuarán estudios para reducir y eliminar los obstáculos al desarrollo del comercio, en particular aquellos que no estén vinculados a aranceles aduaneros. Podrían instaurarse procedimientos de consulta mutua. Las dos Partes se comprometen a realizar actividades de promoción comercial y cooperación entre los servicios aduaneros.

Además las dos Partes se comprometen a concederse recíprocamente la exención de los derechos e impuestos de importación en la admisión temporal de mercancías.

En el ámbito industrial el objetivo es diversificar la base productiva de los países andinos en los sectores industrial y de servicios, con una atención especial a las pequeñas y medianas empresas, con el fin de facilitarles el acceso a las fuentes de capital, a los mercados, a las tecnologías adecuadas y a las acciones de empresas mixtas. Las redes, la utilización ampliada del instrumento financiero «EC investment partners», la cooperación entre los agentes económicos y la creación de un «business council» CE-Pacto Andino y de otros organismos son algunas de las acciones que se desea promover.

El Acuerdo quiere fomentar las inversiones con acuerdos de promoción y protección y otras medidas como la formación de los agentes económicos, los seminarios o la asistencia técnica. Pueden participar en la cooperación los organismos públicos y privados, incluidas las instituciones financieras de carácter regional como la Corporación andina de fomento (CAF) y el Fondo latinoamericano de reservas (FLAR). La cooperación entre instituciones financieras debe también promoverse, favoreciendo el intercambio de la información, experiencias y expertos.

La cooperación científica y tecnológica se propone, en particular, promover los vínculos y las asociaciones permanentes, el intercambio de científicos y de información, la transferencia de tecnologías, la apertura de oportunidades de cooperación económica, industrial y comercial y la innovación tecnológica. Los ámbitos prioritarios son:

  • la investigación científica y tecnológica de alto nivel;
  • el desarrollo y la gestión de las políticas de ciencia y tecnología;
  • la protección y la mejora del medio ambiente;
  • la utilización racional de los recursos naturales;
  • la integración y la cooperación regional en ciencia y tecnología;
  • la biotecnología;
  • los nuevos materiales.

Para ello se prevén acciones de formación así como de intercambio y difusión de información.

En lo que respecta a las normas, el objetivo es reducir las diferencias existentes en los ámbitos de la metrología, la normalización y la certificación, fomentando el recurso a normas y sistemas de certificación compatibles.

Debe promoverse una colaboración para los aspectos relativos a la transferencia de tecnologías, la concesión de licencias, las inversiones conjuntas y la financiación mediante capital de riesgo. Así pues, es necesario identificar los sectores de cooperación, movilizar recursos financieros, apoyar la formación de recursos humanos cualificados y fomentar la innovación.

Las Partes se comprometen a proteger los derechos de propiedad intelectual e industrial incluidas las indicaciones geográficas y las denominaciones de origen.

En el sector minero, las Partes han convenido promover la cooperación a través de la participación de las empresas en la prospección, la exploración y la explotación de los recursos, la creación de actividades que favorezcan a la pequeña y mediana industria minera y el intercambio de experiencias y de tecnología.

También deben realizarse esfuerzos comunes en el ámbito de la energía, en lo que respecta a la planificación energética, el ahorro y la utilización racional de la energía, así como la búsqueda de nuevas fuentes de energía respetuosas con el medio ambiente.

En el ámbito de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones, se trata de fomentar la normalización, las pruebas de conformidad y la certificación, las telecomunicaciones terrestres y espaciales, la electrónica y la microelectrónica, la informatización y la automatización, la televisión de alta definición, la investigación y la promoción de las inversiones.

Las Partes quieren contribuir a un desarrollo sostenible y se esforzarán en reconciliar el desarrollo económico y social con la protección del medio ambiente. Se presta atención especial a los problemas del medio ambiente urbano y a la protección de los ecosistemas. Deberán efectuarse acciones conjuntas para informar y sensibilizar a la opinión pública, intercambiar información, realizar estudios y crear y reforzar estructuras medioambientales públicas y privadas.

Es preciso preservar la diversidad biológica. La cooperación en este ámbito debe tener en cuenta la utilidad socioeconómica, la conservación ecológica y los intereses de las poblaciones indígenas.

Por lo que se refiere al desarrollo, una programación plurianual resulta necesaria. Además son prioritarios los sectores más pobres y las regiones deprimidas, así como la inserción de los problemas medioambientales en la dinámica del desarrollo.

Se establece también una cooperación en los sectores agrícolas, forestales y rurales para aumentar los intercambios y eliminar los posibles obstáculos al comercio, como las medidas sanitarias, fitosanitarias, veterinarias y medioambientales.

Para mejorar la salud, las Partes se proponen desarrollar la investigación conjunta, la transferencia de tecnologías, el intercambio de experiencias y la asistencia técnica. Se dará prioridad a acciones relacionadas con la gestión y la administración de los servicios en cuestión, los programas de la formación profesional, la mejora de las condiciones sanitarias y el bienestar social en el medio urbano y rural, así como la prevención y el tratamiento del SIDA.

La cooperación en desarrollo social tiene por objeto, en particular, mejorar las condiciones de vida de las poblaciones más pobres de los países del Pacto Andino. Se requiere asistencia técnica en la administración de los servicios sociales, la formación profesional y la creación de empleos, la mejora de las condiciones de vivienda e higiene, la prevención en el sector de la salud, la protección de la infancia, los programas de asistencia a los jóvenes y el papel de la mujer.

Las Partes se comprometen también a coordinar e intensificar sus esfuerzos para la prevención, la reducción y la supresión de la producción, la distribución y el consumo ilícito de drogas.

En cuanto a integración y cooperación regional, se da prioridad a la asistencia técnica, a la promoción del comercio subregional, regional e internacional, a la cooperación regional para la protección del medio ambiente, al refuerzo de las instituciones regionales y el apoyo a la aplicación de políticas y actividades comunes y a las comunicaciones regionales.

Además, las Partes cooperan en materia de administración, organización institucional y justicia a nivel nacional, regional y municipal, con intercambios de información y cursos de formación para aumentar la eficacia.

La cooperación en información, comunicación y cultura busca una mejor comprensión de la naturaleza y las finalidades de la CEE y el Pacto Andino así como el refuerzo de los vínculos culturales. Para ello se prevén intercambios de información, manifestaciones culturales, estudios preparatorios y asistencia técnica.

En cuanto a la pesca, las Partes reconocen la importancia de una aproximación de sus intereses respectivos. Se aconsejan programas específicos y estimular la participación del sector privado.

Por otra Parte, la asistencia y los intercambios de la información están previstos también para los ámbitos de transportes, turismo y formación.

Este Acuerdo deja la libertad a los Estados miembros de la Unión Europea para emprender acciones bilaterales con los países del Pacto Andino en el marco de la cooperación económica. Sin embargo, las disposiciones del presente Acuerdo substituyen las de los acuerdos celebrados entre los Estados miembros y los países del Pacto Andino que sean incompatibles con ellas o que sean idénticas a ellas.

Este Acuerdo puede ser ampliado y mejorado por consentimiento mutuo a partir de propuestas de las Partes Contratantes.

Medios

Las Partes se comprometen a poner a disposición los medios convenientes para lograr los objetivos de este Acuerdo, incluidos los medios financieros. Siempre que sea posible deberá realizarse una programación plurianual y fijarse las prioridades.

Para facilitar la cooperación, los países del Pacto Andino conceden a los expertos de la Comisión las garantías y las facilidades necesarias así como la exención de impuestos, tasas y contribuciones sobre los bienes y los servicios que deban importarse en este marco.

Se mantiene la Comisión mixta creada por el Acuerdo de cooperación de 1983, así como la Subcomisión de ciencia y tecnología, la Subcomisión de cooperación industrial y la Subcomisión de cooperación comercial. La Comisión mixta ha de velar por el buen funcionamiento de este Acuerdo y por su coordinación.

Duración

El Acuerdo se celebra por un período de cinco años y se prorrogará tácitamente cada año si ninguna de las Partes lo denuncia por escrito a la otra Parte seis meses antes de su expiración.

Antecedentes

Previamente a este Acuerdo, la CEE y los países del Pacto Andino habían firmado un Acuerdo de cooperación en 1983, la declaración de Roma de 20 de diciembre de 1990 y los comunicados finales de Luxemburgo de 27 de abril de 1991 y de la reunión ministerial de Santiago del 29 de mayo de 1992.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorTransposición en los Estados miembrosDiario Oficial
Acuerdo marco de cooperación entre la Comunidad Económica Europea y el Acuerdo de Cartagena y sus países miembros, la República de Bolivia, la República de Colombia, la República del Ecuador, la República del Perú y la República de Venezuela - Canje de notas relativo a los transportes marítimos1.5.1998-DO L 127 de 29.4.1998

ACTOS CONEXOS

En diciembre de 2003 las Partes firmaron un Acuerdo de diálogo político y cooperación (pdf) (FR ), que una vez ratificado substituirá al Acuerdo de 1993.

Última modificación: 03.05.2007
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba